sábado 16.11.2019

¿Cómo usar un lavaojos de forma segura y eficaz?

¿Cómo usar un lavaojos de forma segura y eficaz?

Los lavaojos son productos que están fabricados con la finalidad de cuidar los ojos de diferentes trabajadores en caso de accidente grave, además eliminar la contaminación de las zonas afectadas. Existen dos tipos de productos diferentes: los portátiles y los fijos. En este artículo nos centraremos en explicar cómo se utiliza un lavaojos de manera óptima y expondremos los pasos a seguir en caso de uso obligado.

Prevenir para eliminar los accidentes

Antes de utilizar estos lavaojos nos gustaría decir que es fundamental prevenir en la medida de lo posible, puesto que lo ideal sería no usar esta herramienta, a no ser que no haya más remedio, por lo que es muy importante andar precavido ante cualquier situación de peligro. Pues bien, el primer consejo que ofrecemos es la utilización de gafas protectoras para los ojos cuando se tenga la intención de trabajar con materiales delicados, tales como los ácidos, los gases contaminantes o diferentes polvos que puedan entrar con facilidad en los ojos.

El mantenimiento adecuado de un lavaojos es vital para no tener problemas de cara a un posible uso. Para ello podríamos proceder a señalizar adecuadamente la zona en la que esté situada y advertir a los trabajadores de su localización para cuando tengan que acudir en caso de emergencia. La higiene siempre es muy importancia y en algo tan delicado como los ojos no podemos dejarlo en un segundo plano, por lo que debemos limpiarlo regularmente y asegurarnos de que no haya obstáculos a su alrededor para que cuando sea necesario su utilización cualquier trabajo pueda encontrarlo sin problema alguno.

Puede parecer una tontería pero no lo es puesto que cuando hay un accidente, el campo de visión se reduce considerablemente y pueden no apreciarse objetos que a simple vista parecerían fáciles de encontrar. Reysan es una empresa que se encarga de distribuir material para los establecimientos que necesiten de esta solución para problemas oculares.

Pasos para actuar ante un accidente grave

Cuando nos topamos con un accidente grave en el cual la zona ocular presenta un aspecto malherido o afectado por diferentes productos químicos o sustancias extrañas, el principal dato a tener en cuenta es que no se puede frotar el ojo antes de usar el lavaojos de emergencia. Esto es así porque se puede repartir de manera equivocada la sustancia y el ojo sufrirá daños innecesarios. El siguiente paso consiste en sacar las lentes de contacto en el caso de que la persona afectada las lleve. Las lentes de contacto contribuyen a que los lavajos no pueden realizar su función eficazmente, y además contaminan aún más al ojo.

Después debemos situar los ojos adecuadamente ante el lavaojos. Para ello hay que colocarlos de frente ante el lavaojos de pie o el portátil. Con el primero de ellos, el individuo deberá situarte de manera que pueda poner la cabeza justo en la fuente y con el segundo, habrá que inclinar la cabeza y reajustar el producto para que se quede en la posición más acertada.

Otro paso consiste en mantener los ojos totalmente abiertos. Con esta acción lo que pretendemos es abrir el agua y dejar que fluya adecuadamente mientras los ojos permanecen intactos. Tampoco podemos olvidar que a pesar de que la contaminación o el accidente haya sucedido en un solo ojo, el lavado se debe realizar siempre en los dos ojos para prevenir problemas posteriores. A continuación pasamos a bajar la presión del agua para que el chorro de agua no ocasione problemas en el globo ocular y produzca lesiones. Esto ocurrirá si la presión del agua está demasiado alta. Además, la irrigación durará 15 minutos como mínimo.

Continuamos con otros aspectos a tener en cuenta 

No hay que olvidar aunque esté llevando a cabo la irrigación ya mencionada anteriormente, otro de los presentes tiene que llamar rápidamente al sistema de emergencias para que puedan acudir y resolver el problema perfectamente. La solución también se aplicará de manera adecuada, siempre en la base de la nariz puesto que existe una falsa creencia de que debemos hacerlo directamente en el globo ocular. Esto es un error muy frecuente que ocasionará un nuevo contacto del ojo con las partículas infectadas.

El último paso que hay que realizar es tapar los ojos con diferentes gasas. Para llevarlo a cabo de la mejor manera posible habrá que lavar desde la nariz hasta las orejas. Así pues, cuando lleguen los servicios de emergencias, se percatarán de que lo ojos están cubiertos con gasas limpias y procederán a su rápida revisión. 

Nos gustaría finalizar este artículo con la conclusión de los lavaojos son eficaces si se tratan con el respeto adecuado y si se tienen en cuenta todos los datos ofrecidos en la lectura. Es una herramienta muy adecuada ante casos de emergencia y muchas empresas disponen de uno de estos para proteger a sus trabajadores, los cuales tengan un contacto directo con sustancias peligrosas o contaminantes.

¿Cómo usar un lavaojos de forma segura y eficaz?