viernes 22.11.2019

Olvídate de cargar peso cada vez que vayas a comprar

Olvídate de cargar peso cada vez que vayas a comprar

Con el paso del tiempo, la espalda tiende a resentirse considerablemente. En este sentido, las malas posturas y la carga de grandes pesos suelen suponer dos de las principales causas de la aparición de dolores dorsolumbares. 

No obstante, en el día a día, se suceden numerosas situaciones en las que, de una forma u otra, nos vemos obligados a cargar con peso, como por ejemplo al hacer la compra. Por esta razón, a continuación, te ofrecemos algunos consejos para evitar cargar peso cada vez que vayas al supermercado. 

Compra online

Una de las mejores formas de evitar cargar peso es realizar la compra directamente a través de internet. Además, hoy por hoy, es posible hacer la compra online supermercado que quieras, puesto que la mayoría de ellos tienen disponibles todos sus productos en la web. Asimismo, otra de las ventajas de hacer la compra online es que permite adquirir los productos en el momento que se quiera, sin ningún tipo de limitación horaria. Del mismo modo, al comprar online es posible beneficiarse de una serie de ofertas y promociones que no siempre están disponibles en los establecimientos físicos. 

Solicita que te lleven la compra a casa

Actualmente, casi todos los supermercados ofrecen este servicio a domicilio. En cuando al precio de esta prestación, cada supermercado establece las tarifas que considera convenientes. Algunos de ellos brindan el servicio gratuitamente si se alcanza una determinada cantidad en la adquisición de los productos, estipulando un precio fijo para cuantías más bajas. 

Utiliza un carro

Otra alternativa para eludir cargar con demasiado peso pasa por utilizar un carrito de la compra. No obstante, no vale cualquiera, sino que lo mejor es escoger uno que tenga ciertas características que rendunden en tu bienestar físico. De este modo, es aconsejable emplear carros que puedan ser empujados con ambas manos, ya que es mucho más positivo para la espalda empujar un peso que tirar de él. Asimismo, también es recomendable optar por carros estables que no vuelquen con facilidad, para no tener que levantar pesos innecesariamente. 

No cargues con todo

En muchas ocasiones, cuando vamos al supermercado para realizar un pequeño recado, evitamos coger un cesto o un carro. De esta forma, acabamos cargando con bastante peso en nuestros brazos, haciendo que nuestra espalda se debilite. Por este motivo, es importante recordar la necesidad de no cargar con los productos y repartir el peso entre diferentes bolsas, una vez realizada la compra.  

Pide ayuda a los trabajadores

Muchas veces nos cortamos a la hora de pedir ayuda a los trabajadores de un establecimiento. Sin embargo, esto puede contribuir significativamente en la disminución de dolores de espalda. De esta forma, lo mejor es solicitar la ayuda de alguien cada vez que necesitemos levantar pesos pesados o a la hora de estirarnos para alcanzar algún producto que sobrepase nuestra altura. Así, evitaremos hacer esfuerzos que acabarán por resultar negativos para nuestra espalda. 

Estira después de hacer la compra

De primeras puede parecer un consejo absurdo. No obstante, la realización de estiramientos una vez realizada la compra puede llegar a ser muy beneficiosa para nuestros huesos y articulaciones. Para saber cómo hacerlo lo mejor es consultar de manera online cuáles pueden ser las tablas de ejercicios que mejor se adaptan a nuestras necesidades en función de nuestra condición física.

Olvídate de cargar peso cada vez que vayas a comprar