sábado 22.02.2020

¿Por qué son cada vez más los conductores que se decantan por el renting?

¿Por qué son cada vez más los conductores que se decantan por el renting?

En los últimos años, el renting ha visto incrementadas sus cifras de matriculaciones de una manera muy notable. Esto es debido a varios factores, no sólo económicos, sino también sociales:

1.Es cierto que, contratar un renting, tiene bastantes ventajas económicas: no hay que hacer desembolso inicial; se abona una cuota fija al mes, por lo que el gasto es provisionable; dicha cuota incluye todos los servicios necesarios tales como mantenimientos, cambio de neumáticos, cobertura por daños, reparación de averías, vehículo de sustitución…
Además, empresas y autónomos se benefician fiscalmente ya que las cuotas son 100% deducibles del IS o IRPF, según corresponda.

2. Yo elijo mi coche nuevo. Otra de las ventajas del renting es que puedo elegir la marca y el modelo que más se adapta a mis necesidades. Además, puedo añadirle los accesorios que me gustan, rotularlo o, si fuera necesario para mi actividad económica, hacerle un carrozado; de todo ello se ocupa la compañía de renting que repercutirá en la cuota todos los “extras” que tenga el vehículo.

3. Renovación del parque automovilístico. Otro de los beneficios de contratar un renting es que los vehículos son siempre nuevos, cumplen con la normativa vigente y ello aporta más seguridad a la hora de conducir. Las empresas de renting, además, están cada día más comprometidas con la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente proporcionando fórmulas de movilidad a sus clientes como el carsharing corporativo o coche compartido.

4. Posibilidad de acceder a un vehículo eléctrico. Según un reciente estudio del Eurobarómetro de 2019 los españoles somos los ciudadanos más concienciados con el medio ambiente. Las empresas de renting están apostando por una amplia gama de vehículos tanto eléctricos como híbridos. Acceder a la gama electrificada es difícil cuando nos planteamos la compra del vehículo, pero si lo contratamos a través de esta fórmula de renting, tenemos más facilidades de incorporar a nuestra flota vehículos más ecológicos.

5.Poco a poco se está extendiendo la idea de pagar únicamente por el vehículo cuando lo necesitas, por ello, la modalidad del renting flexible también está ganando adeptos. Muchas empresas tienen negocios con alto índice de estacionalidad, esto significa que en los momentos de mucho trabajo necesitan uno o varios vehículos para desarrollar su actividad, pero sólo durante unos meses al año.
Esta fórmula, frente al renting tradicional, permite contratos sin permanencia pudiendo devolverlo cuando ya no se necesite. Además, como las necesidades del usuario o de la empresa que recurre a esta fórmula también cambian rápidamente, es posible solicitar un cambio de vehículo a uno de un segmento distinto (por ejemplo, devolver un turismo y cambiarlo por un comercial ligero) de forma prácticamente inmediata.

6. La incertidumbre en el sector del combustible está haciendo que las empresas con grandes flotas se planteen la renovación de sus vehículos, ya que están dispuestas a reducir sus emisiones, pero se arriesgan a que un cambio de normativa tras la adquisición de los mismos pueda suponer una pérdida económica importante. Por ello, el renting es una buena alternativa, ya que la duración del contrato oscila entre 36 y 48 meses por lo que renovar la flota es relativamente rápido y rentable, con la opción de contratar vehículos más ecológicos y con combustibles alternativos.

Cada vez son más los españoles que consideran el renting como una alternativa factible para acceder a un vehículo nuevo y controlar el gasto mensual. Las ofertas de renting son variadas y, como en todo, es recomendable tener en cuenta varias y elegir siempre la que más se adapte a nuestras necesidades.

¿Por qué son cada vez más los conductores que se decantan por el renting?