miércoles 28/10/20

Importancia del mantenimiento de la caldera

1

Un correcto mantenimiento de la caldera es fundamental para evitar gastos económicos innecesarios; por eso, en este post te mostramos algunos de los motivos por los que es importante realizar un óptimo mantenimiento de calderas.

¿Por qué es importante el mantenimiento de la caldera?

La instalación de calderas supone un elevado riesgo para cualquier hogar si no se realiza un correcto mantenimiento; estos dispositivos trabajan a presión y cualquier error puede provocar un fallo grave.

https://drive.google.com/file/d/148T8i-xmwoJAnEUMnB-aKK9RPLEO8k6Z/view?usp=sharing

Son muchos los motivos por los que es importante realizar un correcto mantenimiento de tu caldera; a continuación te mostramos algunas de las razones por las que es fundamental que lo realices:

  • Proteger tu salud y la de tu familia: cualquier error técnico en tu caldera puede poner en peligro su salud y la de los tuyos; para evitarlo, es imprescindible que un profesional realice una revisión, una vez al año.
  • Cumplir con el marco legal: según la legislación española, el mantenimiento de la caldera es imprescindible.
  • Evitar gastos innecesarios: en muchas ocasiones, el mantenimiento de la caldera te ayuda a prevenir problemas mayores y, de esta forma, los gastos serán menores; además, si funciona correctamente estarás ahorrando en tus facturas, ya que una caldera que no funciona bien genera un mayor consumo.
  • Optimizar el rendimiento: una falta de revisión puede provocar que la caldera deje de funcionar de forma correcta o que su vida útil sea menor.
  • Menor emisión de gases tóxicos: las calderas pueden producir monóxido de carbono; un correcto mantenimiento puede evitarlo y, además, ayuda a mejorar el medio ambiente y mejorar la eficiencia energética.
  • Limpieza del interior: debes comprobar que no existe corrosión ni sarro; si se produce una gran ebullición es importante que cierres las válvulas rápidamente, para apagar el quemador.

Principales incidentes por no realizar una correcta revisión

A continuación te mostramos algunos de los fallos más habituales de las calderas, los cuales suelen ocurrir por corrosión o por negligencias:

  • Explosión por la ignición del combustible vaporizado: el aumento de la presión suele deberse a un fallo en el quemador.
  • Escasez o ausencia de agua: la acumulación de sarro puede provocar una elevación peligrosa de la temperatura.
  • Aumento en la presión de trabajo: esto puede provocar una explosión si no se libera el vapor por la válvula de seguridad; en este caso, lo mejor es utilizar un presostato para cortar la alimentación y evitar la explosión.
  • Corrosión: puede afectar a la carcasa y a las partes metálicas interiores de la caldera, lo que puede suponer un riesgo de explosión si la presión interior se mantiene constante.

¿Cada cuánto tiempo debe revisarse la caldera?

La instalación de calderas debe ser realizada por un profesional especializado, para asegurar un funcionamiento óptimo y seguro; una vez instalada, el usuario es el responsable de su mantenimiento y de pasar la inspección obligatoria.

En función del tipo de instalación que tengas en tu vivienda, la frecuencia a la que debes revisar tu caldera es distinta:

  • Calderas de gas domésticas: según el Reglamento de las Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE), la revisión debe ser cada dos años de forma obligatoria.
  • Calderas de gasóleo: la frecuencia de revisión debe ser anual, aunque es posible que deba hacerse cada menos tiempo, en función de lo establecido en el manual de mantenimiento del fabricante.

En definitiva, el mantenimiento de la caldera es fundamental si quieres garantizar la seguridad de todos tus seres queridos y ahorrar en tus facturas, previniendo posibles gastos futuros y optimizando el rendimiento de tu sistema de calefacción.

Importancia del mantenimiento de la caldera