sábado 04.04.2020

Consejos para montar tu tienda de campaña de forma rápida y sin roturas

Consejos para montar tu tienda de campaña de forma rápida y sin roturas

No desesperes, te damos la ayuda que necesitas para disfrutar de una buena estancia en plena naturaleza.

No hay nada como disfrutar de una estancia en plena naturaleza, en pleno contacto con la flora y la fauna. Vivir algo así es perfectamente posible gracias a las tiendas de campaña, aunque para poder hacerlo, antes hay que saber cómo montarlas y prepararlas.

Por supuesto, antes de todo eso necesitas comprar una que sea realmente buena. Aunque para esto lo tienes bastante fácil, ya que hay en internet webs que analizan las mejores tiendas de campaña para que los usuarios las encuentren fácilmente. El resto, la preparación y el montaje, es algo de lo que nos vamos a encargar nosotros, ofreciéndote los consejos y pasos clave para conseguirlo.

Cómo montar una tienda de campaña fácil y seguramente

Para realizar el montaje de una tienda de campaña de forma fácil, segura y rápida, es fundamental que tengas claras dos cosas: la primera, que debes preparar antes el terreno teniendo en cuenta unas consideraciones previas; la segunda, que vas a necesitar un martillo como única herramienta.

No hace falta nada más. Bueno, sí, seguir las indicaciones que te vamos a dar a continuación, si quieres que todo vaya sobre ruedas.

Consideraciones previas

Antes de proceder con el montaje, tienes que realizar una preparación esencial. Lo primero que debes saber es que vas a necesitar luz, por lo que es esencial proceder con el montaje de día, y sabiendo que hay tiempo de sobra para que no se haga de noche mientras tanto.

Además, tienes que limpiar bien la zona en la que vayas a colocar la tienda para que no te moleste ninguna rama, ni tampoco ninguna piedra, cuando vayas a dormir en el interior. Piensa que el suelo debe ser lo más mullido posible para no tener problemas a la hora de descansar, y también para que no haya riesgo de rotura.

Por otra parte, también es buena idea que sepas las condiciones meteorológicas que te vas a encontrar tanto durante el montaje como durante la estancia en la tienda. Un día con sol intenso es completamente diferente a uno con lluvia intensa, y eso te obliga a controlar horarios, como también a tener que instalar, o no, refuerzos para la tienda.

Lo último que debes tener en cuenta antes de comenzar a montar tu tienda es que, aunque sepas de memoria cómo se hace, o te consideres un profesional en la materia, prestes mucha atención a las instrucciones. Todo fabricante ofrece instrucciones de montaje que debes seguir para no tener problemas a la hora de ponerte manos a la obra.

Montaje

Ahora llega el momento de montar la tienda de campaña. Teniendo claras las consideraciones previas y, sobre todo, siguiéndolas a rajatabla, debes comenzar por extender una lona en el suelo. Hacemos esto porque es la mejor forma de garantizar que no haya nada que pueda perforar la parte inferior de la tienda, como también para asegurar que no hay problemas por la entrada de agua ni similares.

Con la lona puesta, ideal también para proteger mejor de los cambios de temperatura, lo siguiente que debes hacer es extender la tienda de campaña sobre ella en el suelo. Ahora es cuando tienes que sacar el manual de instalación para no toparte con ninguna complicación inesperada, aunque también insistimos en que debes seguir los consejos que te seguiremos dando.

Hecho lo anterior, es el momento de colocar las varillas que harán de estructura para la tienda. Acóplalas siguiendo las instrucciones y colócalas como dicta el manual. En muy pocos minutos tendrás la base hecha; aunque la cosa puede ser mucho más sencilla y rápida si tienes una tienda que se monta sola.

Tras lo anterior, y tras haber levantado la tienda de campaña erigiendo las varillas y colocándolas en los lugares correspondientes, tienes que colocar lo que se conoce como sobre techo. Esto no es más que una protección que se pone por encima de la tienda para frenar el impacto del sol, del viento y de la lluvia. Una buena forma de aislar un poco más del exterior y garantizar unas buenas condiciones dentro de la tienda.

Después de lo anterior, ya solo tienes que colocar las piquetas y los vientos. Con la ayuda de un martillo, pon los clavos de forma inclinada y opuesta a la tienda, de forma que hagan una mayor fuerza. Engánchalos a los aros o elásticos correspondientes de la tienda y de su sobre techo y, así, conseguirás que quede bien enganchada al suelo, y más firme.

Con todo esto que has hecho, ya debes tener tu tienda de campaña perfectamente montada, sin ninguna rotura y en tiempo récord. Lo cierto es que el montaje es la mar de sencillo, sobre todo si cuentas con las herramientas adecuadas y te aseguras de seguir bien las indicaciones de la propia tienda.

Consejos para montar tu tienda de campaña de forma rápida y sin roturas