domingo 29.03.2020

SGA, llega la revolución tecnológica en el almacenaje

SGA, llega la revolución tecnológica en el almacenaje

Es sabido que la información es poder, y cuando ello se lleva al ámbito de la empresa, esto resulta aún más crítico. Es por este motivo que, desde hace más de seis décadas, las empresas han implantado sistemas ERP (Entreprise Resource Planning) o de Planificación de Recursos Empresariales.

Por diferentes motivos que analizaremos, los ERP no han sido una herramienta completa para las empresas que necesitan un exhaustivo control del almacenaje. La solución a este problema ha venido de la mano de los nuevos sistemas SGA.

Un breve paseo por la historia

Los orígenes de esta herramienta se encuentran en la década de los 50 del siglo XX. Como muchas tecnologías que ahora son cotidianas, su origen lo encontramos en el ejército. A partir de los años 60, con la llegada de las primeras computadoras comerciales, se empiezan ya a sentar las primeras bases de la gestión automatizada, con sistemas primitivos que controlaban la planificación o los inventarios.

Una fecha clave para entender estos sistemas es la del año 1972, cuando se funda la empresa alemana SAP, por la que mucha gente conoce estos sistemas, dado que esta empresa fue pionera en la creación de software empresarial que funcionara en tiempo real.

El término ERP se empieza a utilizar a partir de la década de los 90, centrado en funciones empresariales como la producción, las finanzas, la contabilidad, la gestión de proveedores o los recursos humanos. La llegada e Internet es clave en nuestro siglo XXI para el desarrollo de los sistemas ERP, puesto que, por un lado, abre las puertas a nuevas tendencias, como el software en la nube, pero también obliga a aplicar innovaciones en el sector de la distribución, como por ejemplo implantar nuevos sistemas para la gestión de stocks multicanal con la llegada del ecommerce.

Por qué surge el SGA

Efectivamente, la llegada de Internet hace que surjan nuevos canales de distribución que complican la gestión de los stocks y de la distribución. Hasta entonces, las empresas trabajaban con la instalación de módulos para estos controles en su sistema ERP, pero estos módulos no cumplen con algunas funcionalidades que se hacían necesarias con estas nuevas necesidades empresariales.

De esta manera, se empieza a trabajar en el desarrollo de nuevos sistemas SGA, también conocidos por sus siglas en inglés, WMS.

Qué es un SGA

Las siglas WMS se corresponden con las palabras inglesas Warehouse Management System, traducido como Software de Gestión de Almacenes (SGA). Se trata de software específicamente diseñado para la gestión de la operativa de almacenes, lejos de esos módulos de gestión que incluían los ERP.

Este sistema de gestión de almacenes ofrece, precisamente, estas nuevas funcionalidades que requieren las empresas, como por ejemplo la integración del material que pasa por el almacén tan sólo para el proceso de distribución (el llamado cross docking), la programación de entradas y salidas de almacén, la optimización del almacenaje mediante la gestión de ubicaciones, así como de los movimientos y flujos de mercancías.

Beneficios del SGA

Al tratarse de  programas de gestión de almacén específicamente diseñados para estos procesos, se acaban con algunos errores que, por incompletos, producían los módulos específicos de los ERP, com por ejemplo errores en la preparación de pedidos, tiempos de servicio demasiado largos, preparaciones que se eternizaban y por ende los costes de ello y del personal, etc.

También se producían numerosos problemas con el control de los stocks y ello hacía necesaria la realización de inventarios de manera regular. Con un SGA de almacén, no se producen pérdidas de material y siempre se puede saber 100% el stock disponible, aporta ahorro de dinero y tiempo, gracias a que se gana agilidad en los procesos y se optimiza la distribución del material almacenado.

Pero, además de llevar un control exhaustivo de los stocks, se integra con facilidad dentro de cualquier sistema de ERP y su implantación es rápida y es de actualización muy sencilla. El sistema puede también controlar entradas y salidas manuales, realizar inventario, gestionar palets y reubicar el material.

Implantación y funcionamiento

Al contactar con un proveedor de SGA, esta empresa nos realizará un estudio completo de las necesidades de nuestra empresa, tanto actuales, como futuras, así como otra información como posibles picos de trabajo en determinadas épocas

A partir de aquí, se adecúa el software a estas necesidades, se instala y se empieza a aplicar en almacén. El sistema funciona a través de una tecnología inalámbrica que automatiza el recuento de mercancías mediante la captura remota de los datos en planta con terminales PDA vía WiFi, equipados con lector de código de barras. La aplicación integra un módulo que permite generar varios tipos de códigos de barras si la empresa no lo tiene.

Sin duda alguna los nuevos sistemas de gestión de almacén son la revolución para las empresas de almacenaje y distribución.

SGA, llega la revolución tecnológica en el almacenaje