Nuevatribuna

Vivir en Barcelona es otro mundo

España es uno de los países que tiene mejores culturas del mundo. Viajar por las distintas ciudades españolas es sinónimo de enriquecimiento cultural, personal y gastronómico. Cuenta con una de las mejores dietas en el mundo, la Mediterránea y una oferta turística envidiable. Playa y montaña se aúnan para ofrecer los mejores servicios a la población. Por ello, vivir aquí es también una delicia. Barcelona es uno de los destinos más especiales por las comodidades y posibilidades que ofrece. Por ello, una buena idea es adquirir uno de los pisos de obra nueva de Premier en Barcelona para disfrutar de todo ello.

Residenciales cercanos a Barcelona

A pesar de las características con las que cuenta la ciudad de Barcelona, muchas personas consideran que es mejor vivir a las afueras para una mayor tranquilidad. Por ello, se pueden  encontrar distintos residenciales en lugares como Sabadell o Badalona, que se encuentran ambos a menos de 20 kilómetros de la ciudad condal. En ellos, se puede disfrutar de todas las comodidades que ofertan, con pisos para todos los gustos y zonas verdes con piscina, muy recomendable en caso de que existan niños en la familia.

En estos tipos de residenciales, destacan mucho tanto las instalaciones como el aspecto novedoso de las mismas. Asimismo, también existe la posibilidad de personalizar algunas preferencias de la vivienda para que, nunca mejor dicho, puedas sentirte como en casa. Así, cuentan con todo tipo de detalles para que sus propietarios no quieran ni salir de sus respectivas casas.

Por qué vivir en Barcelona es la mejor opción

Anteriormente, hemos resaltado cuáles son las posibilidades que ofrece una ciudad como Barcelona, considerada como una de las puertas a Europa. Vivir en ella, supone estar totalmente conectado con la ciudad, debido a que su red de transporte es una de las mejores a nivel nacional. El metro de la ciudad dispone de un total de ocho líneas y 156 estaciones para que desplazarse por la ciudad no suponga ningún impedimento. Asimismo, su red de autobuses tampoco se queda obsoleto, ya que el servicio es eficaz y con intervalos de tiempo muy regulares.

Por otro lado, en la ciudad condal existen zonas verdes muy destacadas. A modo de ejemplo, el Parque de la Ciutadella ofrece grandes posibilidades. Los amantes del running, de los paseos relajantes por el parque o quienes tengan mascotas tienen una cita prácticamente obligatoria en este parque. Por otra parte, su oferta cultural es realmente envidiable. La Sagrada Familia es el monumento más destacado, en parte por los años que lleva la iglesia en construcción, pero no es lo único turístico, ya que el Parc Güell o la Catedral del Mar, también merecen visita.

Para quienes sean amantes de la hostelería y las tiendas, deben saber que Barcelona dispone de una amplísima oferta de todo ello. El Passeig de Gràcia es un ejemplo de ello, repleto de tiendas y restaurantes de todo tipo para conquistar a todos los presentes. Por todo ello, el ocio, la cultura y la comodidad se aúnan en una de las ciudades más especiales para descubrir de la mejor manera, formando parte de ella viviendo allí.