Imprimir

Empresa y consumidor, unidos en la responsabilidad

nuevatribuna.es | Ana Palencia | Directora de Comunicación de Unilever España | 22 de octubre de 2013

Por Ana Palencia | Unilever trabaja sin descanso para conseguir que los consumidores que elijan nuestras marcas puedan hacerlo firmemente convencidos de que están ejerciendo una elección de consumo responsable.

2.000 millones de veces al día, en algún lugar del mundo, alguno de los productos de Unilever se adentra en los hogares de millones de consumidores. Esto representa un gran éxito, pero a la vez se traduce en un gran reto y en una importante responsabilidad.

La visión de Unilever es trabajar para crear un futuro mejor cada día, y eso pasa por el desarrollo de productos que cuiden de la piel, del abastecimiento de materias primas provenientes de origen sostenible, de la reducción del consumo energético y de agua en la producción de nuestros productos, de la optimización del transporte para reducir el impacto medioambiental, etc.

Todas estas consideraciones y muchísimas más, forman parte del propósito de Unilever como compañía sostenible de crecer y desarrollar nuevas formas de emprender el negocio que hagan aumentar los beneficios para la sociedad a la vez que reduce el impacto ambiental y genera un impacto social positivo. Este propósito se materializa en el Plan Unilever para una Vida Sostenible, que se traducirá en tres resultados significativos antes del año 2020: ayudaremos a más de mil millones de personas a mejorar sus hábitos en salud y bienestar, reduciremos a la mitad el impacto medioambiental generado a partir de la fabricación y el uso de nuestros productos y mejoraremos la calidad de vida de cientos de miles de personas en nuestra cadena de suministro.

Según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, las políticas más efectivas para reducir el impacto ambiental del sector doméstico consisten en una combinación de medidas legislativas, de mercado, informativas y educativas (OCDE, 2002). Y en este escenario es donde, precisamente, una compañía como Unilever tiene el poder de fomentar la responsabilidad, en su amplia definición, entre los consumidores de todo el mundo.

Unilever trabaja sin descanso para conseguir que los consumidores que elijan nuestras marcas puedan hacerlo firmemente convencidos de que están ejerciendo una elección de consumo responsable. Reconocemos que para vivir dentro de los límites naturales del planeta debemos reducir de forma significativa los gases de efecto invernadero y los residuos, así como el uso del agua. Con este objetivo, cumpliremos con los requisitos de las Naciones Unidas para reducir los gases de efecto invernadero en un 50-85% antes del 2050 para limitar el aumento de la temperatura global en no más de dos grados. Sin embargo, nuestro impacto se extiende más allá de nuestras fábricas. El suministro de la materia prima y sobre todo el uso que el consumidor hace de nuestros productos tiene un impacto mucho más importante. Por ello, nuestro Plan está diseñado para reducir el impacto en el ciclo de vida de nuestros productos.

En este sentido, hemos desarrollado una forma de medir las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con el ciclo de vida de un producto basado en el ‘por uso’, por ejemplo, el impacto que genera el consumo de una taza de té Lipton. Esta medición nos permitió calcular las emisiones de gases de efecto invernadero durante el ciclo de vida de más de 1600 productos representativos. La principal conclusión que se extrajo es que el comportamiento del consumidor es el factor más influyente en el proceso, más que el abastecimiento de materias primas, la fabricación, el transporte o la eliminación de los productos. Sólo el modo en que el consumidor hace uso de nuestros productos representa el 69% del impacto total de la huella ecológica.

Por ello, nuestro compromiso con la sostenibilidad va más allá de nuestras plantas de producción, fomentando un uso responsable de recursos como el agua en hábitos cotidianos como la ducha o el lavado de la ropa; potenciando la sostenibilidad en los materiales de nuestros envases y la reducción y reciclaje del embalaje; apostando por la innovación sostenible, que nos permita ofrecer, por ejemplo, formatos más concentrados que permitan reducir los gases de efecto invernadero al lavar la ropa; etc.

El camino empieza por nosotros, por todos los que formamos parte de Unilever, por nuestra forma de trabajar y desarrollar nuevos productos y soluciones. Debemos convertirnos en agente de cambio porque, operar en un mundo global, implica contribuir a que éste sea cada día mejor; pero si además hacemos del consumidor nuestro mejor aliado para conseguirlo, el éxito estará asegurado.

Ana Palencia | Directora de Comunicación de Unilever España

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/consumo/empresa-y-consumidor-unidos-responsabilidad/20131022172131097594.html


© 2019 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid