Imprimir

Los aspectos básicos del estilo decorativo contemporáneo

nuevatribuna.es | 14 de mayo de 2020

Hay quien piensa que los estilos moderno y minimalista son un tanto fríos en materia de decoración. Sin embargo, en los últimos años estamos asistiendo a una tendencia contemporánea que se enfoca hacia lo cómodo y lo acogedor. Un estilo que resulta perfecto tanto para hogares tradicionales como lofts e incluso oficinas. 

A este respecto, tiene mucho que decir una marca como BRICO-VALERA.COM, especialistas en puertas y ventanas de madera. Sin ir más lejos, ambos elementos han dejado de ser meramente prácticos y funcionales para ejercer también un papel estético en cualquier estancia. 

El estilo contemporáneo

El estilo contemporáneo decorativo se caracteriza fundamentalmente por su simplicidad, una sutil sofisticación, el uso deliberado de las texturas y unas líneas limpias. Los interiores tienden a mostrar el espacio en lugar de las cosas. Al centrarse en el color, el espacio y la forma, los interiores contemporáneos son elegantes y frescos. 

Los colores

Los colores neutros, el negro y el blanco son los principales en los interiores del estilo contemporáneo. El negro es tendencia en los últimos años, así como la combinación de colores brillantes y neutros para darle un toque más atrevido a la decoración. Una pared pintada en color neutro es perfecta para colocar a su alrededor accesorios de colores llamativos. Las puertas de BRICO-VALERA.COM en colores destacados son aquí una excelente opción. 

Si las paredes o las ventanas están pintadas en tonos pastel, los adornos pueden ser de colores neutros. Pero en el caso de que las paredes estén pintadas en colores llamativos, lo ideal es utilizar los neutros en otro lugar. 

Las líneas y los espacios

Las líneas son uno de los elementos más distintivos dentro del diseño interior contemporáneo. Ya sean líneas verticales, horizontales o formas curvas, se encuentran en detalles arquitectónicos, en techos altos, en formas geométricas de las paredes, accesorios decorativos y ventanas como las de BRICO-VALERA.COM

El espacio desnudo en las paredes se vuelve muy importante, ya que cada pieza de este estilo se destaca como individual y única. En la medida de lo posible, hay que tratar de aprovechar los elementos estructurales de la casa. Los conductos de aire del techo, los ladrillos vistos que proporcionan textura y estabilidad, las tuberías expuestas. Todos ellos son elementos que tienen cabida en el estilo decorativo contemporáneo. 

Un truco puede ser pintar en colores vivos y llamativos estos elementos estructurales. Darles su importancia puede ser una buena idea para crear un contraste más que interesante. 

Los muebles de estilo contemporáneo

Los muebles de estilo contemporáneo deben tener su toque atrevido, pero siempre respetando las líneas de la estancia y sin caer en lo extravagante. Las formas geométricas lisas y limpias son las más adecuadas. Los muebles tapizados en negro, blanco u otros tonos neutros son también una magnífica opción. 

Ahora se llevan mucho los muebles tapizados en fibras naturales como la lana, el algodón, el lino, la seda y el yute. Estos muebles pueden estar acompañados de cojines de formas geométricas limpias que aportan un toque de color y textura. 

En las sillas, sofás y camas hay que evitar la presencia de faldas, flecos, borlas y adornos similares. Tampoco es necesario emplear volantes ni estampados florales en las cortinas. Sobre todo porque tapan mucho el diseño de unas ventanas de diseño atractivo como las de BRICO-VALERA.COM. Hay que tratar de ir a lo básico y sencillo. 

La iluminación y los adornos artísticos

El estilo contemporáneo suele apostar por la iluminación empotrada. Son muy prácticas las luces indirectas e incluir elementos metálicos y de color en las lámparas. Se pueden utilizar pequeños focos de luz que se dirijan a un lugar especial de la estancia, ya sea un rincón en el que nos sentemos o simplemente un espacio que se desee destacar. 

Los marcos de los cuadros pueden ir en colores negro mate, madera natural o metálicos. Si colgamos muchos cuadros en las paredes, lo mejor es colocarlos juntos para crear la sensación de una pieza más grande. Pero siempre cuidando de no recargar en exceso el conjunto y sin utilizar cuadros demasiado voluminosos. 

Conclusiones generales

El uso del metal, la piedra y el vidrio opaco o transparente es perfecto para una habitación de estilo contemporáneo. También vienen muy bien los textiles en colores lisos, la decoración simple en las ventanas y la colocación de cojines y alfombras. Hay que evitar en lo posible los estampados en cada uno de estos elementos. 

En las habitaciones, las flores y plantas pueden dar un toque decorativo íntimo, fresco y personal. En lo posible, que sean flores y plantas grandes y que tengan aromas relajantes para invitar al descanso y el sueño. 

Todos estos elementos, en definitiva, dan muestra de que el estilo decorativo contemporáneo no tiene por qué ser frío. La apuesta por este estilo es cada vez más clara en infinidad de hogares. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/varios/aspectos-basicos-estilo-decorativo-contemporaneo/20200514182922174848.html


© 2020 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid