jueves. 25.07.2024

acuamed2La desalación es una alternativa parcial a la escasez del agua y se suele utilizar sólo en las zonas costeras. Cada vez la desalación adquirirá más relevancia ante el cambio climático, que ya empezamos a padecer.

España es una potencia tecnológica en desalación de agua del mar a través de la osmosis inversa. Nuestras empresas se desarrollan por todo el mundo ganando numerosos concursos, Australia, Argelia, Arabia, Estados Unidos…

Sin embargo, se ha generado una gran polémica en nuestro país. Mientras que el PSOE apoyó el desarrollo de la desalación como parte de la solución al problema del agua en el arco mediterráneo, el PP cuando llega al poder en 2012 paraliza este tipo de obras. Es la misma historia, que con la energía eólica y solar, donde también éramos punteros en este tipo de tecnologías y los populares cual Atilas se han cargado todo.

agua

Para gestionar todo lo referente a las obras hídricas necesarias en todo el arco mediterráneo se creó la empresa pública ACUAMED, siendo una sociedad anónima gestionada por altos cargos ministeriales. En su consejo se sientan subsecretarios de Estado, directores generales... Todos cargos públicos elegidos a dedo por el gobierno.

Como principal razón de la existencia de esta empresa pública declara que “la principal actividad de ACUAMED es la fabricación de agua”. Esta concepción del agua significa la idea de mercantilización de un bien público, que además debe ser considerado un derecho humano tal como lo declara la ONU.

agua2Para ACUAMED el agua se reduce a ser un producto, en consecuencia un negocio y no una necesidad fundamental del ser humano.

El presupuesto que maneja ACUAMED ronda los 3.500 millones de euros anuales, destinados a pantanos, canales, desaladoras y todo aquello que tenga que ver con el agua en todo el arco mediterráneo.

Hemos de saber, que uno de los problemas que tendremos en nuestro país y más especialmente en el arco mediterráneo será la escasez de agua, como consecuencia del cambio climático, pero también debido a un desarrollo económico, basado en dos sectores especulativos como es la agricultura y el turismo.

Entre las actividades de ACUAMED está el desarrollo de la desalación en España. En estos momentos se llevan gastados más de 1.700 millones de euros y gran parte de este dinero procede de fondos europeos. Solamente entre los años 2007-2013 se ha cofinanciado con 666 millones de euros.

Sorprendentemente el anterior ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete miembro de la Comisión Europea, hizo unas declaraciones en 2012, nada más llegar al poder, en las que afirmaba de forma despectiva que “las desaladoras que había financiado la Unión Europea sólo estaban funcionando al 10% de su capacidad” y con comentarios posteriores venía a confirmar el nulo papel que para el Partido Popular tendría la desalación como alternativa a la escasez de agua.

Inmediatamente desde la Comisión Europea contestaron de forma airada ante el mal uso que el gobierno español estaba dando al dinero invertido en la desalación, amenazando con no volver a financiar más proyectos hídricos españoles.

agua3

Para comprobar lo que ha hecho el PP con las desaladoras, veamos el ejemplo de la desaladora de Carboneras. El cinco de febrero de 2001 el entonces ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, colocó la primera piedra de dicha desaladora. Se termina en tiempo record y está con capacidad de producción en julio de 2002. Se convierte en la desaladora más grande que entonces había en Europa.

Sin embargo, era 2005 y no había producido nada ¿Saben por qué? Las tuberías que debían transportar el agua a los usuarios no se habían instalado.

El presupuesto inicial de la desaladora de Carboneras era de 80 millones de euros y ha acabado costando 147,3 millones. La desaladora está situada al lado de la central térmica que posee Endesa. La desaladora tenía como primer objetivo que la salmuera que produce, sirviera para rebajar la temperatura del agua que sale de los conductos de refrigeración de la central, y con la mezcla de ambas aguas hacer que el grado de salinidad baje y no dañara a la flora marina.

El segundo objetivo, se debe a la cercanía de la central con lo cual su consumo energético se abarata y además dicha central emplearía 0,4 Hm3 de la planta desalinizadora.

agua4El caso de ACUAMED se suma a los muchos que existen protagonizados fundamentalmente por el PP que se ha dedicado al saqueo de las arcas públicas, campando a sus anchas y sintiéndose totalmente inmunes a la justicia.. En septiembre de 2014, el Tribunal de Cuentas ya dijo que ACUAMED había pagado 330 millones en sobrecostes no justificados en las nueves desaladoras que se extienden a lo largo del arco mediterráneo.

Entender el agua como un producto es un error y de ahí es que el agua se haya convertido en uno de los sectores donde la corrupción es un hecho. Si el agua es un derecho humano básico, deberíamos apartar de ella los intereses privados. El Estado debe de garantizar que el agua sea un bien solamente público, buscando la máxima eficiencia y al mismo tiempo respetando el medio ambiente, para ellos es preciso:

. La remunicipalización total de las redes urbanas. Esto serviría para alejar la corrupción de los ayuntamientos.

. La asunción de las desaladoras como empresas del Estado.

El objetivo es alejar a las empresas privadas del mundo del agua, ahora bien, estas empresas públicas deben de tener como único objetivo, un servicio de calidad y que su gestión sea evaluada anualmente para que nunc a más en este sector tan fundamental para el desarrollo humano asistamos a espectáculos de corrupción y de malas prácticas empresariales. Como se ha dado en ACUAMED y en muchas concesiones municipales, como fue el caso del Ayuntamiento de Zaragoza.

Una cuestión que muchas veces se olvida, es la existencia de los corruptoras, se habla de los corrompidos pero nos olvidamos de los corruptores, los cuales siempre se van limpios para volver a repetir lo mismo en otro momento.

En el caso de ACUAMED, los corruptores tienen nombres y apellidos, FCC, Acciona…. Que también aparecen frecuentemente en otros casos de corrupción y son las mismas empresas que participan en concursos de privatización del agua, como sucede en la privatización del agua de Barcelona con Acciona, que está en los tribunales.

Al corruptor se le debería sancionar fuertemente y asumir en personas concretas estas prácticas y además impedir a estas empresas por un periodo largo de tiempo participar en concursos públicos.

agua5

El sector del agua debe ser gestionado con claridad, fuera de las manos de los corruptos. Hacer que el agua sea lo que es, un derecho humano fundamental para la vida del hombre y nunca un negocio.

Las desaladoras, un escándalo cantado