viernes 30/10/20

El entretenimiento y los medios en la nueva normalidad

2020063013475710695

Desgranamos en profundidad cómo pueden cambiar las formas de entretenimiento y dinámicas en medios de comunicación debido a la pandemia mundial de coronavirus.

El mundo ha experimentado un shock tan brutal como inesperado debido al coronavirus y sus efectos se han dejado notar en muchos ámbitos, aunque con especial intensidad en los hábitos de entretenimiento y formas de comunicación. Uno de los sectores en los que el cambio ha sido exponencial es en el sector del juego online, donde casas de apuestas y casinos online como retabet han visto incrementada su actividad. Pero los cambios profundos y consolidados de cara al futuro no se ciñen a ese sector, sino que atañen a muchas más ramas como la manera de hacer transacciones comerciales, cómo consumir entretenimiento audiovisual o el auge de determinadas redes sociales.

Las restricciones a salir de casa para determinadas actividades, así como el miedo al contagio han favorecido el incremento notable de horas en casa. Mucha gente no estaba acostumbrada a pasar tanto tiempo en su hogar y buscó nuevas formas de entretenimiento que se han consolidado en esta nueva normalidad. Cabe señalar que uno de los sectores más favorecidos por este cambio de paradigma han sido las plataformas televisivas a la carta, como Netflix, Amazon Prime Video o HBO. El incremento de usuarios en las mismas ha sido enorme en todo el mundo, con el afán de buscar series, películas y documentales a un bajo precio de suscripción anual, tal y como señala foreignpolicy.com. El parón del deporte favoreció también la migración masiva a este tipo de ocio audiovisual, cuyo modelo de suscripción asegura la fidelización de clientes.

Pero no ha sido el único ámbito que ha experimentado un punto de inflexión. Los pagos en efectivo se han reducido al mínimo, viendo cómo los pagos con tarjeta bancaria monopolizan casi todas las transacciones y favorecen también el comercio online. Productos de primera necesidad, como alimento o ropa, han visto incrementadas sus compras online, pero también la adquisición de productos tecnológicos y complementos necesarios para el hogar. Los servicios de mensajería instantánea y lugares de compra online, como Amazon, han experimentado un auge que parece prolongarse en el tiempo y poder permanecer en el tiempo.

Las redes sociales se vieron muy favorecidas por este fenómeno, siendo la eclosión de TikTok la prueba irrefutable de ello. Vídeos cortos, en cadena y con una capacidad de atrapar al usuario enorme. El empleo por parte de artistas e influencers ha promovido su propagación, siendo incluso empleado como elemento de negocio para artistas musicales, que vieron en ella una oportunidad para ofrecer pequeños retazos de nuevas canciones y coreografías. 

También la industria de los deportes electrónicos y las casas de apuestas han salido muy reforzadas. Si bien es cierto que las apuestas deportivas pasaron por situaciones críticas, el regreso del deporte y el fomento de juegos de casino online han ofrecido una alternativa para recuperar terreno y erigirse en una forma de ocio muy utilizada por muchas personas. Parece evidente que pueden aprovechar esta tendencia a quedarse en casa para ampliar su volumen de negocio y erigirse en un modo de ocio muy consolidado.

El entretenimiento y los medios en la nueva normalidad