Imprimir

Mirar el mundo con palabras de poeta

José An. Montero | 26 de septiembre de 2020

Dionisio Cañas
Dionisio Cañas

La directora y videopoeta Clara López Cantos estrenará en el festival “Maldito Festival” el documental “Las palabras también tienen ojos. Posibilidades de la poesía: Dionisio Cañas” donde dialoga biográficamente con el poeta.

Dionisio Cañas (Tomelloso, 1949) necesitaba una biografía que no esté construida sólo de palabras. Poeta expandido y catedrático City University of New York. Tomellosero con pies en su tierra y la mente en el cielo abierto. Artista cuando las palabra Artista empieza por mayúscula y se convierte en espejo del mundo en el que vive. Personaje para el que las hechuras de un documental convencional se quedaría estrecho de hombros. 

Con obras mayúsculas y concienciadoras como ¿Puede un computador escribir un poema de amor?, Y empezó a no hablar o Los tigres se perfuman con dinamita, Dionisio Cañas es un referente generacional para la poesía contemporánea más comprometida. Entre sus últimos proyectos poéticos-colectivos, Acción Rural y Acción Refugiados, o una relectura visual a El Gran Poema de Nadie, esa gran obra colectiva construida durante catorce años por Cuenca, Nueva York, Salamanca, Madrid, Toulouse, Rabat, Barcelona, Donostia, El Cairo o Tomelloso y que le llevó a la isla de Lesbos en 2016, lugares donde en sus talleres poéticos con la basura de todos se construyó el gran poema de nadie. Dicen que ha dejado de escribir poesía. 

Hacía falta otra poeta para dialogar con el poeta. Era necesario otra tomellosera con los pies en el suelo y la mente en el alma humana perfilara su retrato biográfico. La directora y videoartista Clara López Campos firma ese ensayo visual en forma de poema titulado “Las palabras también tienen ojos”, que será el encargado de inaugurar IV Edición de “Maldito Festival” de videopoesía que se celebra como programación paralela del Festival Abycine, que se celebrará online y que se podrá visionar a través de la plataforma Filmin entre el 22 y el 26 de octubre. 

Un largo documental que ha necesitado casi diez meses de pandemias sanitarias y mentales para poder estrenarse comercialmente, lo que nos da una muestra del convencionalismo audiovisual en el que estamos instalados. Demasiadas distopías y pocas visiones enriquecedoras de nuestro propio tiempo. En “Las palabras también tienen ojos”, encontramos semillas de tierra dura, investigación, disección y análisis, años de entrenamiento intelectual y de estudio para conseguir la inmersión plástica y conceptual a la obra de este poeta de la vida. Un trabajo de destilación intelectual que se transforma en una obra bella y generosa con el espectador. 

Poemarios y de palabras certeras que se alejan del análisis sintáctico y debían mirarse más allá de los ojos. Detrás de cada plano, un estímulo, una sensación, un pensamiento sobre el que hacer las propias tachaduras y veladuras bajo la sombra fresca del bombo tomellosero. Un título que andaba escondido en Memoria de un mirón, una de las obras de Dionisio Cañas. 

Este documental trasciende la individualidad del ser humano Dionisio Cañas y reflexiona sobre nosotras y nosotros mismos como Humanidad. Sobre la sociedad que hemos construido, donde “todos vamos corriendo de un lado para otro, y lo que tenemos a nuestro lado, no sólo a las personas, sino a nuestro hábitat, no lo cuidamos”, dice Clara López Cantos, “vemos que la gente está enferma por estrés, gente con mucho talento que está viviendo un cuchitril que apenas puede pagar después de trabajar horas en trabajos mal pagados y sabiendo que ese es su futuro. Es como para hacernos reflexionar si realmente queremos continuar así”. 

Segundo largo documental de Clara López Cantos tras la pieza animalista “Perro demasiado humano”, que comienza su recorrido en “Maldito Festival” y que continuará por circuitos de videopoesía y festivales de documentales que miran a otras narrativas, a otras maneras de contar el mundo. 

“¿Y hasta cuando vamos a caminar?”, podría preguntar la cineasta, “Hasta siempre”, podría responder el poeta. “No me gusta mucho el panorama. No puedes hacer nada. ¿No te parece si vamos volando? Sí.”

Volemos a través de este documental, vayamos en su pico, porque en el dolor de la hormiga también hay pájaros. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/cultura---ocio/dionisio-canas-poeta/20200926101257179530.html


© 2020 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid