<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 01.12.2022

Zapatero, tajante: "No voy a consentir trucos de los ayuntamientos con la inmigración"

El presidente del Gobierno ha sido muy claro sobre la polémica en torno a la decisión de los ayuntamientos de Vic y de Torrejón de Ardoz de no empadronar a inmigrantes sin papeles, condenándoles así a no poder acceder a servicios esenciales como la Educación y la Sanidad.
> Los inmigrantes anuncian que irán al Constitucional
> Peligra el acceso a la Educación y la Sanidad
> MANUEL GARCÍA BIEL: Vic, un embrión de xenofobia en Catalunya
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 20.1.2010

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha avisado de que no va a "consentir que por un truco de un Ayuntamiento" haya personas que puedan quedarse sin derecho a recibir asistencia sanitaria o a acudir a la escuela. "No lo vamos a permitir", ha llegado a repetir hasta cuatro veces en la rueda de prensa que ha mantenido en Estrasburgo (Francia), donde ha comparecido ante el pleno del Parlamento Europeo para explicar los proyectos de la presidencia española.

A Zapatero se le ha preguntado si el Ejecutivo se plantea hacer alguna reforma legal para conciliar el respeto a los Derechos Humanos de los inmigrantes ilegales con las posibilidades reales que tienen los Ayuntamientos para atenderlos y el jefe del Ejecutivo ha replicado que no va a "permitir que se menoscaben los derechos de las personas". Como ha hecho en otras ocasiones para defender su política de inmigración, se ha referido a los tiempos en que los españoles emigraban: "Hemos luchado durante décadas para que eso no nos pasara a nosotros como españoles cuando teníamos que estar fuera como para que ahora permitamos que eso pueda pasar en nuestro país. No lo vamos a consentir como Gobierno".

También ha recordado que su Gobierno defiende la inmigración legal y la persecución de las mafias que trafican con ilegales pero, en todo caso, ha subrayado que con papeles o sin ellos los inmigrantes tienen "derechos inalienables" que hay que proteger.

A su juicio, sería "preocupante" que su llamamiento a proteger los Derechos Humanos llamase la atención en el seno de la UE, que nació políticamente "como el baluarte de los derechos fundamentales" de todas las personas "tengan el color de piel que tengan". Y ha añadido que la "gran región" europea es defensora de la democracia, las libertades y los derechos de todas las personas, "vengan de donde vengan". (...) "Por eso está esta casa construida aquí, por los Derechos Humanos, por eso es preocupante que llame la atención".

Entretanto, la utilización que el PP está haciendo de la inmigración ha merecido duras palabras de condena del portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, que ha acusado al partido de Mariano Rajoy de "resucitar" este debate sobre la inmigración siempre que se acercan citas electorales y de hacerlo con "demagogia, electoralismo" y "falacias". Alonso ha reprochado al PP que intente crear "un falso problema donde no lo hay" con propuestas "antisociales" como el contrato de integración para inmigrantes. "En estas cosas no se deben meter dinámicas electorales porque fomentan la desintegración y es muy peligroso", ha advertido.

LA DERECHA "MÁS DURA" Y "POPULISTA"

Y en este contexto, ha situado al partido de Mariano Rajoy en "la derecha más dura de toda la Unión Europea" en materia de inmigración y le ha emplazado a especificar si acaso el contrario de integración que plantean "está al margen de la Constitución y las leyes". Y es que, en opinión del portavoz socialista, el PP "se olvida" de que cuando se habla de inmigración se habla de "seres humanos" y de que el único contrato "que vincula en democracia es la Constitución y las leyes".

En lo único que parece haber un punto de acuerdo entre socialistas y 'populares' es en que quizá la ley no sea lo suficientemente clara. Es lo que han dicho, por una parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y por otra el ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE, José Blanco.

Al margen de dirigir toda una sarta de críticas hacia el PSOE, como que "han sido los propios socialistas los que han cambiado de opinión respecto a lo que decían hace unos años", Cospedal ha afirmado que "la Ley hay que cumplirla, lo que pasa es que no está bien hecha y habrá que modificarla".

Pero, mientras la número dos de Rajoy atribuye la confusión normativa a lo que ella llama "vaivenes" de los socialistas, José Blanco señala que "probablemente exista una incongruencia" en la legislación, porque mientras la Ley de Extranjería indica que los inmigrantes en situación irregular deben ser expulsados, la Ley de Bases de Régimen Local obliga a los ayuntamientos a empadronar a toda la población sin mirar su situación administrativa.

No obstante, para Blanco "la mayor incongruencia es tener descontrolados a los irregulares en España para que se generen 'ghetos' absolutamente ingobernables que deterioren la convivencia". Aunque "comprende" que haya "algún tipo de preocupación" y defiende "hacer una batalla implacable contra la inmigración ilegal", reitera que cuando ya se encuentra en España "no se puede dejar a la gente tirada en la cuneta si necesita la asistencia sanitaria".

Por último, el titular de Fomento ha criticado al Partido Popular por mantener una actitud "populista" en materia de inmigración y ha pedido "abordar el debate con serenidad". "La ley hay que cumplirla", ha dicho y ha calificado como "extraño" que en el momento en que hay menos inmigración irregular en España, "porque hay más control de fronteras y una mayor cooperación con los países de origen", los 'populares' estén alimentando un debate "que no conduce a ningún lugar".

Zapatero, tajante: "No voy a consentir trucos de los ayuntamientos con la...
Comentarios