sábado 22.02.2020

¿Qué son los créditos rápidos?

¿Qué son los créditos rápidos?

Cuando hablamos de los créditos o minicreditos rápidos, nos referimos a aquellos créditos que se pueden solicitar con mayor rapidez y facilidad que con la que se solicita un crédito normal, ya que por lo general, se solicitan a través de la página web de la entidad bancaria o mediante una llamada telefónica. 

Y la gran mayoría de las veces, la respuesta suele ser de forma inmediata. Además de ello, la gran mayoría de empresas que te ofrecen este producto financiero, ponen a tu disposición una calculadora con la que podrás simular tus préstamos rápidos, indicando la cantidad que deseas solicitar y el tiempo en el que podrás devolverlo. 

Con estos datos, este simulador te indicará cual es la cantidad que tendrás que pagar en cada una de las cuotas. Y si este resultado te gusta, solo tendrás que rellenar el formulario, adjuntar los documentos que se te solicitan y listo, enviarlo para que te envíen la respuesta lo más pronto posible. 

¿Cuál es la diferencia de un crédito normal u ordinario con un crédito rápido?

Como te hemos dicho anteriormente, la principal diferencia entre un crédito normal y un crédito rápido, es el tiempo que te llevara su solicitud y su aprobación. Porque por lo general, cuando se solicita un préstamo ordinario, la entidad bancaria realiza un estudio previo de tu perfil crediticio, también se analizan los avales financieros que propongas, tus ingresos y por supuesto, tus ingresos mensuales, por lo menos durante los últimos seis meses. 

La gran mayoría de las empresas o entidades financieras que ofrecen los mini créditos rápidos, no colocan como obstáculo que la persona esté en una lista Asnef, en el caso de los créditos ordinarios, es indispensable que el cliente no esté en ningún tipo de lista de morosos. Si tienes alguna duda, aquí puedes consultar ASNEF.

Mientras que con un crédito rápido, los requisitos que te exigen son realmente sencillos, y no le supondrá al banco, empresa o entidad financiera mucho tiempo para revisarlos. Otra de las diferencias son las cantidades, ya que un crédito rápido no suele ser de cantidades muy elevadas, estos están destinados para solventar una emergencia repentina. Y los créditos ordinarios, suelen ser cantidades grandes, que por lo general se solicitan para realizar una gran inversión o compra. 

Cuando se trata de créditos rápidos, no es indispensable avalar con un inmueble o un aval bancario tu préstamo. Será suficiente con que demuestres que tienes una fuente de ingresos mensual. 

¿Cuáles son los beneficios de los créditos rápidos?

Los créditos rapidos se caracterizan por ofrecer los siguientes beneficios: 

  • Son créditos rápidos. En unos pocos minutos puedes disfrutar del dinero en tu cuenta bancaria.

  • Son créditos bastante flexibles.  

  • No requieres una gran cantidad de requisitos para solicitarlo. 

  • Es el tipo de préstamo más recomendado en caso de emergencias extraordinarias que se deban solucionar en pocas horas. 

Así que si tienes una emergencia financiera que puedas solucionar con una cantidad relativamente baja, no esperes más y solicita tu crédito rápido ya. 

Requisitos de un crédito rápido 

Para solicitar este tipo de crédito, debes cumplir con unos requisitos mínimos. Al igual que sucede con otros tipos de créditos. Sin embargo, estos no son tan complicados, así que te será muy fácil cumplir con ellos y obtener tu préstamo al instante. Estos son: 

  • La persona solicitante debe ser mayor de edad. Es decir, su edad debe superar los 18.

  • Debes disponer de DNI o NIE español. El documento que se presente debe estar vigente, y se debe leer claramente nuestra dirección en el territorio español.

  • El solicitante debe suministrar su dirección de correo electrónico. Ya que será a través de ella que la empresa o entidad financiera se comunicará con el cliente. 

  • El solicitante deberá indicar un número de teléfono. Este puede ser fijo o móvil. Lo importante es que sea un número en el que se pueda localizar a la persona en el caso de que se presente algún tipo de inconveniente. 

  • Una cuenta bancaria en cualquiera de las entidades bancarias del territorio español, ya que será en ella donde se deposite el dinero que sea aprobado para el crédito rápido. Y será en esta misma cuenta en la que se realizarán los descuentos correspondientes a los plazos o cuotas del préstamo.

Como puedes ver, los requisitos son bastante sencillos, así que no será un trámite difícil, ya que una vez que tengas todo esto en tus manos, solo tendrás que entrar a la página web de la empresa, llenar el formulario, suministrar tus datos personales, adjuntar los requisitos y solicitar el crédito. Un crédito que por lo general, será depositado en tu cuenta a los pocos minutos. 

¿Qué son los créditos rápidos?