viernes 27/11/20

Riesgos y peligros reales y percibidos de las citas online

Es cierto que desde la llegada del internet nuestra vida se ha simplificado para muchas cosas. Desde aprender un nuevo idioma, a mejorar nuestras destrezas culinarias, hacer compras, ver una película o hasta conectar con personas de cualquier parte del mundo; un sinfín de opciones nos han facilitado el acceso a la información, que en tiempos anteriores, no estaba al alcance de todos.

Así, las relaciones humanas se han visto influenciadas desde la llegada del internet, un ejemplo de ello son los chat para ligar con mujeres, que en la mayoría de los casos son un escape y solución para quienes resulta difícil hablar con personas del otro sexo en las situaciones cotidianas de la vida offline.

Sin embargo, es importante tener en cuenta todas las implicaciones que conlleva usar este tipo de plataformas.

En principio, estos portales tienen términos y condiciones que deberías leer antes de usarlos. Como en cualquier red social, debemos ser precavidos con la información que compartimos. Recordemos que todo lo que vemos en la pantalla suele ser exuberante, la otra persona también busca impresionarnos, así que lo que se veamos podría ser una idealización de la realidad.

Riesgos emocionales

Además de los riesgos relacionados con la seguridad, hay otras más personales. Nos referimos a riesgos que están más relacionados con las emociones.

Generalmente, en este tipo de plataformas se idealiza a quien está detrás de la otra pantalla, muchos psicólogos afirman que pueden ser producto de nuestras necesidades y no son más que una proyección de las mismas, por lo que puede resultar en una gran decepción cuando nos enfrentemos con la realidad.

De hecho, podemos acostumbrarnos a poner las expectativas tan altas, que llegue un momento en que las personas reales ni siquiera nos atraigan. Es algo de lo que se ha acusado al porno y en una web de citas sexo llena de fotografías maravillosas, también nos puede pasar.

Pero no todo es malo, un chat para ligar con mujeres puede ser una buena herramienta en estos tiempos donde el contacto social es restringido. Podrás entablar conversaciones entretenidas sin salir de casa y quién sabe si encontrar tu pareja ideal.

Si se toman las precauciones necesarias y se escoge muy bien los portales que se usan para este fin, la historia puede ser interesante.

Lo ideal es mantener expectativas realistas y no confundir la realidad con lo virtual y, por supuesto, no exponernos demasiado, al menos, hasta que tengamos tal confianza que si tuviésemos esa información o fotografías en papel, también se las daríamos en mano a la persona que hay al otro lado de la pantalla.

Algunos riesgos reales

Algunos riesgos reales, que pueden surgir al usar los portales en línea, son la fuga de información privada que compartimos. Cuando en el chat las cosas se ponen calientes se pueden compartir fotos privadas, y se corre el riesgo de que se publiquen en otros lugares sin nuestro consentimiento. Es importante saber que una vez damos acceso a otros a nuestra información, perdemos el control de hacia dónde va la misma, por ello es muy importante ser cuidadosos.

En este sentido, la sextorsión puede ser un factor riesgo muy a tener en cuenta presente en estas plataformas. Para evitarlo, lo mejor es no compartir cosas que no nos gustaría que viesen nuestros familiares, amigos y compañeros de trabajo.

Por otro lado, también existe el riesgo del ciberacoso y el fraude. Lo ideal es no revelar nuestros datos personales con quienes hablamos por chat. Muchos delincuentes usan estos medios para hacer sus fechorías, suplantando identidades y engañado a sus víctimas desde la emotividad, pues se es más vulnerable cuando hay cierta confianza.

Aunque puede que la emoción del momento nos nuble un poco el entendimiento, es importante tener presente estos riesgos.

Riesgos y peligros reales y percibidos de las citas online