#TEMP
domingo. 03.07.2022

Voy a dimitir como delegada sindical

Me encanta y quiero felicitaros por Nueva Tribuna, todos los días la ojeo y acabo leyendo más de un artículo, en muchos me gustaría escribir algo, dar mi opinión. Por ej. en el de hoy de ¡Sindicalistas: pongo la mano en el fuego por vosotros! Por Quim González Muntadas.

Soy delegada de CCOO, aunque por muy poco tiempo pues estoy totalmente en contra de la firma del Informe de Pensiones por Miguel Ángel y el apoyo que comisiones le ha dado y el análisis que el sindicato hace de este tema tan trascendental para toda la clase trabajadora.

De todas formas en este artículo en concreto quería decir que la desacreditación se la están ganando a pulso, nos la estamos ganando a pulso, los sindicalistas, sobre todos los que tienen cargos de responsabilidad y se creen que por haber sido elegidos ya representan a los trabajadores y no necesitan convocar asambleas, debatir temas. El día 1 de julio estuvo aquí el compañero Toxo, en León, yo hice una intervención mostrando mi más rotundo rechazo a la firma del informe por parte del compañero Miguel Ángel. No me dejaron volver a hablar más, no hubo debate, sólo desde la mesa podían hablar, no se dio la palabra a varios compañeros y compañeras que la habían pedido e iban a ir en la misma línea que yo. Había que callar y escuchar, eso no es una asamblea es una reunión para darnos líneas de actuación. Es imprescindible recuperar las asambleas, dejar hablar a la gente y si alguien se cabrea y grita, pues grita, mientras no falte al respeto es buena la discusión, es bueno el intercambio de opiniones. Yo no estaba de acuerdo como trabajadora y como delegada con lo que en la mesa se decía, pero no podía hablar se me llamaba mal educada, falta de saber estar. Tenía que callar, escuchar, cuando pedí la palabra por alusiones al final también me la denegaron. ¿Qué credibilidad vamos a tener ante la militancia, ante nosotros mismos y ante la sociedad sino podemos hablar, sino podemos debatir sobre el tema de la pensiones? Yo no he podido decir nada, sólo unos minutos sin derecho a réplica, sin derecho a debate. ¿Cómo voy a defender lo que aprueba la Ejecutiva General si nadie me ha escuchado?

Voy a dimitir como delegada sindical y lo hago porque nadie me escucha, porque el tema de las pensiones, por ej. es tan grave que el consenso no tiene que ser entre el Gobierno y los agentes sociales, sino entre los agentes sociales y la clase trabajadora. Y lo de las pensiones es la gota que colma el vaso pero podría, puedo dar muchos más ejemplos en que se me ha callado y no dejado hablar, y luego se me exige que como delegada defienda ante los trabajadores lo que nadie me ha consultado, ni me ha dejado participar.

También podría decir por ej. la imagen que se da, por lo menos en Castilla y León, de complicidad entre Gobierno de la comunidad y representantes de Castilla y León, pero eso lo dejo para otro día.
Un abrazo y el sindicalismo o cambian nuestros dirigentes o lo están rematando ellos solitos.