sábado 15/8/20

Cómo convertir tu bicicleta en un modelo eléctrico

Cómo convertir tu bicicleta en un modelo eléctrico

Las bicicletas eléctricas son cada vez más frecuentes. Solo hay que dar un paseo por las calles para ver a más de una, de dos y de diez personas recorriendo la ciudad encima de una bici con aspecto tradicional, pero con un motor eléctrico que facilita mucho las cosas.

Estos nuevos tipos de bicicletas han llegado como parte de todo una oleada de medios de transporte alternativos. Ahora, que la responsabilidad ambiental se está reforzando tanto y que se pelea por conseguir medidas sostenibles que cuiden al máximo el entorno que nos rodea, este tipo de propuestas ha ido ganando muchísimo terreno.

Así, quienes quieren comprar una nueva bici eléctrica pueden leer opiniones de todo tipo en todobiciselectricas.com y terminar de ver qué modelo adquirir. También, quienes quieren adaptar su vieja bicicleta tradicional y convertirla en una eléctrica, tienen la oportunidad de hacerlo comprando los kits de conversión adecuados.

Desde hace un tiempo, se pueden encontrar a la venta unos packs que incluyen batería, aceleradores y controladores para modificar las bicicletas antiguas y hacerlas eléctricas sin tener que hacer una gran inversión económica. Por supuesto, hay que pasar por una labor de montaje, aunque suele estar bien documentada gracias a los manuales de los kits.

¿Dónde está el problema entonces? En saber cómo elegir el kit adecuado. El montaje no es tan difícil una vez lo tienes, pero lo complicado es hacer la compra correcta para no tener algo que se quede corto, o que se exceda.

Cómo sé el kit conversor que necesito para mi bici

Lo primero que debes saber es que los kits conversores suelen costar unos 200 euros como mínimo. Entre esa cifra y los 300 euros se construye una horquilla que es más que amplia para dar con el modelo que más se adecue a tus necesidades. Ahora viene lo importante, ver cuál comprar:

Uso de la bicicleta

Una bicicleta urbana no va a estar sometida al mismo estrés que una MTB para montaña. Primero debes tener claro el uso que das o que vas a dar a tu futura bicicleta eléctrica para, así, decidir el tipo de kit que necesitas. Lo normal es que recurras a uno que te garantice una autonomía de entre 15 ó 30 kilómetros aproximadamente.

Tipo de motor

El motor es otro punto clave a valorar al hacer la compra. Lo mejor es optar por aquellos que no tienen sistema de escobillas, los “brushless”, ya que garantizan una mayor vida útil y son mucho más duraderos. Pueden ser más caros, pero a la larga salen mucho más baratos.

Sistema de carga

Aquí no hay lugar a dudas, opta siempre por aquellos kits cuya batería se pueda extraer. De esta forma, además de evitar posibles robos, podrás llevártela para cargarla en el trabajo o en casa, cuando no tengas que usar tu bicicleta. De esta forma, cuentas con algo mucho más versátil y manejable.

¿Pantalla?

No es algo que esté en todos los kits, pero sí que es algo aconsejable. Con una pantalla puedes ver la velocidad a la que te mueves, así como ver el estado de la batería y de otros aspectos de tu bici convertida en eléctrica. Aconsejamos que te hagas con un pack que la incluya.

Con esto tienes más que suficiente para saber qué kit elegir y cómo convertir tu bici normal en una eléctrica. No es un proceso complicado porque, como ya hemos indicado, lo difícil siempre es acertar con la compra.

Cómo convertir tu bicicleta en un modelo eléctrico