martes 17.09.2019

Aprender contabilidad: una ventaja competitiva en el mundo profesional

Aprender contabilidad: una ventaja competitiva en el mundo profesional

Imperios, países, empresas, personas, organizaciones y movimientos, han dependido de la contabilidad para el registro cronológico de los distintos eventos económicos que generan impacto sobre la gestión, anotar contablemente se ha convertido en el medio para la identificación y cuantificación de todas aquellas acciones que tienen repercusión sobre las finanzas de una comunidad de intereses, proveyendo información, que se traduce en un elemento de peso para la toma de decisiones. 

En este sentido, el contable se ha posicionado como una pieza clave en las organizaciones, y para las personas en general, debido a que es capaz de aplicar criterios contables, a fin de controlar e interpretar información con respecto a los movimientos financieros del usuario en la importante tarea de emitir opiniones, presentar balances, detallar resultados y validar procesos de auditorías.

Teniendo esto en cuenta, puede valorarse la importancia que tiene para cualquier persona aprender contabilidad, ya que toda iniciativa de emprendimiento, gestión de negocios, administración del presupuesto familiar e incluso la contraloría de los gastos e inversiones de un país, requiere conocimientos del registro y asiento de la información referente a las operaciones económicas.

La contabilidad es una herramienta en continua evolución

Los cambios en las dinámicas organizacionales, legales, tributarias, económicas y políticas, determinan la forma en la que el contable refleja la información, si un ingreso significa la entrada de nuevo dinero al bolsillo, la forma exacta en la que se registra dependerá de las regulaciones particulares y del criterio que utilice el contable para esos efectos; por ello, las ciencias contables se adaptan a estos cambios de tal forma que puedan, sobre una base cuantificable, conocerse aspectos vitales para las finanzas.

¿Cuánto se debe? ¿Cuánto se tiene? ¿Cuál es el precio de producción? ¿Cuánto se debe pagar en impuestos? Todas estas preguntas encuentran su respuesta en el uso de un sistema contable que permita consultar y mantener un registro que soporte las operaciones personales, gubernamentales, organizacionales o institucionales con respecto al aspecto económico y financiero.

Teniendo claro esto, la contabilidad aportará la información necesaria para una adecuada toma de decisiones; los asientos contables se utilizan como un indicador que determina la salud financiera de un ente, por ello, las técnicas y métodos utilizados, a pesar de que en esencia responden a los mismos principios sobre los cuales se ha fundamentado esta disciplina, se adecúan a las nuevas estructuras y se apoyan en novedosas técnicas a partir de las cuales, la recolección, tratamiento e interpretación de la información entra en sintonía con las dinámicas y prácticas modernas del aspecto financiero.

Los elementos básicos en el aprendizaje de la contabilidad

El ser una disciplina predominantemente práctica, no exime al interesado de conocer los conceptos básicos de contabilidad, existen herramientas y portales online que permiten adentrarse en este importante mundo de la administración y de las finanzas; en este sentido, los elementos fundamentales de esta práctica refieren los distintos principios sobre los cuales se sustentan las técnicas contables modernas y permiten discernir acerca de los elementos que forman el sistema.

La contabilidad es una tarea de registros, todos los programas de formación dedican gran parte de su duración hacia las teorías de cargo y abono, la regularización, los cierres de los ejercicios, los aspectos de un balance y de cómo realizar los asientos en los diferentes documentos dispuestos para ello, que en este caso se llaman libros, independientemente de que la tecnología, y que algunas legislaciones permitan llevarlos de forma digital. 

Una etapa posterior en esta capacitación permitirá al interesado desarrollar un plan contable en el que pueda estructurar las cuentas, valorar con base en criterios actualizados de contabilidad, definir los tipos de inventario y su impacto en el movimiento financiero de la empresa, comprender las normativas legales y técnicas que aplican los elementos tributarios a considerar y toda una serie de herramientas, con las cuales, la persona podrá aprender de forma práctica, paso a paso, desde cero, completamente gratis, con métodos sencillos que podrán ser aplicables a las finanzas personales, corporativas, gubernamentales y de emprendimiento.

Es una buena oportunidad para conocer las particularidades de una disciplina vital para la previsión y correcta administración de los recursos, para la toma de decisiones y para la evaluación del curso de acción de cualquier iniciativa independientemente del ámbito en el que se presente.

Aprender contabilidad: una ventaja competitiva en el mundo profesional