sábado 28/11/20

¿Por qué la fachada ventilada está tan de moda?

Preservar los recursos naturales y contribuir a la sostenibilidad del planeta es uno de los objetivos que tiene presente la sociedad actual. La construcción es uno de los sectores donde más esfuerzos se están haciendo para usar materiales y sistemas constructivos responsables con el medio ambiente. Uno de ellos es la fachada ventilada construida con paneles composite de aluminio StacBond, que se ha convertido en tendencia número 1 en arquitectura y que permite una gran eficiencia energética en los edificios donde está instalada.

Conseguir una reducción en el suministro energético de un edificio, posibilita un ahorro considerable en fuentes de energía, además de dotar de una temperatura estable a una vivienda. Al mismo tiempo, el uso de materiales renovables contribuye a la sostenibilidad y a preservar nuestro planeta. Es la solución ideal para un sistema constructivo.

¿En qué consiste la fachada ventilada?

La fachada ventilada es un sistema constructivo que permite la creación de un efecto chimenea en el cerramiento exterior de un edificio consiguiendo un gran aislamiento térmico. De esta manera, se consigue proteger la fachada ante las temperaturas externas, provocando que en el interior del edificio entre menos frío en invierno, y menos calor en verano.

Constructivamente, está compuesta por una estructura portante recubierta de una hoja exterior anclada sobre la fachada, cuya principal característica es la de defenderla contra las humedades y la condensación. De esta forma, entre la estructura y la fachada, se crea una corriente de aire que consigue mantener mucho más constante la temperatura interior del edificio.

Una fachada ventilada está compuesta por:

  • Una capa aislante ubicada sobre la fachada del edificio que contribuye a aislarlo térmicamente y acústicamente.
  • Unos anclajes empotrados sobre la fachada, que son los encargados de soportar la estructura portante, donde se coloca una hoja exterior facilitando una separación entre la fachada y la estructura exterior.
  • Una hoja exterior con un material de revestimiento formada por diferentes piezas, que es la responsable de que se forme el efecto chimenea en el interior de todo el sistema.

Ventajas de la fachada ventilada

La principal función de un sistema de fachada ventilada es conseguir una gran eficiencia energética en el interior de un edificio. Al conseguir una menor transmisión de temperatura entre el interior y el exterior, se consigue un gran aislamiento, reduciendo los costes a la hora de aclimatar una vivienda. Además, presenta más ventajas como:

  • Evita humedades.
  • Eliminación de las condensaciones intersticiales y superficiales en el interior del edificio.
  • Reducción de saltos térmicos.
  • Aligera la envolvente.
  • Evita puentes térmicos.

Uno de los materiales más utilizados en revestimiento de fachadas ventiladas es el panel composite de aluminio StacBond. Gracias a las propiedades del aluminio, con este material se consigue una gran ligereza, siendo muy sencillo de transportar, instalar y mantener. 

Por último, gracias a la gran versatilidad en acabados que tiene el panel composite StacBond, hace que las posibilidades en el diseño de una fachada ventilada sea múltiple, otorgando una gran ventaja a la hora del diseño estético de un edificio para un proyectista.

¿Por qué la fachada ventilada está tan de moda?