sábado 5/12/20

La rehabilitación en ortopedia y traumatología

Antes de que la rehabilitación cobrase importancia en la medicina, se consideraba de poca importancia e incluso personal que no tenían los estudios suficientes eran los encargados de rehabilitar a aquellas personas que habían sufrido algún tipo de enfermedad o que habían tenido un accidente o traumatismo y no eran capaces de manejarse con facilidad en su vida diaria. 

Por suerte, todo esto fue cambiando hasta que se comprobó que una buena rehabilitación en ortopedia y traumatología ayudaba a que la persona tuviera una mejor calidad de vida, consiguiendo que la especialización de los profesionales fuese más importante y haciendo que estuviera al mismo nivel que la propia medicina, descubriendo que personas que estaban tratadas en rehabilitación de calidad, conseguían prevenir muchas enfermedades y no recaer de nuevo en la misma que los había llevado hasta esa situación. 

En este artículo vamos a realizar un recorrido por estas áreas médicas y la importancia que ha tenido en los últimos años.

Rehabilitación en ortopedia

Cuando una persona pasa por una enfermedad o por cualquier tipo de afección, corre el riesgo de que requiera un proceso en el que las secuelas sean las mínimas, un tiempo que corre en su contra cuanto más se retarda la rehabilitación. Cuando a un paciente se le implanta un proceso por el que por medio de especialistas consiguen rehabilitar el cuerpo, ya bien sea para que pueda volver a andar correctamente o a realizar cualquier movimiento que realizaba antes de la afección o enfermedad, es algo que les ayudará a mejorar su calidad de vida e incluso a que la actitud de la persona frente a la enfermedad que ha pasado o incluso que está pasando todavía sea más positiva y gane en fortaleza. 

La rehabilitación puede ser muy variada, tocando campos de la neurología, la reumatología o incluso la ortopedia, como nos han hecho ver desde Ortopedia10.top, siendo en todos los campos importante que se pueda realizar un programa de rehabilitación conforme a la persona, puesto que no todo el mundo va a necesitar el mismo tratamiento y para esto requiere que se diseñe de manera individual los ejercicios específicos que la persona vaya a realizar y que estarán encaminados a una mejora de sus dolencias.

Herramientas para una buena rehabilitación

Para realizar una buena rehabilitación, es conveniente tener una serie de herramientas que ayudarán a que el profesional pueda ponerse manos a la obra para hacer que el paciente se recupere correctamente y reducir o eliminar la aparición de secuelas. 

Posiblemente lo que mejor va a solucionar las dolencias y hará que se pueda prevenir las secuelas en cualquier afección es la fisioterapia, habiendo una gran cantidad de técnicas y tratamientos que se pueden llegar a realizar gracias a esta carrera universitaria que hará que las personas que quieran formarse para ayudar y rehabilitar físicamente a pacientes tengan la posibilidad de hacerlo con los conocimientos que obtendrán con su titulación. Nos cuentan en QueCarreraEstudiar que cada año son más los estudiantes que están decididos a sacarse el título de fisioterapia, puesto que han comprobado la importancia que tiene la rehabilitación en la vida de las personas, dejando de lado la creencia de que los fisioterapeutas lo único que hacen es hacer masajes a los pacientes.

Dentro de su campo, se encuentra el estudio de la traumatología, conociendo qué es lo que le ha ocurrido a la persona y creando un programa específico para dicha persona con la que según el número de sesiones que necesita, podrá hacer unos ejercicios u otros, anotando y analizando los progresos para que se pueda comprobar después de las terapias su mejoría y también hasta dónde podría llegar. Además de esto, también podrá utilizar herramientas de ultrasonido, electromagnéticos de baja frecuencia entre otra serie de aparatos que no podrán ser utilizados por otras personas que no sean realmente profesionales dentro del sector. 

¿Qué se debe saber sobre la rehabilitación en traumatología?

Antes de realizar una rehabilitación en traumatología, leemos aquí que es imprescindible conocer el historial médico del paciente, como también saber qué es lo que se le deberá de realizar incluso antes de realizar la cirugía o la operación por la que será preciso dichas técnicas. Esto es un punto determinante y que en muchos centros médicos se pasa de largo, puesto que el estudio del paciente conseguirá que se pueda hacer una buena evaluación después de realizarse las sesiones rehabilitadoras.

Si no se tuviese un análisis previo, nos encontraríamos con que el profesional va a tener solo los datos desde la operación y desde aquí ver la evolución, pero en ningún momento conocerá el rango de movimiento que tenía cuando la persona había empezado a sufrir la enfermedad y había sido ingresado. Conocer estos detalles será de suma importancia, ya que una vez que se hayan terminado las sesiones que se han fijado para el paciente, se podrá conocer el grado que ha llegado a perder de movilidad en su cuerpo.

No todas las técnicas van a servir para cualquier paciente, y esto es necesario saberlo, debiendo de tenerlo en cuenta el profesional fisioterapeuta que va a tratar a la persona. Es por eso por lo que cada día se contratan a más titulados en fisioterapia, ya que conocen mejor las técnicas y también obtienen más experiencia con las nuevas innovaciones que se están dando en este sector, por lo que conviene tener todo claro para realizar todos los procesos. El estudio del paciente hará que se le pueda programar de manera efectiva los ejercicios y actividades que se deberán de trabajar con él, consiguiendo que se focalice exactamente en las zonas donde ha perdido movilidad o tono muscular, consiguiendo que se sienta más reconfortado y que, cuando vuelva a su vida normal, no le quede ningún tipo de secuela.

Las secuelas pueden variar entre un paciente y otro y, por lo tanto, tratar a todos de la misma manera es un tremendo error puesto que no se podrá lograr unos buenos resultados, por lo que conviene que los profesionales, tanto los médicos, traumatólogos y fisioterapeutas se reúnan para trabajar con el paciente afectado.

La rehabilitación en ortopedia y traumatología