Imprimir

El maquiavélico boicot económico a Venezuela en cifras

nuevatribuna.es | 09 de Febrero de 2019

Un estudio demuestra que la crisis venezolana tiene su origen en el estrangulamiento económico de EEUU y sus aliados.

El bloqueo económico ha supuesto la pérdida de 350.000 millones de dólares en producción de bienes y servicios entre 2013 y 2017

Si el Gobierno de Nicolás Maduro hubiera contado con un financiamiento internacional como del que dispuso Mauricio Macri en sus primeros tres años de mandato, el crecimiento del PIB venezolano sería superior al argentino. Pero Maduro no es Macri a ojos del neoliberalismo cuyo escenario bélico no se dirime ya en el campo de batalla sino en las divisas.

El estudio ‘Las consecuencias económicas del boicot contra Venezuela’ elaborado por CELAG y Unidad Debates Económicos, demuestra con toda crudeza que el estrangulamiento financiero al que se ha visto sometida Venezuela desde la asunción de Maduro a la presidencia en 2013, instigado por EEUU y sus aliados, está detrás de la brutal crisis económica que asola al país.

Venezuela ha perdido nada menos que entre 250.000-350.000 millones de dólares en producción de bienes y servicios entre 2013 y 2017, es decir, entre 12.200 y 13.400 dólares por cada venezolano. El país perdió en ese quinquenio entre 1,6 y 1,1 puntos del PIB.

Y esto es así por su alta dependencia en las importaciones financiadas por sus ingresos petroleros. Cortado el grifo de la financiación, el país se ve incapaz de activar su aparato productivo. “El estrangulamiento de la financiación exterior ha significado, en términos metafóricos, un bombardeo masivo sobre sus fábricas e industrias”, señalan los autores del informe.

“La estrategia deliberada internacional de aislamiento financiero” ha supuesto a Venezuela la pérdida de 22.000 millones de dólares anuales. Por una parte, desde 2013, el sector público venezolano dejó de recibir 19.000 millones de dólares anuales; y por otra tuvo que pagar cada año en concepto de deuda externa 3.300 millones, principalmente debido a su cada vez mayor prima de riesgo.

CASTIGO DE LAS AGENCIAS CALIFICADORAS

Las agencias calificadoras suelen premiar las políticas que favorecen el libre mercado y castigar lo contrario. Así, Standards & Poors o Moody´s han llegado a colocar el riesgo país de Venezuela por encima de los 2.000 puntos desde 2015, alcanzando picos de hasta 5.000 e incluso 6.000 según refleja el informe. “Así es como la deuda venezolana, a pesar de seguir pagándose sostenidamente, era calificada como de altas probabilidades de default con una calificación peor que la de países en guerra como Siria”, subrayan.

Los autores concluyen que “la supuesta crisis humanitaria y la migración de centenares de miles de venezolanos tienen su origen en el boicot económico” y advierten de que “los ataques externos a la capacidad económica y productiva de una nación pueden acabar con la misma en cuestión de pocos años y, en los últimos tiempos, suelen ser el preludio a una intervención militar”.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/america-latina/cifras-maquiavelico-boicot-economico-venezuela/20190209111950159959.html


© 2019 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid