sábado 07.12.2019

Cómo limpiar los dientes con ortodoncia

Cómo limpiar los dientes con ortodoncia

¿Tienes ortodoncia y no estás seguro de estar realizando adecuadamente la limpieza de tus dientes? No te preocupes porque no es nada complicado, solo debes seguir los pasos adecuados, utilizar las herramientas recomendadas y sobre todo, ser consciente de la importancia que tiene una buena higiene bucal para tus dientes y tu salud. 

Sin duda alguna, que tengas claro cómo te debes cepillar los dientes cuando usas brackets, te ayudará no solo a proteger el aparato, sino que también protegerás tus dientes, y tu experiencia con los brackets será mucho más agradable, porque mantendrás la salud de tus dientes y encías durante el tratamiento y con ello te evitarás muchas molestias. 

¿Cómo cepillar los dientes con brackets?

Por lo general se suele utilizar un cepillo de dientes normal y corriente, sin embargo debes saber que existen cepillos especificos para utilizar con brackets. Estos cepillos tienen cabezales con diseños especiales, normalmente en V, he incluso algunos doble cabezal con una parte especial interdental.

Más allá de esto, veamos los pasos a seguir para conseguir una limpieza eficaz en dentaduras con ortodoncia y evitar así problemas como la gingivitis, el sarro o las caries.

Limpieza de los brackets

Lo primero que debemos hacer para comenzar correctamente la limpieza de nuestros dientes, es retirar todas las partes móviles y desmontables de nuestro aparato y las gomas. 

Cuando el primer paso esté listo, limpiaremos los brackets, y para ello sujetamos el cepillo con un ángulo de 45 grados que nos permita limpiar entorno a los ganchos y el alambre. Hazlo el tiempo necesario cepillando de arriba hacia abajo y asegurándote de acabar correctamente con todas las impurezas y restos de alimentos acumulados. 

Cepillar los dientes

Una vez que hemos terminado con la limpieza del aparato, vamos con las piezas más importantes, nuestros dientes. Para esta limpieza debemos limpiar cada diente de forma individual. 

Igualmente, posicionamos nuestro cepillo en un ángulo de 45 grados, y realizaremos un movimiento circular sobre cada diente. Tanto en su superficie interna como externa, durante un tiempo aproximado de 10 segundos cada uno. 

Por lo general se establece un tiempo de 2 minutos para el cepillado de los dientes, pero en este caso el tiempo recomendado se amplia hasta los cuatro o cinco minutos para obtener resultados perfectos.

Completa la limpieza con la ayuda de un irrigador dental

Cuando terminemos con la limpieza de cada uno de los dientes, podemos utilizar la seda dental al menos una vez al día. El uso del hilo dental es algo engorroso que muchos usuarios detestan, sin embargo una buena alternativa es recurrir a los irrigadores bucales.

Ya que un irrigador dental, no es más que un aparato que funciona a través de un chorro de agua presión, que se usa para eliminar todos los restos que se acumulan en nuestros dientes y que no podemos retirar con el cepillado. 

Con la ayuda del mismo, logramos llegar a las todas esas zonas profundas de nuestra cavidad bucal. Puedes hacerte con uno a precios bastante asequibles y es útil más allá del uso de la ortodoncia. En la web especializada irrigadordental.pro puedes saber más sobre su uso, los beneficios que aporta y encontrar los mejores irrigadores dentales.

Utiliza Cepillo Interdental

Si quieres obtener los mejores resultados y que no quede ni un sólo resto te aconsejamos utilizar también un cepillo interproximal. Ya que este tipo de cepillos son ideales para conseguir una limpieza perfecta de los dientes y de los brackets. 

Gracias a su diseño, te permite repasar los huecos o espacios que existen entre el bracket y el diente, garantizando el éxito de la limpieza. Porque no te quedarán restos de placa, de comida o cualquier otro elemento que se pueda incrustar entre tus dientes y el aparato. 

Una vez que terminemos con este paso, lo que nos queda es enjuagar muy bien los dientes con agua y luego con enjuague bucal. Y listo, tendrás unos dientes y brackets totalmente limpios.