#TEMP
miércoles. 17.08.2022

Muchas de las decisiones importantes en la vida requieren dinero. Comprar una vivienda, hacer una reforma, iniciar un negocio, los estudios de los hijos… Son algunos ejemplos de necesidades que surgen a lo largo de los años y que se solventan con la disposición de capital. Las vías para conseguir este dinero son variadas y entre ellas están ganando mucho peso los prestamos privados. Ante las dificultades para conseguir financiación por parte de los bancos, cada vez más usuarios optan por esta fórmula que pone en contacto a particulares con empresas, que se encargan de proveer de la cantidad necesaria de acuerdo a unas condiciones pactadas y firmadas previamente.

Los préstamos privados son aquellos que son concedidos por entidades privadas no bancarias. Son empresas especializadas en esta actividad y que no están relacionadas con el sector bancario, que tradicionalmente ha sido el principal proveedor de capitales. Las nuevas necesidades, un contexto social y económico cambiante y las crecientes demandas de los ciudadanos han fomentado este tipo de acuerdos; que se suelen utilizar para encontrar soluciones a problemas muy concretos en los que las entidades financieras de origen bancario no quieren o no pueden entrar. Otra de las principales particularidades de los préstamos privados es que el receptor del dinero debe aportar un aval con el que responde en el caso de que no devuelva el dinero en las condiciones pactadas. Esta garantía suele ser un inmueble, pues es un bien de un valor alto y constante. Aunque es importante mencionar, que en todos los casos se realizará un estudio de solvencia previo.

Conseguir un préstamo en estas características es más sencillo que por la vía bancaria, ya que las condiciones son más flexibles y el proceso es más ágil. Las empresas especializadas que conceden este tipo de préstamos aportan muchas facilidades y la solicitud del dinero es muy fácil. La persona interesada tiene que acceder a un sitio web y pedir información, sin compromiso, tras indicar el dinero que necesita. La plataforma responde con las condiciones y requisitos, que varían en función de la cantidad solicitada y del plazo indicado para devolverla. Si hay un acuerdo en esta negociación que se realiza de forma telemática, el contratante debe aportar la documentación requerida y firmar el contrato para obtener el dinero. Son pasos rápidos que se completan de forma online. 

Beneficios

Las ventajas de obtener un préstamo privado son múltiples, especialmente si se compara con la vía bancaria, mucho más estricta en cuanto a la concesión. El solicitante solo aporta una garantía del aval y no tiene obligación de adelantar una cantidad económica como sí que ocurre cuando se solicita un préstamo hipotecario. La presencia del nombre en ficheros oficiales de morosidad no influye en el proceso ni se requieren otros avales, más allá del inmueble. Entre las ventajas de un préstamo privado es que el dinero se puede utilizar para muchos fines, como la reunificación de deuda, sea ésta bancaria o no; el pago de impuestos, la ampliación de capital en una empresa, la cancelación de embargos y subastas, la reforma del hogar o para iniciar un negocio propio, entre otras posibilidades. 

El banco pone trabas donde webs como Capital Privado MB aportan facilidades. Es otro de los beneficios de los préstamos privados, la flexibilidad que aporta el sector y los numerosos caminos disponibles para gastarlos.

¿Qué son los préstamos privados? Ventajas y requisitos para solicitarlos