sábado 8/8/20

Cómo I Wanna Grow Shop ha crecido gracias a la pandemia de la COVID-19

Cómo I Wanna Grow Shop ha crecido gracias a la pandemia de la COVID-19

La crisis sanitaria del coronavirus y el confinamiento han caído como una pesada losa sobre un elevado número de empresas y de trabajadores autónomos. No obstante, como en todas las épocas de crisis, también ha habido ciertas oportunidades de crecimiento que unos cuantos han sabido transformar a su favor.

Es el caso concreto de I Wanna Grow Shop, una compañía cuyo modelo de negocio no ha acusado el encierro forzoso al que se ha visto sometida la población. A favor de este grow shop ha jugado el hecho de que la empresa contaba con una plataforma de venta online con experiencia, un comercio electrónico consolidado, toda una garantía para los viejos clientes y para aquellos que han llegado por primera vez a I Wanna Grow Shop buscando productos de gran calidad.

El porqué del éxito de I Wanna Grow Shop

Son varios los motivos que justifican el crecimiento de I Wanna Grow Shop durante el confinamiento. En primer lugar, por poseer una plataforma de comercio electrónico consolidada. Parte del éxito de este e-commerce recae en un excelente servicio de atención al cliente, un departamento al que muchas compañías dan de lado y que, sin embargo, es de vital importancia para atraer consumidores y para consolidarlos.

Cualquier tienda que se precie necesita de unos dependientes que estén listos para atender y resolver cualquier duda que pueda tener un cliente. En los comercios online, estos dependientes son esas personas que trabajan en el servicio de atención al cliente y que resuelven las dudas con amabilidad, rapidez y eficiencia.

I Wanna Grow Shop cuenta con varios canales de atención al cliente: telefónico, chat de la web, correo electrónico, WhatsApp, SMS… las veinticuatro horas del día. Y la atención se brinda tanto en el servicio preventa como en el servicio posventa

En segundo lugar, el éxito ha llegado por la necesidad de sus clientes de aprender y dedicar el tiempo en algo. El confinamiento ha despertado nuevas inquietudes en la sociedad. La imposibilidad de salir a la calle ha hecho que los ciudadanos busquemos mil y una maneras de pasar el encierro de la mejor forma. A los pocos días, ya circulaban por las redes sociales y por WhatsApp infinidad de plataformas de visionado de películas y series, se pusieron a disposición de quien quisiera fondos bibliográficos, se permitió el acceso virtual a obras de teatro, números de revistas, cómics…

Durante los meses de confinamiento se prodigaron las videollamadas individuales y de grupo. Hay a quien le dio por pasar el tiempo en la cocina, preparando platos para los que no tiene tiempo en el día a día. Hasta hay quien se ha dedicado a hacer su propio pan. A través de canales como Youtube o Instagram se han impartido cursos sobre prácticamente cualquier materia.

Entre todo este mar de actividad, hay un gran número de personas que se han interesado por plantar semillas de marihuana para tener su propio cultivo en casa, algo que está permitido siempre y cuando el cultivo esté destinado para el autoconsumo y no para la venta.

En tercer y último lugar, mucho han tenido que ver una política de precios bajos y la discreción en los envíos, así como la política de devoluciones.

Cómo I Wanna Grow Shop ha crecido gracias a la pandemia de la COVID-19