sábado 04.07.2020

Canapés abatibles: perfectos para tener más espacio

Canapés abatibles: perfectos para tener más espacio

Si es tu caso el de vivir en un departamento pequeño o tener una recámara bastante justa, puede que te hayas dado cuenta de que ahorrar el uso del espacio no da tan buenos resultados. Vivir con los imprescindible ya ocupa lo bastante como para agregarle alguna que otra cosilla más. La solución no va por allí.

Hay una forma más eficiente de solucionar este problema y es optimizando el espacio. Es decir, hacer uso inteligente de cada rincón En una habitación, con el uso de alguno de los modelos de canapés abatibles, se puede aprovechar el espacio que se crea debajo de la cama.

En lugar de que el somier te ocupe espacio que no puedes utilizar de mejor manera, es mucho más conveniente que pienses en la opción de un canapé abatible. Podrás tener la misma funcionalidad de soporte para tu colchón, pero con la posibilidad de aprovechar el espacio que hay debajo. Tienes una gran variedad en al web El rey de las camas, para que elijas alguno que sea de tu agrado. 

Características del uso de un canapé

  • Puede ser de bastante ayuda para tender la cama.

  • Los canapés abatibles se pueden abrir en vertical o en horizontal. Uno u otro no tienen mayor diferencia que el sitio donde va a estar la cama. Si se permite el acceso por el lateral, será horizontal; y si estará el mueble centrado, es indiferente.

  • Según el tipo de colchón, hay una base recomendada u otra. En el caso de los que tienen muelles, un canapé es ideal gracias a la solidez con la que está construido, por lo que el colchón no se se va a deformar con el tiempo. Si está hecho con materiales de espumación, lo adecuado es un somier, para que dejen la ventilación adecuada y que la transpirabilidad de este componente no reduzca la vida útil del colchón.

  • Ofrece un soporte muy sólido y que no va a ceder con el tiempo. A largo plazo, es bastante más saludable para la espalda que un somier que puede ceder poco a poco al peso de la persona.

  • El acceso al interior de los canapés abatibles es fácil, pero no necesariamente es lo más cómodo para hacerlo a diario. Lo más recomendable es guardar allí ropa de temporada, maletas, colchas y sábanas.

  • Existen otros canapés que no se levantan, pero que poseen cajones que se deslizan hacia afuera. Estos son buenas opciones para tener uns segundo clóset en el que guardar ropa. Si es para el almacenamiento de zapatos, es preferible conseguir algún modelo de canapé que tenga el espacio abierto, para así evitar malos olores que se acumulen en la habitación.

  • La capacidad de almacenamiento es muy grande. No pareciera a simple vista, pero al abrirlo, se nota que el espacio es enorme. Resulta una optimización enorme.

Otro uso extra: sustitución de un armario

Además de conseguir un mejor aprovechamiento del espacio, un canapé de este tipo también puede funcionar para sustituir el armario de habitaciones que sean en extremo pequeñas. Para tener un resultado que en el día a día sea práctico, hay que conseguir un modelo que cumpla con todas estas características.

  • Abatible y así guardar las cobijas y las toallas.

  • Cajones que se deslicen hacia afuera para la ropa del uso diario

  • Espacios libres para los zapatos.

Este caso ya tiene como objetivo maximizar por completo la capacidad de almacenamiento, sin que sea algo molesto en el día a día. Incluso con una cama individual se puede obtener la capacidad suficiente para hacerlo. Resulta una gran opción cuando no hay la oportunidad de tener un armario.

A tener en cuenta

  • Son un poco más altos que un somier, lo que al principio a algunas personas les resulta extraño.

  • El mal cierre puede ocasionar ruidos muy molestos al momento de hacer uso de la cama. Debe comprarse uno de calidad para no tener este tipo de problemas por el desgaste de las bisagras.

  • Montar el canapé debe hacerse con paciencia para equilibrar la tapa. Sino, la misma sonará ante cualquier movimiento. Este proceso no es difícil, pero el error resulta imperceptible, por lo que hay que dedicarle unos minutos a revisar que todo esté en orden.

  • Por temas de limpieza, es preferible adquirir un canapé que sea de cuerpo completo y que no tenga ningún soporte que lo alce del suelo, así no entrarán debajo ningún tipo de suciedades. Los que tienen ese pequeño levantamiento dificultan mucho las actividades de limpieza, ya que no deja mucho margen de maniobra para escobas y aspiradores. No pueden estar a mayor altura porque ya resultaría algo incómodo.

  • El costo de la inversión en un canapé es un poco más alto que en lo que cuesta un somier. Aún así se trata de un monto muy accesible que, por sus ventajas, vale la pena pagar la diferencia. El valor agregado es que ofrece optimización de espacios, siendo que le da al soporte de la cama mayor variedad de usos. Pero además de eso, se trata de un mueble que va a durar durante décadas.

Canapés abatibles: perfectos para tener más espacio