sábado. 25.05.2024
artistas-callejeros

¿Cómo son las condiciones laborales y de vida de los artistas y profesionales de la cultura? Una encuesta realizada por el Observatorio Social Fundación La Caixa muestra la precariedad laboral que sufren los trabajadores del sector en España tras la pandemia, sector que generó alrededor del 2,4% del PIB en el 2019 y un 3,5% del empleo total en el 2020.

Salarios por debajo de la media

Según este estudio, realizado a 1.384 artistas en 2022 muestra que el 57% de los encuestados declararon ganar menos de 1.500 euros mensuales procedentes de su actividad cultural, y tan solo un 18%, más de 2.000 euros, lo que sitúa la renta salarial de estos profesionales muy por debajo del salario mediano del país (1.757 euros) y del salario medio (2.087 euros) para el año 2021. 

A estos bajos salarios cabe añadir otras condiciones laborales especialmente adversas, que derivan en una calidad de vida precaria para muchos de estos profesionales, señala el estudio.

Por ejemplo, el 44% de los encuestados declararon desempeñar o haber desempeñado en algún momento su actividad de manera irregular. Además, solo un 36% de los entrevistados consiguieron siempre o casi siempre un equilibrio entre la vida personal, familiar y profesional, siendo este mucho más difícil entre los jóvenes de hasta 35 años. 

No sienten reconocido su trabajo

El sector cultural fue uno de los que más contratos laborales perdió durante la pandemia. Según la encuesta, el 28% de los profesionales consideraron, durante la crisis sanitaria, abandonar su actividad creativa. Los trabajadores jóvenes de hasta 35 años (36%), los de las artes plásticas (33%) y los de las artes escénicas y audiovisuales (31%) fueron quienes más se plantearon esta alternativa.

La pandemia puso de relieve el papel fundamental de los profesionales de la cultura, principalmente en los periodos de confinamiento. Organismos internacionales como la Unesco sitúan la cultura como un bien esencial o público. El 40% de los encuestados afirma que su labor es capaz de mejorar los niveles de salud y bienestar de la población, pero solo el 5% piensa que la sociedad considera su trabajo como esencial. 

Dificultades para vivir de su trabajo

Es precisamente la valoración que hacen los artistas sobre su trabajo y la percepción que tiene la sociedad sobre el mismo uno de los aspectos que aborda este estudio. El 52% percibe dificultades a la hora de vivir de su trabajo; el 38% ve su oficio como vocacional y falto de reconocimiento social; el 45% piensa que la sociedad percibe que solo unos pocos pueden vivir exclusivamente de su trabajo; el 22%, que la sociedad cree que están mal pagados; el 20%, que la sociedad considera su carrera como llena de obstáculos; y el 17%, que la sociedad percibe que el talento tendría que reflejarse en su remuneración. 

La precariedad, la dificultad de conciliar la vida profesional y personal se traduce, para estos profesionales, en bajos niveles de bienestar. Alrededor del 70% señala sufrir la presión del tiempo en el trabajo y no poder desconectar (por encima de casi el 60% del conjunto de trabajadores españoles que, en el año 2019, dijo sufrir la presión del tiempo en el trabajo). Cerca del 65% también manifiesta que el trabajo se ha vuelto mucho más demandante en los últimos años y el 60%, que sufren presión constante por la carga de trabajo. 

Respecto a la retribución por los esfuerzos y logros en el trabajo, solo el 26% de los encuestados ven su salario adecuado y en torno al 37% sienten que sus perspectivas de promoción son adecuadas.

Los jóvenes, el grupo más afectado

Los jóvenes es el grupo más afectado. En comparación con la otra franja de edad estudiada, la de los mayores de 35 años, más del 60% de los jóvenes menores de esta edad han padecido alguna situación de irregularidad en su trabajo (en el resto de encuestados, este porcentaje no alcanza el 40%). También han sido los que han atravesado de forma más generalizada dificultades económicas durante la pandemia (70%), frente al resto de profesionales encuestados, en los que la incidencia es bastante más reducida (45%). 

Los trabajadores de hasta 35 años son el grupo de edad que más se ha planteado el abandono de su actividad creativa (el 36% frente al 28% del resto de encuestados), así como la búsqueda de trabajo creativo en otro país (el 33% en el caso de los menores de 35 años frente al 24% del resto de los mayores de esta edad). 

Vivir de tu oficio: misión imposible para los artistas