Imprimir

Con De Vacas y a lo loco

nuevatribuna.es | 14 de Mayo de 2019

Fotos: De Vacas
Fotos: De Vacas

El proyecto nació al principio sin ninguna pretensión, simplemente quedar para cantar, jugar y probar algunas cosas. Al final de ese proceso nos dimos cuenta que podíamos hacer un espectáculo con el que nos lo estábamos pasando genial

Gloria Fuertes dijo una vez que "la vida es una mierda de vaca de la que tenemos que hacer un pastel de manzana". Y ya nos lo dijo Gloria pero lo decimos nosotros. A veces nos bombardean de músicas o de otras cosas peores y no nos queda más remedio que hacer de ello nuestro paisaje sonoro. Transformarlo, mutarlo y reírnos de ello. Hace un par de semanas que publicaron en su canal Youtube ‘El anillo pa’ cuando’, una divertida versión del éxito de Jennifer Lopez dirigido en este caso a Pablo Casado y Faia Díaz, una de sus componentes, anda estrenando su disco ‘Ao cabo leirín”.

No necesitan tronos, ya tienen sus alpacas para sentarse en el escenario. No sabemos si será querencia al pajar o miedo a salir del pueblo. Paula Romero, la morena de De Vacas, charló con nosotros y nos sacó de dudas. “Pues lo de la paja tiene todo el sentido, que ya sabéis que a las vacas lo que les gusta pacer en el campo, siempre tiene que haber paja en ese entorno y nosotras nos lo llevamos al escenario directamente para estar súper cómodas, cantando.” Pero la gran incógnita es cómo las transportan. ¿Llevan su furgoneta llena de paja? “Pues tuvimos la suerte de que algunas ocasiones nos las ponen en la organización, entonces nos ahorramos mucho sitio en la furgoneta y nada realmente son muy cómodas, os recomiendo que las probéis, son flexibles son confortables y en el escenario dan bastante juego.”

Conocimos a De Vacas por Youtube, donde nos dimos cuenta de que apuntaban a maneras con su “Amodiño”, pero no estábamos seguros de que eso pudiera ir a más. Efectivamente, sí. En el directo todo va a más, y el paso del vídeo al escenario no siempre es fácil. “Realmente el vídeo final es una herramienta para que te conozcan. El proyecto nació, con, bueno al principio sin ninguna pretensión, simplemente quedar para cantar, jugar y probar algunas cosas. Al final de ese proceso nos dimos cuenta que podíamos hacer un espectáculo con el que nos lo estábamos pasando genial, que era un proceso creativo divertidísimo y que podíamos probarlo en escena a ver qué pasaba. Después, a partir de ese momento, empezamos a pensar en grabar un vídeo por la facilidad.”

De entre todas las lenguas del mundo, ellas han elegido el gallego para hacer sus canciones. Quizás por lo suavecito que suena, o mejor dicho, por lo amodiño, o quizás para decir lo que quieran y que los del centro interior no nos enteremos de nada. “La verdad es que es una lengua maravillosa, y estamos súper orgullosas, decimos lo que nos da la gana y en gallego… parece como mucho mejor, ¿verdad?”

f1

Lo que sí son es feministas, feministas de quinta generación que ha superado ya muchas cosas y que hace lo que le da la gana y dice lo que le da la gana

No sabemos si serán las nuevas Spice girls gallegas y las desbancarán de su trono, ahora que han vuelto a los escenarios, pero lo que sí sabemos es que su versión de “Wannabe” no tiene desperdicio. Y es que las inglesas son todo un referente para De Vacas. “Normalmente me encanta poder explicar esto a esa generación porque realmente lo que pasó ,es algo, me imagino, equiparable a lo que pasó con los Beatles, muchos años atrás. Aquí todos éramos adolescentes, crecimos con las Spice girls y cada uno, tenía una Spice favorita y estábamos un poco mimetizadas con ellas. Las Spice girls solo tocaron en Madrid, era imposible pensar en verlas en directo, pero era un sueño y fue un fenómeno fan increíble y que nos marcó a todos y a todas.” Vamos, que estarán dando saltos de alegría con el regreso del grupo.

Lo que tampoco pasa desapercibido es su estilismo, que de discreto tiene poco. Normalmente, llevan flores en la cabeza, van todas vestidas de la misma forma, y de vez en cuando sacan de sus cajas adornos que no hacen sino sorprender más al público. “Nos tiramos un poco a las flores, que tiene así un poco de relación con los prados y las vacas. Nos inspiramos un poco en Frida Kahlo, para hacer esos tocados en el pelo y nada nos ponemos sobre todo ropa cómoda, estamos allí sentadas, porque aunque parece, para quien no nos conozca, que estamos sentadas en una silla, no estamos precisamente quietas. Estamos un poco volviéndonos locas en una alpaca.”

Aparentemente, todo parece una improvisación loca en una despedida de soltera. Pero no, todo está pensado. “Parte probablemente de un punto de algo que nace de una manera muy natural, pero está ensayado claro; al final somos tres voces ejecutando una misma canción y está todo muy medido, y bueno la guitarra, pues como has visto en el espectáculo, está perfectamente integrada, entonces hay mucho ensayo, pero también damos rienda suelta a la improvisación y a la naturalidad de que fluya el espectáculo cuando lo ves en directo.”

Y esa es una de las razones por las que resulta un tanto difícil encasillarlas en el mundo del espectáculo. ¿Comedia?¿Música? ¿Ambas cosas? “Nosotras, principalmente, nos consideramos un grupo de música. ¿Qué pasa? Que esto tiene matices, nos cuesta mucho etiquetarnos, porque sabemos que hacemos una conjugación de varias cosas, de teatro, de humor…no sé; de muchas cosas. Al final nosotros mismos evitamos ponernos etiquetas, ¿no?  Al final que cada uno después de ver el espectáculo juzgue qué es lo que vio.”

Para que a todo el mundo le quede claro y entienda lo que es De Vacas, podría decirse que son como unas tipas gallegas a las que les llega la música anglosajona, la pasan por la túrmix y van pasándolas por su filtro cultural y transformándolas, haciéndolas suyas. “Venimos de músicas que nos dicen algo, tanto de nuestro pasado como nuestro presente, como el “Amodiño” […]. Al final el “Despacito”, no deja de ser más que una canción de Luis Fonsi que tiene una letra machista y, evidentemente, nosotras no queríamos cantar de esa manera. Entonces le das una vuelta, empiezas a trabajar sobre la canción para decir algo desde tu perspectiva, y con un mensaje con el que tú estés convencida. Y sí, hay mensajes profundos detrás de las risas y del humor y también es cierto que nos pasa con mucha gente que dice después de ver el espectáculo que no esperaba ver esto.”

Poco a poco se van labrando camino más allá de Galicia. No sabemos  si lograrán que todos hablemos gallego, pero van a dar que hablar, eso seguro. “Estrenamos el espectáculo en castellano en la Feria de Teatro de Ciudad Rodrigo el año pasado, fue una oportunidad muy importante para nosotras y esperamos que nos abra puertas. Realmente aquí en Galicia estamos encantadísimas de la acogida del grupo y nos gustaría que a nivel nacional e internacional se diese la misma circunstancia. Estos proximos meses estaremos en el Teatro Romea de Murcia, en Valencia y en el teatro Chapí de Villana. Estamos contentas. Expectantes y contentas.”

Lo que sí son es feministas, feministas de quinta generación que ha superado ya muchas cosas y que hace lo que le da la gana y dice lo que le da la gana. “A nosotras hay temas que nos apetece contar delante del público, porque parece mentira que a estas alturas, los anuncios de la tele, no pongan la menstruación de color azul o que no podemos hablar de eso de manera natural. De ahí rescatamos la canción de Marta Sánchez y la convertimos en un himno, tal y como ella está haciendo, pero en el himno de la menstruación y lo cantamos delante de la gente porque nos parece que ya vale de tunear la realidad, que la menstruación de las mujeres, es sangre, es roja y está bien que se empiece a normalizar, porque nadie lo hace.”

Actuación tras actuación, las tres en conjunto van creando algo muy grande y especial que no todos los artistas pueden crear. Algo que sorprende y que les cuesta mucho esfuerzo y trabajo: una bola enorme de chicle. “Los masticamos, los echamos en una bolsa, al principio era una bolsa de congelar, de un tamaño estándar, que se nos va quedando pequeña y entonces lo ampliamos a un guante de inseminar de los veterinarios súper largo y llevamos la bola de chicles gigante a todos los conciertos, porque nos parece que la tenéis que ver, claro.”

Sí, señoras y señores. Una bola de chicle que van construyendo poco a poco cada vez que cantan una canción de Britney Spears, “Baby one more time”. “Mascamos chicle en la canción porque ella lo hacía en un videoclip y estamos cantando, con muchísimo riesgo para nuestra salud, mascando chicle toda la canción, eso para nosotros es ya un tipo de transformación.”

Entre paja, flores y chicle, De Vacas pacen en el escenario, como si de su propio hábitat se tratara, versionando, creando y avanzando poco a poco. Las volveremos a ver seguro, ya sea en Youtube o en directo, no les perderemos la pista tan fácilmente. La bola de chicle irá creciendo y a lo mejor algún día la encontramos en Ebay subastada, como las gafas de John Lennon, quién sabe. Lo que sí esperamos es que esa bola sea tan grande que no puedan llevarla a los conciertos, eso es que habrán conseguido salir de su prado para conquistar otros con sus mugidos rebeldes. La experiencia lo merece.



Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/cultura---ocio/devacas-cultura-musica-videoclip-radio/20190514125055162695.html


© 2019 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid