<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 28.01.2023
serpiente

¿Por qué en el reino animal son más estudiados los órganos genitales de los machos que los de las hembras? Esta es la pregunta que se ha hecho un grupo de investigadoras de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Adelaida en Australia y en base a la cual han realizado un descubrimiento pionero en su género.

El equipo investigador ha proporcionado la primera descripción anatómica del clítoris de una serpiente hembra en un estudio único en su tipo. “En todo el reino animal, los genitales femeninos se pasan por alto en comparación con los masculinos. Nuestro estudio contrarresta la suposición de que el clítoris (hemiclitores) está ausente o no es funcional en las serpientes", declaró la doctoranda Mega Folwell.

NO HAY COERCIÓN SINO SEDUCCIÓN

En la investigación se examinaron los genitales de hembras de nueve especímenes de serpientes adultas en comparación con los genitales de serpientes masculinas adultas y más jóvenes y se descubrió que “los hemiclitores de serpiente tienen forma de corazón y están compuestos de nervios y glóbulos rojos consistentes con el tejido eréctil, lo que sugiere que puede hincharse y estimularse durante el apareamiento", explicó la profesora asociada Kate Sanders. Y “esto es importante porque a menudo se piensa que el apareamiento de serpientes involucra la coerción de la hembra, no la seducción”, añadió.

Gracias a este trabajo, el equipo ha podido desarrollar descripciones y etiquetas anatómicas adecuadas de los genitales de las serpientes hembra. “Podemos aplicar nuestros hallazgos para comprender mejor la sistemática, la evolución reproductiva y la ecología en los reptiles con forma de serpiente, como las lagartijas”, aseguró Sanders.

LOS GENITALES FEMENINOS SIGUEN SIENDO TABÚ

“Estamos orgullosos de contribuir con esta investigación porque, lamentablemente, los genitales femeninos en todas las especies siguen siendo un tabú”, dijo Folwell.

Por su parte, Sanders destacó que “este descubrimiento muestra cómo la ciencia necesita pensadores diversos con ideas diversas para avanzar”.

Serpientes estudiadas

Acanthophis antarcticus (también conocida como la víbora de la muerte), 
Pseudechis colleti, 
Pseudechis weigeli y Pseudonaja ingrami (nativas de diferentes partes de Australia),
Agkistrodon bilineatus (nativo de México y América Central hasta el sur de Honduras), 
Bitis arietans (originaria de las regiones semiáridas de África y Arabia), 
Helicops polylepis (de la Estación Biológica Madre Selva, Perú), 
Lampropeltis anormal (de Los Brisas del Mogotón, Nicaragua),
Morelia spilota (originaria de Australia, Nueva Guinea (Indonesia y Papua Nueva Guinea), archipiélago de Bismarck y el norte de las Islas Salomón).


El estudio completo ha sido publicado en The royal Society

Descubren el clítoris de las serpientes y su peculiar forma