Imprimir

Agrigento: el esplendor de Grecia

nuevatribuna.es | 05 de Diciembre de 2018

Si a usted le gusta el arte clásico griego Agrigento es uno de los mejores. 

Es conocida como el lugar donde se alzaba la antigua ciudad griega de Acragante, una de las ciudades más destacadas de la Magna Grecia durante la Edad de Oro de la Antigua Grecia.

Agrigento posee el conjunto de templos griegos mejor conservado del mundo. El valle de los templos de Agrigento es Patrimonio de la Humanidad y fue descrita por Píndaro como “la más hermosa de las ciudades mortales”.

La antigua Acragante se fundó sobre una meseta con vistas al mar, en la costa suroeste de Sicilia, entre Selinunte y Gela, a orillas del ría Acragante. Fue una colonia de Gela fundada en el año 580 a. C. Los primeros líderes fueron Aristono y Pistilo y recibieron instituciones derivadas de Rodas, de la que Gela fue colonia.

grecia-5

Articulada sobre terrazas en lo alto de un altiplano, tiene una distribución urbanística en forma de damero. Fue una de las más importantes ciudades griegas del Mediterráneo. Se rodea a finales del siglo VI por una gran muralla defensiva que tenía nueve puertas.

Hagamos un somero repaso histórico de la influencia griega, cartaginesa y romana en Agrigento.

Agrigento conoció un periodo de gran expansión en el siglo V a. C, durante el reinado del tirano Terón, posteriormente llegó la democracia. Fue el momento histórico en que construyeron los templos dóricos de la colina meridional, que tenían como límite sur el altiplano sobre el que se situaba la ciudad.

Acragante creció rápidamente, convirtiéndose en una de las colonias de la Magna Grecia más ricas y famosas. Hacia el año 570 a. C., fue sometida a la tiranía de Falaris, que la llevaría a ser la ciudad más poderosa y extendió sus dominios por las armas sobre buena parte de la isla. Una revuelta popular derrocó y mató a Falaris.

La ciudad se engrandeció después de la invasión cartaginesa del año 480 a. C. cuando se hicieron muchos prisioneros cartagineses. Estos esclavos se emplearon para el cultivo de los campos, construcción de obras públicas y edificios en la ciudad. Terón murió en el año 472 a. C . y le sucedió su hijo Trasideo , que al contrario que su padre, fue odiado por los ciudadanos, siendo derrocado un año después.

En el año 415 a. C., los atenienses llevaron a cabo la gran expedición a Sicilia y Agrigento se mantuvo neutral, neutralidad que mantendría cuando Atenas ya estaba prácticamente derrotada.

La ciudad siciliana de Segesta solicitó por motivos internos la intervención de los cartagineses. Los agrigentinos, poco predispuestos a la guerra, dispusieron de un ejército mercenario lacedemonio bajo el mando de Dexipo y tuvieron la ayuda de un ejército siracusano bajo el mando de Dafneo, pero fueron asediados y hubieron de capitular por hambre al cabo de ocho meses.

grecia-1

Los cartagineses ocuparon la ciudad y en la primavera del año 405 a.C. la destruyeron y la abandonaron. Cuando Dionisio I de Siracusa firmó la paz con Cartago, Agrigento, a pesar de los habitantes que pudieron volver, ya no se recuperó. Las murallas no podían ser reconstruidas según el acuerdo de paz.

Unos años después se liberaron de la dominación cartaginesa y se aliaron otra vez con Dionisio. Agrigento, que estaba medio destruida, sería colonizada por ciudadanos de la italiana Velia. La ciudad revivió hasta cierto punto, aunque nunca recuperó plenamente su situación previa a la destrucción cartaginesa.

La ciudad fue saqueada tanto por los romanos como por los cartagineses en el siglo III a. C. En la primera guerra púnica, Agrigento, se alió con los cartagineses y el general Aníbal Giscón fortificó la ciudadela y estableció una guarnición en la ciudad. Los romanos atacaron la ciudad en 262 a. C. bajo la dirección de los cónsules L. Postumius y Q. Mamilius y la asediaron, pero las epidemias hicieron sufrir mucho a asediadores y asediados durante siete meses.

El general cartaginés Hannón auxilió a la ciudad con un ejército pero fue derrotado por los cónsules romanos y el general Aníbal Giscón, comandante en el interior, viendo imposible resistir, se escapó de noche con los mercenarios y los soldados cartagineses.

Los romanos la ocuparon y 25.000 ciudadanos se convirtieron en esclavos. En el año 255 a. C., después de algunas derrotas romanas en el mar, el general cartaginés Cartal recuperó Agrigento, y destruyó las fortificaciones. Ya no se sabe nada más hasta el final de la guerra, cuando quedó bajo el dominio de Roma.

El Templo de la Concordia se conserva perfectamente y es una de las más perfectas realizaciones de la arquitectura dórica. Su construcción se remonta a mediados del siglo V a. C y probablemente estuvo dedicado en realidad a los Dioscuros.

Se transformó en iglesia cristiana en el año 597 por voluntad de San Gregorio. Gracias a ello, está notoriamente intacto. La zona alrededor del templo de la Concordia fue más tarde reutilizada por los primeros cristianos como una catacumba, con tumbas extraídas de los acantilados y afloramientos rocosos.

Los otros templos son mucho más fragmentarios, habiendo sufrido terremotos hace tiempo, y habiendo sido saqueadas sus piedras. El más grande con diferencia es el templo de Zeus Olímpico, erigido para conmemorar la batalla de Hímera en el año 480 a. C .

grecia-6

Se cree, que es el templo dórico más grande nunca construido. Aunque aparentemente se usó, parece que nunca se acabó; la construcción se abandonó después de la invasión cartaginesa del año 406 a. C. Los restos del templo fueron usados ampliamente como cantera de piedra en el siglo XVIII. 

Los templos dedicados a Hefesto, Heracles y Asclepio también se construyeron en la zona sagrada, que incluye un santuario de Deméter y Perséfone. Las marcas de los incendios provocados por los cartagineses en 406 a. C. aún pueden verse en las piedras del santuario.

Una considerable zona de la ciudad greco-romana ha sido también excavada, y aún se conservan varias necrópolis clásicas. Pueden encontrarse en la ciudad y sus alrededores otros restos helenísticos y romanos. Entre ellos hay un santuario en una cueva pre-helena cerca de un templo de Deméter, sobre el que se construyó la iglesia dedicada a San Blas.

Un monumento funerario helenístico tardío está situada justo afuera del área sagrada y un heroon del siglo I queda junto a la iglesia del siglo XIII dedicada a San Nicolás a poca distancia al norte. Esta iglesia gótica cisterciense, yergue sus muros entre los santuarios griegos del Valle de los Templos. Santuario griego primero y después romano, fue transformado en iglesia en el siglo XIII.

Gran parte del Agrigento actual es moderno pero aún conserva una serie de edificios medievales y barrocos. Entre ellos destaca la catedral del siglo XIV y la iglesia de Nuestra Señora de los Griegos, del siglo XIII, que nuevamente se alzó en el lugar de un antiguo templo griego.

EL VALLE DE LOS TEMPLOS

Los templos griegos de Agrigento son todos de estilo dórico y su estado de conservación depende de la respuesta que tuvieron por los terremotos de la zona y por los expolios a que fueron expuestos.

Los templos mejor conservados son dos edificios muy parecidos, atribuidos tradicionalmente a las diosas Juno Lacinia y Concordia. Los dos fueron construidos según un diseño períptero Hexástilo.

EL TEMPLO DE JUNO LACINIA

Es del siglo V a. C., fue construido en el año 450 y conserva gran parte de las columnas originales, conservando todas del lado septentrional y parcialmente la de los otros tres lados. Domina la cima del valle de los templos y se encuentra junto al templo de Juno. Le precede un gran altar de sacrificios. Fue restaurado en época romana tras un gran incendio que dio color a las piedras de la cella.

grecia-4

El edificio es un templo dórico períptero, con seis columnas en los lados cortos, hexástilo y trece en los largos, según un canon derivado del modelo griego y utilizado también para su “gemelo”, el templo de la Concordia, con el cual comparte las dimensiones generales y las medidas casi estandarizadas de algunos elementos constructivos. La planta del templo tiene unos 38,15 metros de longitud y 16,90 metros de anchura.

Las columnas frontales difieren ligeramente en anchura, siendo más estrechas las de los extremos y más anchas las centrales. El peristilo tiene 34 columnas de 6,44 metros de altura constituidas por cuatro tambores superpuestos, y el conjunto está apoyado sobre un crepidoma de cuatro escalones.

El interior está formado por un naos sin columnata interior, del tipo doble in antis, con un pronaos y un opistodomos simétricos, ambos enmarcados por dos filas de columnas

Se construyeron en el muro de separación entre el naos y el pronaos dos escaleras para la inspección de la cubierta o tal vez para ser utilizadas durante el rito religioso. Delante de la fachada principal destacan los restos del antiguo altar.

Se conserva íntegramente la columnata norte con el arquitrabe y parte del friso, mientras que las de los otros tres lados se han mantenido solo parcialmente. Faltan cuatro columnas y nueve están seriamente dañadas, y los arquitrabes han desaparecido casi por completo. Se han conservado también unos pocos elementos de la cella, entre ellos los cimientos de sus muros exteriores. El edificio ha sido reconstruido mediante anastilosis desde el siglo XVIII hasta nuestros días.

Templo de la Concordia

grecia-3

Construido en los años 440-430 a. C., está considerado, por su estado de conservación, uno de los edificios sagrados de la época clásica más notables del mundo griego.

Este templo, al igual que el cercano templo de Juno, está construido sobre un basamento macizo cuya función era la de nivelar las irregularidades del terreno rocoso. Sobre un crepidoma de cuatro escalones, de 39,44 metros de longitud y 16,91 metros de anchura, se erige una muy bien conservada perístasis que es el pórtico que rodea el naos de 6 x13 columnas.

Estas miden 6,72 metros de altura, tienen talladas veinte acanaladuras en su fuste y presentan una armoniosa éntasis o curvatura de su sección vertical hacia los 2/3 de la longitud total. Sobre ellas apoya el arquitrabe, el friso de triglifos y metopas, y la cornisa con mútulos.

Se han conservado también los tímpanos en su totalidad. Mediante un peldaño se accede a la cella o naos, que está precedida por el pronaos in antis, de forma similar al opistodomos, situado de forma simétrica en la parte posterior del templo.

Asimismo, se conservan las escaleras integradas en los muros frontales del naos, que permitían el acceso al techo. De igual manera son visibles los huecos que alojaban las vigas de madera de la cubierta, localizados en la parte superior de los muros del naos y en los bloques del entablamento de la perístasis.

El exterior y el interior del templo estaban revestidos con estucos policromadoos. La sima formaba un canalón con prótomos en forma de león, y el techo estaba cubierto con tejas de mármol.

grecia-2

El templo se transformó en iglesia cristiana en el siglo VI. Se reforzó su estructura y se eliminaron los ornamentos originales. Se modificó su orientación inicial, para lo cual se abatió el muro del fondo de la cella, se cerraron los intercolumnios y se practicaron doce aperturas arqueadas en las paredes del naos.

De esta forma se constituyeron las tres naves preceptivas, las dos laterales en la perístasis y la central coincidente con la cella. Se destruyó el altar de época clásica y se colocaron las sacristías en el lado este. Así, el edificio se convirtió en una basílica casi perfecta. Las fosas excavadas en el interior y el exterior de la iglesia se relacionan con sepelios de la Alta Edad Media, colocados según la costumbre en estrecha relación con la basílica.

EL TEMPLO DE HÉRCULES

El edificio, de estilo dórico arcaico, se encuentra en la colina de los templos, en un montículo rocoso cerca de la Villa Aurea. El nombre de templo de Heracles es de atribución moderna, basado en la mención de Cicerón de un templo dedicado al héroe que contenía una famosa estatua de Heracles. No se ha demostrado todavía que el ágora de Akragas estuviese en esta área, pero la identificación está generalmente aceptada.

Esta datación está basada en características estilísticas, especialmente sus proporciones, el número de columnas, y el perfil de las mismas y de sus capiteles. Aun así, algunas fuentes vinculan el templo con la actividad de Terón, ya que presentaría innovaciones respecto de la arquitectura del siglo VI a. C.

grecia-1

Los restos del entablamento constituyen un problema para la datación del templo, ya que existen dos tipos de cimacios laterales con canalones y cabezas de león: el primero, peor conservado que el otro, fechado en el 460 a. C., y el segundo, de mediados del siglo V a. C. Probablemente, el primer cimacio es el original y fue reemplazado por el segundo unas cuantas décadas más tarde por razones desconocidas.

El edificio fue restaurado durante el periodo romano con algunas modificaciones, en concreto la división del naos en tres partes, lo cual podría indicar una dedicación a varias divinidades. La intervención de los restauradores ha permitido en el siglo XX, reconstruir nueve de las columnas en el lado sureste a través de la anastilosis, así como parte del entablamento y algunos de los capiteles.

El edificio está asentando sobre un crepidoma de tres escalones, que a su vez se levanta sobre una subestructura en sus lados norte y oeste, debido a la irregularidad del terreno. Es un templo períptero de proporciones inusualmente alargadas con 67 metros de longitud y 25.34 metros de anchura, con seis columnas en sus frentes cortos y quince columnas en las fachadas largas.

Dentro del perístasis hay un largo naos, provisto de un pronaos delante y un opistodomos detrás, ambos in antis. Los restos del naos parecen indicar que la destrucción del edificio fue causada por un terremoto.

Se aloja en el muro de separación entre el pronaos y el naos una escalera interna para la inspección del techo, lo cual era una característica típica de los templos de Akragas. Las altas columnas están coronadas por anchos capiteles, con una profunda separación entre el fuste y el equino.

Esto podría indicar, junto con el alargamiento del naos y la gran separación de sus columnas, el relativo arcaísmo del edificio, que precedería en al menos treinta años a otros templos perípteros de Akragas. Se encuentran en el lado este del templo los restos del gran altar del templo.

LA TUMBA DE TERÓN

Es un monumento funerario del siglo I a. C., con planta cuadrada coronado por una torre con las puertas ciegas talladas en piedra calcárea y con columnas dóricas con capiteles jónicos en los ángulos.

Este monumento es de un periodo posterior al tirano y fue probablemente erigido en honor de los soldados muertos durante las Guerras Púnicas.

grecia-14

EL TEMPLO DE JÚPITER OLIMPICO

Es un templo de orden dórico y está considerado como uno de los mayores, en cuanto a sus dimensiones, de l Antigua Grecia. ​Se comenzó a construir en torno al año 480 a. C. y aún no se había finalizado cuando los cartagineses saquearon Agrigento en el 405 a. C., quedando inconcluso.

El edificio estaba compuesto por siete semicolumnas en su fachada corta y catorce en su lado largo, unidas entre sí por medio de un muro perimetral exterior. El espacio interior estaba dividido en tres naves longitudinales de la misma anchura mediante dos hileras de doce semipilastras cuadradas, alineadas con las semicolumnas del exterior y unidas entre sí por lienzos de muro. Estos dos muros interiores formaban una naos central que se cree que estaba descubierta.

grecia-13Reconstrucción hipotética del muro exterior del templo

El conjunto incluía una serie de atlantes o figuras masculinas colosales de unos 7,5 metros de altura, con los brazos flexionados hacia atrás por encima del cuello. Se emplazaban en la parte superior del edificio, simulando la postura de sujetar el entablamento. ​ Se exhiben en la actualidad dos de estas figuras, una en el emplazamiento original del templo y otra en el Museo Arqueológico de Agrigento.

El edificio está considerado como un templo inusual y atípico debido a sus dimensiones, a la presencia de los atlantes y a otras cuestiones formales todavía no resueltas. Actualmente, solo se conserva una gran plataforma de piedra en la cual se amontonan los restos de pilares y bloques de piedra derrumbados.

El Templo de Zeus Olímpico forma parte del Valle de los Templos, que es la zona arqueológica de Agrigento declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1998. Diodoro Sículo describe en su obra las dimensiones del templo y la forma en que fue construido:

“El templo tiene trescientos cuarenta pies de largo y sesenta pies de ancho. Su altura es de ciento veinte por encima de los cimientos. Podría ser juzgado como unió de los mayores templos de Sicilia o de fuera de Sicilia debido al tamaño de planta. Y si la invasión cartaginesa no hubiese puesto fin a la construcción, la opción sería obvia. Otros templos se han construido hasta cierta altura con muros simples, otros tienen columnas. Pero este templo combina ambas formas, puesto que las columnas forman parte de los muros. En el exterior son circulares, hacia el interior son rectangulares. Si circunferencia exterior mide veinte pies… y en el interior mide doce pies”.

El templo, cuya estructura todavía se estudia, se alzaba sobre un crepidoma o gran plataforma de cinco escalones, que medía unos 4,5 metros de altura sobre el nivel del suelo. Tenía un estilábato de 112,70 x 56,30 metros, y una altura total de unos 20 metros.

El conjunto del edificio estaba construido con pequeños bloques de piedra, lo cual hace que sus dimensiones globales sean inciertas. Estos pequeños sillares eran fáciles de transportar, lo cual contribuyó a la disgregación del templo. Presenta una pseudoperístasis, es decir, una falsa columnata de semicolumnas perimetrales dispuestas a una distancia uniforme y unida por un muro continuo.

grecia-12Atlante expuesto en el Museo arqueológico regional de Agrigento

La cella estaba constituida por un muro que conectaba doce pilastras a cada lado. Estaba precedida por un atrio de acceso, el pronaos, un vano posterior y el opistodomos, delimitadas también por tramos de muro. El acceso a la cella se producía a través de un número indeterminado de puertas.

El interior estaba inspirado en la arquitectura fenicio cartaginesas y estaba formado por una inmensa sala dividida en tres naves por medio de dos filas de pilares. La nave central era hípetra, es decir, estaba abierta al aire libre; se piensa que se dejó abierta debido a la dificultad de cubrir una distancia tan grande..

Según la descripción de Diodoro Sículo, los frontones “tenían una longitud y altura extraordinarias” y estaban rematados con esculturas de mármol. El extremo oriental exhibía una Gigantomaquia, mientras que la fachada occidental representaba la Caída de Troya, ​de nuevo simbolizando el triunfo griego sobre los rivales bárbaros. ​Diodoro relata también que “cada héroe estaba cuidadosamente tallado, de forma que podía diferenciarse de los de sus lados”.

Tras el templo de Júpiter se encuentra el Templo de Castor y Pólux, reconstruido en el XIX con elementos combinados de otros templos. Tras su construcción en el siglo V A.C. este templo de 34 columnas fue gravemente dañado por el saqueo de los cartagineses y más adelante por los terremotos.

Los Jardines (Giardino) Kolymbethra

Es uno de los ejemplos vivos de jardín más antiguo de la Humanidad, y ya en el siglo I a.C., era mencionado por historiador Diodoro Siculo.

Este ángulo de fertilidad, que contrasta con el paisaje algo árido del Valle de los Templos se extiende por cinco hectáreas donde la variedad de flora sorprende, algarrobos, cítricos, vides, chumberas, mirto, almendros, olivos, arbusto mediterráneo…

El interés de la visita trasciende lo histórico, ya que nos aporta matices pedagógicos, geológicos, botánicos y agrarios; en definitiva de transformación del paisaje a lo largo de los siglos donde desde los griegos, romanos y árabes aportaron sus técnicas y conocimientos para aprovechar la fertilidad de este rincón.

Restaurado en el año 2001 tras una intensa labor, la visita al jardín nos permite acercarnos a la vida cotidiana de los ciudadanos de Agrigento, con un sentimiento de amor por el paisaje que seguimos compartiendo más de 2500 años después.

grecia-7

Les recomiendo que por la noche cojan un autobús y den una vuelta por el valle de los templos. Los verán completamente iluminados y si les ponen una música clásica adecuada es un espectáculo inolvidable.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/sociedad/agrigento-esplendor-grecia-viajes-travel/20181204125714158122.html


© 2018 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid