sábado 04.04.2020

La joya en depilación permanente: láser diodo

La joya en depilación permanente: láser diodo

El método más utilizado en la actualidad (también llamado soprano o lightsheer) es la depilación permanente que consiste en aplicar una luz monocromática cuya onda logra destruir el folículo piloso. Rápida, eficaz e indolora la depilación con láser diodo ofrece grandes ventajas por sobre otras depilaciones y en este post te contaremos cuáles.

¿De qué consta el láser Diodo?

Es un tipo de láser que penetra de manera muy eficaz en la piel ya que consta de una longitud de onda más larga en comparación con otras técnicas de depilación, permitiendo la eliminación permanente del vello.

Además, pudo comprobarse que este láser penetra más la epidermis y se convierte en el mejor aliado para aquellas personas con vello grueso y piel oscura. Sin embargo también aplica para personas de piel clara, siempre y cuando el vello sea grueso o mediano. 

A la hora de comprar equipos de láser diodo, es aconsejable recolectar toda la información posible en cuanto a marcas, opiniones, precios, etc. Por ejemplo, puedes verificar hace cuántos años está en el mercado el modelo o la marca que has encontrado, también es importante estar al tanto sobre cuántos años de garantía te ofrecen, el costo de las reparaciones y sobre todo debes comprobar si el aparato se fabricó bajo las normativas de seguridad eléctrica y compatibilidad electromagnética.

Ventajas de su aplicación

Hemos comentado su efectividad, su rapidez y su proceso, sin embargo han quedado muchos beneficios por agregar a la lista: 

  • Es sumamente versátil: esto se debe a que se puede regular la longitud de onda. Por lo que se adapta al tipo de piel y vello, modificando su energía aplicada en cada zona. Gracias a ello se pueden reducir los riesgos de producir quemaduras sin perder la eficiencia del tratamiento.

  • Es indoloro: a pesar de que este láser continúa utilizando “disparos”, al regular la energía permite que duela mucho menos. Lo que se puede percibir es parecido a un calentamiento en la zona. Sobre todo en zonas más sensibles puede que se sienta una molestia algo incómoda. Sin embargo, no tendrá ninguna quemadura en su piel.

  • Puede ser aplicado en piel bronceada: el único requisito es que deberá de tener una semana sin haber tomado el sol. Y esperar 48 horas posteriores a la aplicación de su tratamiento.

  • No olvides que es más efectivo en vello grueso: esto lo hace un tratamiento ideal para hombres. Lo que hasta ahora parecía vello duro y resistente, hoy puede combatirse muy fácilmente.

Resultados asombrosos

Se elimina entre el 80% y el 90% del vello, en la mayoría de los casos, en un promedio de 5 a 8 sesiones. A partir de la tercera semana ya pueden verse resultados, todo dependerá en cierta medida del tipo de piel y de vello de cada persona. 

En cuanto al bello correspondiente al porcentaje que no fue eliminado, se convierten en otro tipo de vellos, de poco crecimiento, finos y que cambiaron de características gracias al tratamiento. La duración de las sesiones no es mayor a 40 minutos, también será resultado de cuántas zonas a tratar.

¿Qué debemos tener en cuenta?

Es aconsejable utilizar unas gafas de ya que los destellos de luz que emite la máquina al realizar el tratamiento, puede causar leves molestias en los ojos. Sin embargo, la realización de este tipo de métodos no tiene ningún tipo de riesgo ni consecuencias sobre la salud de los usuarios.

Es necesario rasurarse las partes a tratar antes de comenzar el procedimiento para que el mismo resulte más efectivo. Por otra parte, es importante no tomar sol 48 hs. antes y después de la sesión, ni bañarse con agua muy caliente luego de realizada la misma.

Este tipo de depilación es ideal para personas que practican algún deporte ya que ofrece una mayor libertad e higiene eliminando los vellos, evitando así la aparición de bacterias y su descomposición a causa de la humedad generada por la transpiración. 

Láser Diodo vs otros aparatos

El proceso del láser Dioso trata de aplicar un haz de luz a un grupo de folículos pilosos para quemarlos, sin dañar los tejidos a su alrededor. La luz es absorbida por la melanina presente dentro del vello gracias a la cuál se absorbe y conduce la luz del láser hasta la raíz del vello, logrando así quemar las células que lo originan.

La conocida “luz pulsada” (conocida como fotodepilación) al ser una luz difusa y policromática no es tan precisa ni efectiva como los sistemas de láser. Los resultados son visibles a partir de 10 días después de la primera sesión y la cantidad de sesiones necesarias para acabar con el vello en el caso de la fotodepilación van de 6 a 10.

En este post brindamos toda la información sobre el método más elegido para la depilación definitiva, el por qué elegirlo sobre otros aparatos y los consejos para elegir la máquina particular para tí. ¿Aún con dudas? Comienza con el tratamiento y ¡comprueba tú misma los resultados!

La joya en depilación permanente: láser diodo