Imprimir

El litio vale mucho más que Bin Laden

nuevatribuna.es | 30 de septiembre de 2010

De la tierra del opio a la tierra del litio. Afganistán se ha convertido en una de los territorios más ricos del mundo gracias a un yacimiento mineral valorado en un billón de dólares. La guerra no será la misma. EEUU ya está acusando a China de querer entrar en el país para sacar tajada, mientras ellos se las buscan para dejar de ser el enemigo. El conflicto cambiará de rumbo, pero el cambio no tiene por qué ser a mejor.
NUEVATRIBUNA.ES / AGNESE MARRA- 14.06.2010

Un yacimiento mineral valorado en un billón de dólares -820.000 millones de euros- dará un giró inesperado a la guerra de Afganistán. Ahora la tierra de Karzai ya no es el territorio desértico, lleno de talibanes y terroristas a los que vencer, sino que a los ojos del mundo se ha convertido en una mina de oro, concretamente de litio.

Hasta el momento el país que poseía más litio en el mundo era Bolivia, pero ahora Afganistán lo supera de lejos. El Pentágono no ha tardado en bautizar al país como la ‘Arabia Saudí del litio’. Este material es imprescindible en la industria tecnológica y se utiliza en la fabricación de portátiles, blackberrys o baterías de móviles.

Según publica el diario estadounidense The New York Times, el yacimiento incluye vastas vetas de hierro, oro, niobio y cobalto. Tal es la magnitud del descubrimiento que la industria afgana podría transformarse en una de las más importantes del mundo.

La explotación de la mina y la creación de una industria es una tarea que podría demorar varios años, ya que el país no está habituado a crear una infraestructura de este tipo, sin embargo significaría el mayor avance de la historia de la economía afgana que hasta el momento se ha basado en la plantación y el tráfico de opio.

Jalil Jumriany, asesor del ministro afgano de Minas, ya ha vaticinado que el descubrimiento “se convertirá en la columna vertebral de la economía afgana”, y ha manifestado su convicción de que traerá grandes inversiones y creará nuevos puesto de trabajo.

¿UNA NUEVA GUERRA?

Pero ¿qué sucederá con la guerra? Expertos internacionales presumen que las cosas van a cambiar, pero todavía nadie se adelanta a conocer cual será el nuevo rumbo. El interés económico del país puede ser prioritario antes que mantener la guerra, lo que no quiere decir que el conflicto se perpetúe pero con otro objetivo detrás, el sacar tajada de la gran mina de litio.

Algunos aseguran que la situación se puede recrudecer ya que los talibanes podrían estar interesados en recuperar territorios perdidos para hacerse con el poder de los minerales. Estados Unidos ya está acusando a China de querer entrar en Afganistán para iniciar negociaciones. Los norteamericanos ven nuevos enemigos en todas partes y tienen que estudiar con cuidado qué actitud tomar para llevarse todo lo posible.

Obama puede optar entre elegir una actitud más reconciliadora y a cambio tener prioridad en la ‘caza del oro afgano’, o decidir aumentar la fuerza y las amenazas, para directamente llevarse el codiciado producto bajo otro tipo de justificaciones.

A su vez, la riqueza que generará la mina de litio supondrá para los afganos un nuevo presupuesto económico si la guerra continuase, lo que inevitablemente cambiaría las reglas del juego. Afganistán todavía no se cree lo sucedido, ahora saltan de alegría, pero ser tan ricos les puede jugar una mala pasada entre tanto buitre internacional y tanto corrupto entre sus fronteras. Ya se han visto las guerras injustificadas y los destrozos que ha causado el petróleo. El siglo XXI tendrá otras dos grandes guerras: la del litio y la del agua.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/mundo/el-litio-vale-mucho-ms-que-bin-laden/20100930153359031810.html


© 2020 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid