Imprimir

Más de 3,2 millones de trabajadores afectados en los 450.000 ERTE presentados

nuevatribuna.es | 13 de abril de 2020

El número de trabajadores en suspensión temporal de empleo podría acercarse ya a los 3,3 millones.

A falta de contabilizar los datos de la semana santa el número de trabajadores afectados por Expedientes de Regulación de Empleo presentados supera ampliamente los tres millones de trabajadores.

Tres millones ciento cuarenta mil setecientos setenta y dos (3.140.772) son los trabajadores que han perdido su empleo de forma temporal amparados por uno de los 446.549 expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que se han presentado en alguna de las distintas autoridades laborales repartidas por España.

Este dato representa el 16,5% de los trabajadores que cotizaron de media a la seguridad social en marzo.

Las peores previsiones se han quedado cortas

Cepyme calculaba en 1,6 millones los trabajadores que iban a estar afectados por ERTE. Igualmente errada, la ministra de Trabajo decía durante la presentación de los datos del paro registrado, que con los datos que tenía de las comunidades autónomas, el número de expedientes presentados rondaban los 250.000. Se quedó corta en 200.000, que es una desviación casi del 100%. Lo que sí desveló la ministra es que el sistema público de desempleo ha gestionado prestaciones para unas 620.000 personas afectadas por expedientes de regulación de empleo temporales. Quedan, pues, casi dos millones y medio por regularizar su paro.

La realidad es peor, pues faltan los datos de la Región de Murcia que, según fuentes del gobierno regional, no están contabilizando el número de trabajadores. Expedientes que están algo por encima de los 13.600. Los sindicatos valoran que los afectados en la región pueden rondar los 150.000. Además, algunas comunidades autónomas no cuentan con datos actualizados, lo que podría sumar unos pocos miles más de empleos afectados.

Así pues, el número de trabajadores en suspensión temporal de empleo podría acercarse ya a los 3,3 millones.

La evolución de las presentaciones de nuevos ERTE está mostrando un efecto descendente. Algunas comunidades autónomas lo resaltan, como Cantabria que ha puesto de manifiesto que la última semana se han presentado 1.016 ERTE en la región, frente a los 5.600 de la semana anterior. Eso se ve también en el resto de comunidades. Como ejemplo, el viernes tres de abril se presentaron expedientes que afectaron en Cataluña a 12.004 trabajadores (sobre un total de 603.105), en la Comunidad Valenciana 5.571 (sobre 272.309), en Galicia a 3.104 (sobre 159.386) o en Castilla y León a 3.923 (sobre 158.983).

En cualquier caso, la cifra de trabajadores afectados no es exacta, pues algunas comunidades autónomas registran el expendiente, pero no contabilizan el número de trabajadores que se acogen. Eso se hace posteriormente, cuando se tramita su aprobación, en más del 90% de los casos por fuerza mayor.

Una media que varía según regiones. Los expedientes se tramitan a través de las autoridades laborales autonómicas (ERTE regionales o provinciales, dependiendo del tamaño de cada empresa) o bien en la Dirección General de Trabajo (DGT) dependiente del Ministerio de Trabajo que tramita los casos de las grandes empresas.

De momento la DGT ha recibido 9.670 expedientes con medio millón de trabajadores afectados, aunque fuentes del ministerio advierten de que 4.150 de esos expedientes se van a remitir a las comunidades autónomas por ser de su competencia.

La intervención de la Administración Central en los expedientes de grandes compañías ha distorsionado en cierta manera las cifras de ERTE de las comunidades autónomas. Especial efecto tiene sobre Cataluña o Madrid, pero también en la Comunidad Valenciana, País Vasco o Galicia, con sedes sociales de grandes corporaciones presentes en toda la geografía nacional.

Así, aunque Andalucía está a la cabeza del número de ERTE presentados, con 88.650, en número de trabajadores se queda por debajo de Cataluña, que con 80.902 expedientes tiene el mayor número de trabajadores afectados, 603.105, frente a 427.000 en Andalucía. Madrid ocupa la tercera posición, tanto por número de expedientes (58.111) como por empleos afectados (700.000). Le sigue la Comunidad Valenciana con 272.309 trabajadores y 50.007 ERTE.

¿Cual será el coste económico para el Estado de los ERTE?

Además de los ingresos que se dejarán de recaudar en concepto de IRPF y Seguridad Social el coste directo de cubrir el 70% de los costes laborales de los trabajadores acogidos al ERTE todavía está muy lejos de calcularse. Se puede prever que siendo el salario medio bruto en 2019  de España, 23.646 €, es decir unos 2.000 € mensuales, y sobre la base de tres millones y medio de trabajadores, la cifra puede estar en el entorno de los 4.800 millones al mes.

Otras soluciones que están adoptando algunas empresas distintas a los ERTE y los despidos

En esta situación hay empresas que han propuesto medidas diferentes a la aplicación de los ERTE y están optando por acuerdos internos con compromisos por parte de los socios, accionistas, directivos y trabajadores.

Probablemente de una manera precipitada y con la improvisación que en otros ámbitos se achaca a los gobiernos central y autonómica las empresas también han optado por las dos soluciones más rápidas y perjudiciales para los trabajadores.En la primera directamente los trabajadores son despedidos y en la segunda pierden el 30% de sus ingresos caso que la empresa no cubra ese porcentaje de no se paga por la Administración pública en los ERTE.

Por ejemplo algunos bufetes de abogados, los más fuertes que cuentan con una estructura de socios potente han optando por financiación propia a través de préstamos subordinados como el es el caso de Cuatrecasas que han conseguido de esta forma 20 millones de euros de liquidez de sus aproximadamente 200 socios. Un préstamo subordinado es un instrumento de renta fija emitido con características inferiores a las emisiones normales, principalmente porque su titular queda por detrás de todos los acreedores comunes en preferencia de cobro (orden de prelación). 

Evidentemente los socios de estos bufetes gozan de unos altos salarios y los repartos de dividendos de los últimos años les posibilitan poder aportar mediante una fórmula similar al capital (los préstamos participativos o subordinados son los últimos en ser remunerados antes del capital en caso de quiebra o suspensión de pagos) y continuar así su trabajo en unos momentos en los que se piensa el número de litigios y casos conflictivos se va a disparar.

La mayoría de las firmas jurídicas internacionales se han decantado por la congelación salarial y la suspensión de las retribuciones a los socios como forma de paliar el golpe de la falta de ingresos por la falta de liquidez de sus clientes. Allen & Overy ha sido de los primeros grandes despachos en anunciar que congelaba a nivel global los salarios, a la espera de ver cómo evoluciona el mercado, y se planteaba retener parte de la retribución de los socios. Otros bufetes como Pinsent Masons o Fieldfisher aseguraban que estaban estudiando medidas similares. 

El mundo de los grandes despachos de abogados sigue los pasos iniciados por compañías de otros sectores, como la banca o las aerolíneas, que han anunciado la cancelación de los dividendos del ejercicio 2019, que se reparten en estos meses, con el objetivo de garantizar la liquidez.

DESPLOME DE LA PUBLICIDAD EN PRENSA

En el mundo de la prensa los periódicos están sufriendo claramente la caída de la actividad económica del coronavirus. El desplome de la publicidad ha desatado una ola generalizada de ajustes en todo el sector. En estas circunstancias, los grandes grupos de prensa fueron los primeros en anunciar recortes en forma de expedientes de suspensión para afrontar la situación. Otra realidad se presenta en la prensa digital que está buscando fórmulas de acuerdo entre la dirección y las plantillas y que ha visto incrementar su audiencia un 59% según los datos del propio sector.

El confidencial o eldiario.es han dado a conocer modificaciones salariales y otras medidas para no acudir a un ERTE.

En el Confidencial, la empresa ha acordado descuentos salariales por tramos y cancelación del dividendo.El ahorro más importante se logrará a través de la reducción salarial negociada con el comité de empresa del medio. Fuentes sindicales informan que el acuerdo suscrito entre ambas partes respetará los sueldos más bajos. Los trabajadores con un salario bruto inferior a los 25.000 euros anuales mantendrán sus condiciones. Al resto de la plantilla se le aplicará un descuento de entre el 8% y el 12%. De las 169 personas de la plantilla han votado 141 (83,4%). De ellas, el 92,2% lo ha hecho a favor del acuerdo (130) y el 7,18% (11) en contra. Según los términos negociados el acuerdo estará vigente entre el 1 de abril y el 31 de diciembre de este año. No obstante, la editora se ha comprometido a devolver el dinero descontado cuando la situación económica mejore y la empresa alcance los niveles de facturación fijados.

Por otro lado, los directivos del medio, que están fuera del convenio colectivo, reducirán sus ingresos en porcentajes superiores a los de la plantilla. Asimismo, los socios ejecutivos han renunciado a la retribución variable que les correspondía, en algunos casos de forma parcial y en otros totalmente. Por último para complementar estas medidas también se han realizado ajustes con proveedores de servicios para abaratar costes.

En el diario.es se ha procedido a reducir los salarios más altos entre el 10 y el 30% y la mayoría de la plantilla mantiene su salario. También han solicitado el apoyo de sus socios y analizan la forma de reducir otro tipo de gastos.

En resumen son fórmulas que cada empresa puede analizar en la búsqueda de la supervivencia en momentos difíciles donde como todos los expertos del ámbito económico vaticinan que lo peor está por llegar.

Más informaciones sobre los ERTE en nuevatribuna

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/actualidad/covid-crisis-empleo-erte-millones-empresas-despidos/20200413111953173474.html


© 2020 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid