<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 24.09.2022
eta

Son numerosas las ventajas que aporta el metacrilato en comparación con otros materiales parecidos. Algunas como la buena resistencia y la gran ligereza han dado pie a que, hoy en día, registre muchas ventas en los comercios que cuentan con él. Pero muchos se atascan en el momento de cómo cortar el metacrilato.

Uno de los aspectos positivos que más tienen en cuenta los consumidores se resume en las facilidades que surgen a la hora de trabajar con él, por ejemplo cortándolo, lo cual sorprende valorando su semejanza visual con el vidrio. Precisamente en esta ocasión nos centraremos en la tarea de cortar metacrilato, la cual requiere varios pasos. El primero es el de acceder a una tienda especializada en sierras.

¿Cómo cortar metacrilato? Adquirir los productos adecuados

Ciertamente el metacrilato presenta muchas facilidades en caso de pretender cortarlo. Aun así, es preferible comprar un producto creado específicamente para tratar con dicho tipo de material y con otros parecidos.

Sierra de cinta

Por suerte, gracias a Internet ni siquiera tienes que salir de casa para desplazarte hasta un comercio especializado. Son cuantiosas las alternativas para comprar una sierra de cinta.

En pleno 2020 sigue estando considerada por los expertos como la mejor unidad para tales propósitos. Todos los clientes que acuden a un especialista y preguntan cómo cortar metacrilato, obtienen la misma respuesta: en primer lugar se necesita una sierra de cinta. A diferencia de otros materiales más complejos, en este caso no tiene por qué tratarse de un modelo extremadamente bueno.

Tal como hemos indicado en anteriores párrafos, se trata de un material muy fácilmente tratable. Así pues, incluso las sierras de cinta pensadas para no profesionales pueden ser utilizadas sin ninguna complejidad, realizando cortes precisos y sin ni un solo desperfecto.

¿Tú tampoco sabes cómo cortar metacrilato? Entonces ten muy en cuenta una característica en la que sí debes fijarte. Nos referimos a la potencia. Una cifra de 250W es suficiente para operar con el metacrilato, lo cual se traduce en una inversión que dista de ser estratosférica. Todo lo contrario. La competitividad da pie a que actualmente sea posible comprar unidades bastante baratas.

Sargentos

Sí, tratar con el metacrilato es pan comido. Pero no resulta nada agradable que el mismo se vaya moviendo. Independientemente de si tratas con él solo o acompañado es importante que lo mantengas bien firme.

Para tal fin no hay nada mejor que colocar unos sargentos. Si no estás familiarizado con la jerga de bricolaje has de saber que básicamente son unas mordazas que se ajustan a la perfección, logrando que el conjunto esté siempre en la misma posición. Ello dará pie a una máxima precisión.

Si desconoces cómo cortar metacrilato acuérdate de comprar una lija

Los acabados también son importantes, más allá del corte en sí. Por ende, otro producto imprescindible es la lija, la cual desafortunadamente suele pasar desapercibida por parte de algunos novatos.

No hay que olvidar que el metacrilato presenta un aspecto visual muy llamativo, aunque este resultado tan positivo puede verse arruinado por un mal acabado. Tal como repasaremos en el tutorial, conviene rematar los cantos.

Pasos a seguir sobre cómo cortar metacrilato

Primeramente fija el conjunto al lugar de trabajo en el que pretendas operar. Para ello ya dispondrás de los sargentos que hayas adquirido. Asegúrate de comprar varios para que los movimientos no se produzcan no solo por parte del metacrilato en sí, sino también en lo referente a la regla.

Recuerda que el objetivo es hacer un corte preciso, así que la regla o instrumento de medición por el que optes también debe permanecer inmóvil. Tras asegurarte de que nada se desplazará lo más mínimo a pesar de la fuerza ejercida, realiza el siguiente paso.

Llega el momento de elegir la hoja de corte. En este caso los expertos acostumbran a recomendar la utilización de la que presente una mayor finura en comparación con las demás. Gracias a ello el nivel de resistencia no será tan elevado, lo cual también sucederá con la fricción.

Aquellos que no saben cómo cortar metacrilato es habitual que empiecen directamente por la zona a tratar. ¡No lo hagas! Preferiblemente da comienzo por cualquier área que vaya a sobrarte a posteriori. De esta manera encontrarás la velocidad de corte idónea, la cual no puede saberse previamente. Es decir, se necesita práctica.

Cuando hayas encontrado la velocidad óptima para el tipo de metacrilato y el grosor, será esencial que la mantengas durante el transcurso de todo el ‘trayecto’. Es decir, no cometas el típico error de principiante que se resume en detenerte para comprobar cómo está quedando. Sigue hasta el final y así conseguirás un corte cien por cien recto.

¿El acabado no termina de convencerte? Por muy bueno que sea el metacrilato que hayas comprado difícilmente te quedarán los cantos justo como deseas. Para corregir este aspecto cuentas con una lija, preferiblemente un taco P180 que en la práctica totalidad de casos proporciona un resultado inmejorable.

Cómo cortar metacrilato