sábado 18/9/21

5 bebidas caseras y refrescantes que se pondrán de moda este verano

bebidas

La llegada del verano y del calor sofocante son sinónimos de alimentos más refrescante y ligeros. Con la ayuda de alguno de los mejores exprimidores del mercado, cualquiera podrá crear su propia bebida saludable hecha en casa y casi sin esfuerzo.

Estas bebidas, además de por su exquisito sabor, son de gran ayuda para mantener una correcta hidratación. Aunque es importante durante todo el año, con la subida de temperaturas de los meses de verano es fundamental aportar al organismo la cantidad de líquido suficiente para evitar la deshidratación y cuidar la salud.

En la actualidad, los supermercados ofrecen una gran variedad de bebidas destinadas a la temporada de verano. Sin embargo, muchas de ellas contienen una excesiva cantidad de azúcar, potenciadores de sabor o colorantes artificiales. Además, ninguna de ellas se puede comparar en cuanto a su sabor con las que podemos preparar en casa utilizando distintos cítricos e ingredientes naturales.

1- Limonada de limón

El clásico entre los clásicos, la limonada, no puede estar ausente de las bebidas caseras y refrescantes que se elaboren en verano. Además, la receta para hacerla es realmente sencilla y solo hace falta unos pocos ingredientes de calidad para tenerla a punto en pocos minutos.

El primer paso es exprimir los limones para extraer el zumo. Aquellos que prefieran la limonada con una textura libre de pulpa solo tienen que colar el jugo para retirarla.

Al zumo exprimido se le añade agua fría y el edulcorante que prefiramos (azúcar, sirope, miel...). Por último, se agita para mezclarlo bien y se mete el recipiente en el frigorífico hasta la hora de tomar la bebida.

Otra opción es mezclarla con hielo picado y unas ramitas de menta o hierbabuena para obtener casi un mojito sin alcohol.

2- Pink Lemonade

Aunque aquí no sea demasiada conocida todavía, la limonada rosa o pink lemonade es una bebida muy consumida en otros países. La receta parece ser muy antigua, ya que se han encontrado referencias en documentos egipcios que datan del siglo X.

Se trata de una variación de la limonada clásica, ya que solo hace falta añadir a esta un poco de zumo de fresa o de pomelo rosa. Otra posibilidad, más natural, es utilizar fresas frescas u otras frutas rojas y triturarlas antes de añadirlas a la limonada.

3- Shirley Temple

Este cóctel, con nombre de una famosa actriz infantil estadounidense de la década de los 30 del siglo pasado, puede convertirse en una de las bebidas favoritas de este verano. La receta original estaba realizada con ginger ale, zumo de naranja y granadina, pero en esta se ha optado por usar limón, lima y granadina.

Con la ayuda de cualquiera de los mejores exprimidores se extrae el zumo tanto del limón como de la lima. Después, se mezcla con agua y con hielo picado. Por último, se añade granadina al gusto.

4- Refresco de lima limón

Aunque un poco más laborioso de preparar, este refresco es perfecto para pasar las horas junto a la piscina en las tardes de verano.

Para esta receta es necesario pelar los limones y las limas y exprimirlos, reservando las cascaras de ambas frutas (sin la parte blanca de la piel del limón).

Esas cascaras se ponen al fuego en una cazuela junto con el jugo de limón, el de la lima, agua, estevia y una rama de canela. Cuando empiece a hervir, se retira del fuego y se deja enfriar hasta que esté templado. En ese momento, se cuela el contenido con la ayuda de un colador.

Si no se tiene hielo picado, un método simple es colocarlo sobre un trapo, envolverlo y golpearlo con el rodillo.

Para presentarlo, se mezcla el hielo picado con el refresco de lima limón y se sirve sin azúcar. Para decorar la copa, se puede utilizar una hoja de menta.

5- Zumo de granada casero

Este zumo solo requiere tener en casas uno de los mejores exprimidores del mercado para poder extraer todo el jugo de la granada, una fruta que destaca por su alto contenido en antioxidantes. En esta receta, además, sus cualidades se combinan con la de la naranja.

Después de partir la granada por la mitad extraemos su zumo con el exprimidor. Otra posibilidad, más lenta y laboriosa, es retirar a mano los granos y ponerlos en una licuadora.

El siguiente paso es exprimir la naranja y unir el jugo obtenido con el de la granada. Para completar la bebida, se lavan unas fresas y se trituran hasta convertirlas en una crema de textura fina.

Después de mezclar la crema de fresas con el jugo de la granada y la naranja, se obtiene un zumo delicioso que no necesita ningún tipo de edulcorante para disfrutarlo. Lo mejor es dejarlo un tiempo en el frigorífico para que sea aún más refrescante.

¡Con cualquiera de estas 5 bebidas puedes estar seguro de que tendrás un verano mucho más refrescante!

5 bebidas caseras y refrescantes que se pondrán de moda este verano