<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
martes. 04.10.2022
Rafael Granero Chulbi

Rafael Granero Chulbi

filòsof lletraferit.

Nec spe nec metu. Nací en Chella (Canal de Navarrés, Valencia) en 1955. Aún no había hecho los dos añitos que me emigraron a Barcelona, al barrio de Gràcia: en el Camp d’en Grassot. Ni del Barça ni del València (de hecho: ni del fútbol), tengo la excusa perfecta cuando no quiero entrar en dialécticas casi siempre vanas: en Madrid, donde a menudo fui por temas de trabajo, soy valenciano; en Valencia, catalán y a otra cosa; y en Barcelona: ciudadano en -que no de- Cataluña (España, Europa) y nada más. Tras dar vueltas por los barrios de Barcelona, he vuelto a mi querido Camp d’en Grassot, en Gràcia Nova. Antaño trabajador, hoy jubilado. En tiempos hijo, hogaño abuelo. Más que cosmopolita, caospolita (término que está por ser inventado, y del que no me reservo ningún derecho); más que escribidor, letraherido; y más que instruido, no buen estudiante: un poco químico, otro poco economista, algo de sociólogo y otro algo de filósofo. Y cuando llegue el caso, por aquello de no tener que pensar en el último momento esa frase perfecta que cierra el drama, ya tengo preparada mi (que no es mía, es de Alberto de Chirico) epitáfica frase: Taci e riposa: qui si spegne il canto... Aunque, total, qué más dará: he donado mi cuerpo a la ciencia.