lunes 26.08.2019

Móviles 5G, ¿Ha llegado el momento?

Móviles 5G, ¿Ha llegado el momento?

Independientemente de la polémica entre Huawei y Estados Unidos sobre las redes 5 G, en España han comenzado ya las campañas de algunos operadores para conseguir los primeros clientes. También empresas de móviles han lanzado sus ofertas a unos precios francamente altos.

Vodafone ha destacado en este sentido y se ha adelantado a Movistar que ve el despliegue de esta red con mucha más prudencia. Telefónica ya manifestó a principios de 2018 que sus fases de despliegue a 2020 y según recientes informaciones se está retrasando.

El fenómeno de la utilización de los Smartphone va mucho más allá de las llamadas telefónicas o el envío de mensajes a través de las distintas plataformas. En la actualidad se ha convertido ya en la herramienta de trabajo de prácticamente todas las profesiones. Desde conductores, hasta fontaneros o electricistas, pasando por todas las personas dedicadas al mundo de la comunicación o las finanzas utiliza un número elevado de horas los móviles en detrimento de la utilización de otras herramientas como los ordenadores de sobremesa, portátiles o tabletas.

Tanto para la búsqueda de viajes en apps como Skyscanner o información de todo tipo de actividades en tiempo real, como también la existencia de redes de comunicación más potentes supondrá una notable mejoría y eficacia en la utilización de un aparato que se ha convertido en un compañero inseparable para personas de todas las edades. En el transporte público se puede ver igual de “enganchado” a un joven de veinte años que a una anciana de ochenta.

¿Realmente en estos momentos supone un gran avance la implantación del 5 G en España?

Sin duda las ventajas que se anuncian en cuanto a la velocidad de navegación, que pasará de 1200 Mbps a 10.000 Mbps y esto traerá consigo una gran cantidad de mejoras en la experiencia del usuario.

Permitirá ver películas y series de TV en alta definición en Netflix y otros servicios de streaming o videos en YouTube sin ningún tipo de desfase.

Otros aspectos como una mayor y mejor cobertura requieren todavía del despliegue de redes más potentes como la de 26 GHz en puntos concretos, si bien lo habitual serán redes menos potentes de 1,5 GHz y 3.6 Ghz.

Un aspecto en el que se está haciendo mucha incidencia es en la “latencia”.  La latencia es el tiempo que transcurre desde que mandamos una orden hasta que es recibida por el destinatario. Actualmente esa tasa es de 20 milisegundos y se reducirá a 1 milisegundo. Esto tendrá un gran impacto en el mercado de los videojuegos en línea, una de las industrias que más ha crecido en los últimos años, en donde los usuarios podrán disfrutar de juegos online como el revolucionario Fornite, uno de los fenómenos sociales y culturales más grandes de la historia de los videojuegos, con más de 200 millones de usuarios activos y donde recientemente repartieron 30 millones de dólares en premios durante su Mundial. Por otro lado están las páginas web de juegos de azar, las cuales han tenido un gran auge en la última década con millones de usuarios jugando y apostando en juegos clásicos como la ruleta online. Gracias a la tecnología 5G, los usuarios podrán disfrutar de estos títulos y cualquier otro sin experimentar “lag” ni problemas de conexión a internet mientras realizan sus apuestas y se divierten.

La navegación en servicios como el de Google u otros se apoyará igualmente en las redes 5G y será todavía más en tiempo real.

Por parte de algunos expertos se plantea que a día de hoy el 5G no aporta nada respecto al 4G. Sus grandes ventajas no son todavía aprovechables ya que sólo se ofrece cobertura en exterior, muy limitada en interiores, hay pocas aplicaciones que puedan aprovecharla y la oferta de teléfonos, como se puede comprobar en las principales webs de ventas por internet como EBay, es todavía muy limitada y cara y consideran que la definición completa de la red no estará disponible hasta mediados de 2020 y posteriormente se tardará entre 12 y 18 meses en tener los equipos de red comerciales. Estos datos llevan a 2021-2022 para tener la total confianza en el buen funcionamiento.