#TEMP
domingo. 03.07.2022

Tener citas, ligar y conocer gente nos ayuda a estar más activos, tener mejor humor y vivir más ilusionados. Es algo que toda persona soltera debería disfrutar de vez en cuando, ya que le ayudará a evitar aislarse demasiado del mundo, devorada por la rutina del trabajo.

Sin embargo, llegados a cierta edad y dependiendo del tipo de vida que se lleve, conseguir una cita puede resultar muy difícil. No todo el mundo tiene la oportunidad de conocer gente en su trabajo y cuando se sale a tomar algo, si no se cambia de locales, se ve siempre a la misma gente, por lo que es difícil que surja lo que no haya surgido ya.

Si no eres de esas personas extraordinariamente abiertas que siempre están conociendo gente, probar un chat con maduras puede marcar la diferencia en tu vida sentimental. En ellos, cada día entra gente diferente, hacer amigos es realmente fácil y las citas están a la orden del día. Pero si no tienes mucha experiencia en esto de internet, al principio puedes sentirte algo perdido. Por eso, aquí te hablamos de cinco cosas que debes saber sobre las citas en la era digital:

Una cita no significa que seáis pareja

La gente que entra en chats para ligar quiere elegir bien su próxima pareja. Si hablas con alguien y os entendéis bien e incluso quedáis en persona, eso no quiere decir que esa persona ya sea tu pareja formal.

Aunque en el chat haya complicidad, debéis tomaros vuestro tiempo para conoceros en la vida offline, así que ve paso a paso sin precipitarte.

El chat general no es un tablón de anuncios

Cuando entras en un chat para ligar, hay dos partes bien diferenciadas. Una es el chat general donde todo el mundo ve lo que se escribe y se tiene una conversación entre todos los usuarios de la sala y la otra son los mensajes privados, que solo ven los dos interlocutores.

El chat general no es un tablón de anuncios en el que debas repetir una y otra vez mensajes del tipo BUSCO MUJER EN MADRID. Si lo haces así, nadie te hará caso y solo perderás el tiempo. Trata de entrar en la conversación y pasar un buen rato. Irás conociendo gente de forma natural.

La primera cita no es para ir a un restaurante

La primera cita con un desconocido puede resultar algo violenta si se acaba la conversación. Una forma de minimizar las posibilidades de que suceda algo así es concertar una cita corta y con un plan activo.

Por tanto, una romántica cena en la que vais a pasar mucho tiempo uno delante del otro sin poder hacer nada más que hablar y comer no es una buena idea para una primera cita.

Un café en una terraza en la que haya trasiego de gente, un paseo por el parque o una visita a una sala de exposiciones pueden ser opciones mucho más inteligentes.

Que no te conteste instantáneamente no quiere decir que no piensen en ti

La gente no está mirando su móvil continuamente. A veces, están trabajando, cocinando o haciendo cualquier cosa y el móvil queda encima de una mesa. No puedes esperar que te contesten siempre a los pocos segundos y agobiar a tu interlocutor protestando cuando no lo hace, pues es una forma de asegurarse de que las cosas no salgan bien.

Los escritos son fáciles de malinterpretar

Hay que tener cuidado con el sentido del humor, especialmente cuando se hacen comentarios sobre la otra persona porque online se pierde el lenguaje corporal y lo que es una broma inocente puede parecer casi un insulto.

Siempre ten en cuenta que cuando dices algo, la otra persona no oye tu tono de voz ni puede ver tu actitud.

5 cosas que debes saber sobre las citas en la era digital