Imprimir

Los datos de CEOE no concuerdan con los de Eurostat

nuevatribuna.es | 18 de julio de 2018

Las nuevas subidas de impuestos anunciadas por el Gobierno no han gustado nada a la cúpula empresarial.

CEOE ha mostrado su rechazo a los nuevos impuestos anunciados por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el martes en el Congreso de los Diputados. En concreto el que se refiere al Impuesto de Sociedades para establecer un tipo mínimo del 15% del resultado contable de los grupos empresariales, aproximadamente el doble del tipo que actualmente pagan la grandes empresas que es del 7,3% tras deducciones fiscales. (Las pymes suelen pagar de media un tipo mínimo del 12,2% en resultado contable).

“Incrementar la recaudación aumentando los impuestos sobre las empresas es un error. Lastraría la competitividad de nuestras empresas, retraería la inversión nacional y extranjera y reduciría a medio plazo la tributación, consiguiendo un efecto contrario al deseado”, afirmó la confederación de empresarios horas después del anuncio.

CEOE asegura, en base a su informe ‘Tributación empresarial’. que las empresas en España soportan una carga tributaria con un tipo real del 46,9% sobre beneficios, frente a una media de la UE del 40,9%. El documento destaca que la proporción de recaudación que en España procede de las compañías “es considerablemente superior a la media europea” y afirma que “la presión fiscal empresarial en España es alta en comparación con los países de nuestro entorno y debe bajar, no subir”.

Los datos aportados por la patronal de empresarios no concuerdan con los elaborados por Eurostat que reflejan que en recaudación sobre Impuesto de Sociedades, España recaudó en 2016 un 2,29% sobre el PIB, frente a las media de los países de la Unión Europea con 2,62%, y un 2,60% si hablamos de los países de la zona euro.

cuadro gestha

Estas tres décimas de diferencia en los porcentajes se traduce en que las arcas del Estado español dejan de ingresar 3.778 millones de euros al año con respecto a la medida del resto de países (EU-28). La cifra se acerca al monto de recaudación calculado por Gestha (4.000 millones) en la subida anunciada por el Gobierno.

El informe de la CEOE incluye en su cálculo no solo los beneficios empresariales (Impuesto de Sociedades), que sería lo correcto, según muchos analistas, sino que introduce además el pago de otros impuestos como las cotizaciones a la Seguridad Social, entre otros gravámenes, por lo que la metodología de cálculo utilizada hace variar el resultado. Si solo se estuviera hablando de beneficios, la presión fiscal para grandes y pequeñas empresas estaría en una media del 10%.

EL IMPUESTO DE SOCIEDADES SE HA DESPLOMADO EN LOS ÚLTIMOS 10 AÑOS

CEOE también afirma que “en España no existe un problema de recaudación tributaria” y añade que la recaudación de 2017 “se sitúa prácticamente en los mismos niveles de 2007”, máximo de la serie histórica.

Sin embargo, la recaudación por el Impuesto de Sociedades a nivel estatal se ha desplomado en los últimos diez años. Según los datos aportados por los Técnicos de Hacienda mientras en 2007 se recaudaron 44.000 millones de euros (incluyendo País Vasco y Navarra), en 2017, el Estado ingresó por este impuesto 25.582 millones (23.143 millones sin incluir País Vasco y Navarra). El desplome es prácticamente del 50%.

En declaraciones a este periódico, el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, recuerda que “países con una mayor presión fiscal y con tasas impositivas en impuesto de sociedades mayores que en España, como Francia, Reino Unido o Alemania, tienen tasas de productividad más altas que las nuestras”.

El Gobierno del PSOE no es el primero que apunta a las grandes corporaciones por el tema de impuestos. El anterior ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, también señaló con el dedo a las compañías por los pocos impuestos que, en su opinión, pagan. “Las grandes empresas tributan al 7%, menos que cualquiera de nosotros”, señaló en enero pasado en la Comisión de Hacienda del Congreso.


El Impuesto sobre Sociedades es un tributo perteneciente al sistema tributario español, de carácter periódico, proporcional, directo y personal. Grava la renta de las sociedades y demás entidades jurídicas. Está regulado por la Ley 27/2014, de 27 de noviembre.1​ El IS en España el tipo general es del 25% para grandes y pequeñas empresas2​ aunque existen otros tipos del 30%, 20%, 15%, 10% o incluso el 1% según el tipo de sociedad que se trate. En el País Vasco y Navarra, que disponen de autonomía fiscal, es del 28%.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/economia/Impuestosociedades-ceoe-eurostat/20180718190346154034.html


© 2019 Nuevatribuna

© medio digital de información general editado por Página 7 Comunicación S.L. Madrid