viernes 14/8/20
VIAJES

Viajar en Navidad. Compaginar la familia con la aventura

Praga
Praga

Un eterno dilema en estas fechas es el que se nos presenta sobre como disfrutar los días de vacaciones que nos guardamos para la Navidad y el Año Nuevo. ¿Vamos con la familia? ¿Nos vamos a un sitio calentito o muy frío para disfrutar de estos especiales momentos?

La verdad es que actualmente y gracias a los vuelos baratos que ofrecen multitud de compañías aéreas y agencias de viajes es posible compaginar ambas opciones y disfrutar, bien al mismo tiempo o de forma sucesiva, tanto de la familia como de la aventura.

La mayor parte de los españoles tenemos la sana costumbre de estar la Nochebuena y el día de Navidad con los miembros más allegados de nuestras familias. Padres, hermanos, hijos, sobrinos y parientes más cercanos. Esta costumbre tan latina y también tan universal en el mundo cristiano forma parte de nuestras tradiciones y la realidad constata que lejos de desaparecer o debilitarse es cada día más fuerte.  Los que por una u otra razón han tenido que emigrar tanto dentro de España como al extranjero hacen todo lo posible para reencontrarse con la familia, los amigos de la infancia y los lugares en los que ha transcurrido  lo que de manera magistral definió el poeta alemán (aunque nacido en Praga) Rainer María Rilke al decir que “la infancia es la verdadera patria del hombre (y de la mujer)".

Los recuerdos de infancia no sólo forman parte intrínseca de nuestras vidas, sino que estructuran la personalidad de cada uno de nosotros. Por eso disfrutamos tanto al “volver a casa por Navidad” como todos los años nos recuerda el famoso anuncio.

Desde la famosa crisis de los años 2007 y sucesivos muchos jóvenes españoles han salido a trabajar por el mundo. No sólo la crisis sino la inevitable globalización económica y la apertura de fronteras han llevado a muchos coterráneos a vivir en múltiples países. El éxito de los programas de televisión de las cadenas estatales o autonómicas confirma nuestro interés por saber de sus vidas, sus triunfos y sus preocupaciones allí donde estén. Es cierto que gracias a la proliferación de ofertas de vuelos baratos tienen más posibilidades de venir en estas fechas o ser visitados por la familia allí donde estén.

Hay una frase atribuida a Nelson Mandela que dice lo siguiente.”No hay nada como volver a un lugar donde nada ha cambiado parte darte cuenta de cuánto has cambiado tú”. Igualmente sorprendente es volver a las calles de tu infancia, al lugar donde estaba tu colegio o donde te reunías con los amigos y comprobar que nada de lo que recordabas existe hoy. Las personas cambian y los lugares también en la mayoría de los casos. Es ley de vida.

Éfeso

Éfeso

Resulta inevitable en estos días de reflexión y reencuentro citar al filósofo griego  Heráclito de Éfeso, también conocido como “El oscuro de Éfeso”  y su famosa frase de “Todo fluye, nada permanece. Lo más constante en esta vida es el cambio”.

Cuando se realiza un viaje, sea este de ida o de retorno las personas siempre aprendemos cosas nuevas, conocemos otras culturas, otras realidades y eso aunque no nos demos cuenta siempre nos cambia y nos hace crecer aunque sea un poco.

Viajar en Navidad. Compaginar la familia con la aventura