viernes 15.11.2019

Desmontando mitos sobre los coches eléctricos

Desmontando mitos sobre los coches eléctricos

Pese a que los coches eléctricos. parecían algo del futuro ya se pueden adquirir en el presente y es cierto, además, que van ganando adeptos por momentos. Se calcula, por ejemplo, que durante el año 2017 más de 750.000 coches de este tipo fueron adquiridos. Pero como ocurre con casi todas las novedades alrededor de estas máquinas también se han creado muchos mitos que se mantienen a lo largo del tiempo, en su mayoría, por una falta de información certera. Vamos a tratar de aclarar los más repetidos no sin antes mencionar que, para aquellos que estén pensando en hacer esta compra, lo que no puede faltar será emplear un comparador de coches eléctricos que permitirá saber cuál es el más adecuado de entre ellos.

  • Autonomía. Partamos de una gran verdad. Sí, los coches eléctricos tienen una autonomía menor de la que pueden ofrecer la mayoría de los coches que funcionan por combustión. En cualquier caso, no hay que perder de vista que, por lo general y hasta un 80% de los europeos que se desplazan en coche a diario no suelen hacer trayectos de más de 100 kilómetros, por lo que esa autonomía no debería tenerse en cuenta en el día a día.

  • La batería. Hay muchas informaciones al respecto. Para empezar la persona que adquiera un coche eléctrico puede estar tranquila en cuanto a la posible degradación que ésta pueda tener con el paso del tiempo porque una buena parte de los fabricantes de este tipo de vehículos cuentan con una garantía específica para ellas que suele durar hasta unos 8 años. Si en ese plazo de tiempo se percibe que la batería ha disminuido la capacidad por debajo de un porcentaje determinado, que suele ser del 75%, entonces el cambio de la misma puede ser gratuita. En relación al tiempo en que se tarda en recargar un coche eléctrico hay que aclarar que esto también depende de a qué punto de carga se conecte (es decir, de si éste tiene más o menos potencia) Podemos estar hablando de tener que emplear entre 8 y 10 minutos para un coche que tenga una batería de 50 kWh de capacidad. Lo ideal, en cualquier caso, es recargar estos vehículos de noche cuando no habrá tanta premura.

  • Falta de potencia. Esto se ha debatido en varias ocasiones pero nada más lejos de la realidad. La mayoría de los coches eléctricos que se pueden encontrar en el mercado superan los 120 kilómetros a la hora, que no deja de ser la velocidad máxima permitida. En cambio si de aceleración es de lo que hablamos, aquí los coches eléctricos no tienen competencia porque pueden pasar, en tan sólo cuatro segundos, de 0 a 100 km/hora.

  • Coste de mantenimiento. De acuerdo a Renault el mantenimiento de un coche eléctrico puede llegar a ser de hasta un 42% menos que el de un coche con motor de combustión ya que el primero se limitará, sobretodo, al cambio de rodamientos de motor cada década.

En cualquier caso, como con todo, lo mejor será probar. De acuerdo a la primera Encuesta Nacional de Usuarios de Vehículos Eléctricos, llevada a cabo por All Media Consulting y Electrocamps, hasta el 99% de los conductores que cuentan con un coche eléctrico aseguran que no volverían a los de combustión.

Desmontando mitos sobre los coches eléctricos