Imprimir

Cómo ayudan los pulsómetros a mejorar tu ejercicio diario

nuevatribuna.es | 17 de abril de 2019

Las prácticas deportivas, la cultura fitness y el cuidado de salud, son una tendencia creciente alrededor del mundo.

Las prácticas deportivas, la cultura fitness y el cuidado de salud, son una tendencia creciente alrededor del mundo. Esto a su vez, ha incrementado el uso de pulsómetros como los disponibles en el siguiente portal https://mejorespulsometros.com/. La razón de ello es que, poco se puede percibir de las beneficios de un entrenamiento regular, si no se mide adecuadamente.

En este sentido, cada día existen más opciones a escoger en el mercado de pulsómetros. Todos con diversas funciones y cualidades propias de la tecnología detrás de estos dispositivos. Esto, a fin de contribuir favorablemente en las diversas disciplinas y prácticas deportivas.

Así, los pulsómetros pueden clasificarse primordialmente según el deporte al cual están destinadas. De esta forma, los datos medidos y recogidos pueden variar, según la disciplina que se practique. Aunque en cualquier caso, debe rescatarse el impacto positivo de los pulsómetros en cualquier tipo de entrenamiento físico.  

Mide tu frecuencia cardíaca

Esta es probablemente, la opción más obvia en todo pulsómetro. Sin embargo, su beneficio real depende de la capacidad de cada usuario de sacar el máximo provecho a esta información. Así, la frecuencia cardíaca indica el estado del deportista, permitiendo conocer el esfuerzo realizado y el punto máximo de rendimiento.

Además, al relacionar frecuencia cardiaca, edad, peso y altura, se puede establecer las zonas de entrenamiento. Esto es la intensidad máxima en la que se puede entrenar según la condición física actual. En función de esta información se logran establecer las metas que marcaran el ritmo y evolución de la condición y estado de forma.

Exactitud y progreso en cada sesión

La definición de pulsometro, señala la capacidad de medir y tomar datos de los deportistas. Así, entre sus funciones más comunes, se encuentra la posibilidad de calcular todo tipo de indicadores útiles en cualquier régimen deportivo.

Entre los más comunes destacan las calorías perdidas, distancia recorrida, velocidad y frecuencia cardiaca. Además, en el caso de pulsómetros diseñados según una práctica deportiva específica, los datos obtenidos pueden incorporar otro tipos de métricas.

Por ejemplo, en el caso de pulsómetros para ciclismo, incluyen medidores de cadencia de pedaleo. Mientras que, uno destinado a runners ofrece contadores de vuelta, contadores de pasos y algunos datos más concretos. Este tipo de opciones, permite medir con precisión asombrosa el progreso conseguido en función del deporte que realizamos.

Conectividad y registro

Los pulsómetros disponibles en el mercado, ofrecen cada vez mayores avances tecnológicos. Esto a su vez, incrementa su conectividad y compatibilidad tanto con la web como con otros dispositivos.

De esta forma, los datos recogidos, no sólo quedan registrados en el aparato. Sino que son automáticamente almacenados en la nube o en la memoria de otros dispositivos como el teléfono móvil o tablet..

Esto es particularmente útil, cuando se entrena a largo plazo. Pues, permite evaluar el respectivo progreso a lo largo del tiempo. También permite compartir esta información con otras personas. De manera rápida y sencilla, a través de apps específicas o de las redes sociales.

Ayuda a mantenerse motivado

Las métricas obtenidas por medio de la práctica deportiva con pulsómetro. no sólo contribuye en la evaluación del progreso diario. También ayuda a establecer metas precisas y realistas, proyectando adecuadamente la evolución del entrenamiento según los datos recogidos.

En este sentido, el uso de pulsómetros resulta ideal en la consecución de metas y la superación de marcas. Pues, permite controlar el ritmo, velocidad e intensidad de cada sesión de ejercicios.

Entrenamiento planificado

Tal como se ha señalado antes, establecer un registro del entrenamiento realizado, permite desarrollar metas más específicas. Esto se debe a la precisión ofrecida por los pulsómetros, en cuanto a la cantidad de pulsaciones necesarias para alcanzar una zona de entrenamiento determinada.

De esta forma, es sencillo planificar y periodizar cada entrenamiento. En general, se trata de establecer cada sesión, rutina y tipo de entreno para alcanzar los resultados deseados.

En este sentido, se debe evitar ser demasiados rigurosos. Pues, si bien los pulsómetros son una estupenda herramienta, no es posible controlar todos los factores de cada sesión. Por tanto, se debe dejar un margen de flexibilidad y maniobra para ajustar y realizar cambios en el plan de entrenamiento cuando sea necesario.

Alcanzar objetivos

Esto se relaciona a profundidad, con los dos puntos expuestos anteriormente, ya que pocas cosas motivan tanto como corroborar el progreso obtenido. Además, el análisis de los datos registrados y el desarrollo, favorable o no,  del entrenamiento permite corregir la proyección que deseamos. Es decir modificar los objetivos planteados, y por tanto el plan establecido.

De acuerdo con esto, la información recolectada debe emplearse para establecer objetivos alcanzables. Estos también deben poder medirse en virtud de las opciones ofrecidas por el pulsómetro. Por ejemplo, un objetivo acorde sería incrementar la distancia recorrida cada mes, o bien el tiempo empleado en dicho recorrido.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/salud/ayudan-pulsometros-mejorar-ejercicio-diario/20190417121425161953.html


© 2019 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid