sábado 04.04.2020

Cómo quitarte el vello corporal sin tener que depilarte

Cómo quitarte el vello corporal sin tener que depilarte

Aunque la depilación es un método muy efectivo para la eliminación del vello corporal, puede resultar un poco dolorosa, por esta razón, te vamos a dar la orientación necesaria para que aprendas de manera sencilla y rápida, la mejor forma de deshacerte del vello no deseado sin tener que depilarte.

Existen muchos instrumentos en el mercado que facilitan el proceso de eliminación del pelo corporal. Al iniciar tu búsqueda, son infinitas las cantidades que te aparecerán, sin embargo, pocas puedes cumplir con las funciones a la perfección, ni aportan los beneficios y los resultados que se esperan. Por esta razón, debes estudiar bien cada una de las opciones que te ofrecen para que puedas hacer la compra ideal.

Los cortapelos, son unas herramientas que han sido diseñadas y fabricadas especialmente para ello, existen modelos para eliminar todo el pelo del cuerpo, y de los cuales podrás elegir con total confianza, pues, todos pertenecen a la gama alta.

¿Qué diferencias hay entre depilarse y afeitarse?

En muchas ocasiones, se tiende mucho a confundir estos dos términos, pero, es muy importante poder reconocer que no se trata de lo mismo. Cuando hablamos de depilación, nos referimos a una técnica más avanzada para eliminar definitivamente todo el vello corporal o facial mediante el uso de diferentes instrumentos, tales como depiladoras eléctricas, aplicación de cera o tratamientos con láser. Esto permite que se arranque el pelo desde la raíz, destruyendo el folículo hasta hacerlo más débil y que no vuelva a salir.

Mientras tanto, el proceso de afeitado, consiste en utilizar afeitadoras u otras herramientas que funcionan con hojillas y que se encargan de cortar el vello al ras. La principal ventaja de estos dispositivos, es que prometen un proceso muy rápido, práctico y fácil de realizar.

Pasos para que elimines el vello de tu cuerpo 

Las afeitadoras corporales, son ideales para lleves a cabo lo que deseas, quitar de tu cuerpo todo ese vello indeseable y que tu piel luzca impecable y libre de ellos. Antes de comenzar, debes tener paciencia, porque, aunque es una rutina muy rápida y fácil, debes tener en cuenta que, la piel es elástica, pero delicada a la vez, y el vello tiende a ser duro, por lo que necesitarás tener ciertas precauciones para que no pases un mal rato. Para eso, tendrás que seguir nuestras recomendaciones de uso:

  1. Recortar un poco el pelo

Si, por ejemplo, vas a eliminar el vello del pecho y éste está muy largo, lo más recomendable es que lo recortes un poco, pues, podría atascarse en la máquina y no queremos que esto suceda, es muy desagradable. Es posible, que algunos modelos de afeitadoras, incluyan un cabezal especial que podrás utilizar primero para rebajar un poco el pelo largo, así también, podrás llevar el proceso de afeitado con mayor facilidad.

  1. Evita los roces

Una vez que ya has rebajado lo suficiente el pelo, la máquina hará más fácil su trabajo, pero, para que se pueda deslizar con mayor fluidez, lo mejor será que te humedezcas la zona específica o, simplemente, utiliza algún producto suavizante especial. Así, el aparato va a deslizarse con total libertad y con seguridad de manera que no te haga daño. Pasa tu máquina hacia el sentido contrario del crecimiento del vello, aunque, en algunas partes, tendrás que hacerlo en varias direcciones.

  1. En las zonas íntimas

Para afeitar los genitales, por ejemplo, es ideal que primero pases una cuchilla que incluya un peine guía de longitud corta, luego pasa tu máquina afeitadora.

  1. Cuidados antes y después de la afeitada

Resulta muy importante, que sometas a tu piel a un cuidado antes y luego de haber afeitado los vellos, puesto que, puede presentar ciertas lesiones ocasionadas por las hojillas. Recuerda entonces que, debes hacerle una hidratación y posterior exfoliación que pueda acabar con las impurezas y las células muertas presentes.

¿Qué partes del cuerpo se puede afeitar con un cortapelos?

Debes saber que hay un modelo específico para cada parte del cuerpo, esto es porque, cada una de ellas se adapta de manera perfecta a la forma de esta, además, que unas zonas pueden ser más sensibles que otras y el vello puede ser más fino o más grueso, pero, en fin, con una máquina de afeitar, puedes quitar el vello del pecho, espalda, axilas, piernas, brazos e incluso el pubis. 

¿Qué tipo de afeitadoras corporales existen?

Cuando inicias la búsqueda de estos aparatos, aparecen muchos resultados con diferentes formas y diseños, pero, obviamente, no se trata del mismo. Actualmente, existen dos tipos de afeitadoras, entre las que están:

  • Las afeitadoras convencionales: es una herramienta que incluye unas cuchillas y trabaja de manera manual y directa sobre la piel. La desventaja de éstas, es que, ocasiona irritaciones a la piel.

  • Afeitadoras corporales eléctricas: la acción que hace esta máquina es muy similar a la de una tijera y, esto supone, que puede evitar el contacto directo con la piel. A su vez, este tipo se divide en dos categorías, las primeras son las que tienen un sistema de láminas, basado en un conjunto de cuchillas oscilantes que realizan movimientos oscilantes de atrás hacia adelante debajo de la lámina, que contiene una cierta cantidad de agujeros para que los vellos entren y caigan. Contienen hasta cuatro filas de cuchillas unidas entre sí mediante un eje central. Por otro lado, están las de sistema de cuchillas rotatorias, que está formado por un conjunto de cabezales de forma circular (por lo general son dos o tres, pero en ocasiones hay de cuatro) que, por su exterior, contienen una lámina perforada por donde pasa el vello corporal y, además, tienen una cantidad de cuchillas que van girando a altas resoluciones y cortan el pelo.

¿Cómo funcionan las máquinas cortapelos?

Estos dispositivos incluyen una serie de cuchillas perfectamente optimizadas para permitir un excelente desempeño al momento de quitar el pelo que nace en el cuerpo. El sistema que utiliza, ha sido creado especialmente para ser utilizado con mayor facilidad en los hombres, rasurando totalmente sus zonas más pobladas de pelo sin necesidad de sufrir por el atascamiento de ellos en las cuchillas.

Cómo quitarte el vello corporal sin tener que depilarte