#TEMP
miércoles. 29.06.2022

Un trabajo "muy duro"

Así ha definido el delegado del Gobierno en Andalucía las labores de búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo, la joven de 17 años desaparecida y de cuyo asesinato se ha autoinculpado su ex pareja, Miguel Carcaño Delgado. Junto a él fue detenido Samuel B., que le habría ayudado a deshacerse del cuerpo, y esta noche se ha producido una tercera detención, la de un joven de 15 años que habría encubierto el asesinato.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 15.2.2009

Un menor ha sido detenido por agentes del Cuerpo Nacional de Policía al existir indicios de que también pudiera estar relacionado con el crimen de Marta del Castillo Casanueva, la menor de 17 años cuyo asesino confeso, Miguel Carcaño Delgado, supuestamente la tiró al río el pasado 24 de enero tras acabar con su vida. El nuevo detenido, que tiene 15 años, fue arrestado el domingo y trasladado a dependencias policiales, donde se sometió a un interrogatorio para explicar a los agentes los detalles que conoce acerca de la noche de autos y la relación que tiene con los detenidos el pasado sábado, Miguel Carcaño y Samuel B.P.

Así las cosas, después de que Miguel reconociera el sábado que mató a Marta del Castillo y que se deshizo del cadáver con la ayuda de un amigo, el juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla, que lleva las actuaciones del caso, espera recibir en las próximas horas tanto al asesino confeso como a su cooperador Samuel, mientras que el menor podría pasar a disposición de la Fiscalía de Menores.

En el día de hoy, el dispositivo de búsqueda establecido en el río Guadalquivir para tratar de encontrar el cuerpo de la joven cumple su tercer día con el rastreo del río para tratar de localizar el cuerpo. El delegado de Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, aseguró este domingo en el Puerto de Gelves (Sevilla) que los trabajos están siendo "muy duros" debido a las condiciones del río Guadalquivir. En declaraciones a los periodistas para informar sobre el dispositivo establecido para la búsqueda de la menor, López Garzón aseguró que algunos factores que "pueden complicar los trabajos en el río son la turbiedad del agua, la profundidad, las subidas y bajadas de las mareas y las diversas corrientes".

Para facilitar estas labores, el delegado indicó que se han dividido los trabajos en un total de siete sectores comprendidos entre la pasarela sobre el río Guadalquivir que une la localidad sevillana de Camas con el Charco de la Pava, ubicado en la capital hispalense, y el Puerto de Gelves. A pesar de ello, López Garzón no descartó ampliar la zona de búsqueda hacia la desembocadura del río, en la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda, si no encuentran el cuerpo en la zona de búsqueda actual. De todas formas, destacó que se trata de un trabajo realizado por profesionales que están haciendo "todo lo posible" por encontrar cuanto antes el cuerpo de Marta.

El delegado recordó que, como resultado del trabajo desarrollado por la Policía Nacional desde el momento de la desaparición, se decidió activar el pasado viernes las actividades subacuáticas en el entorno del citado puente y calificó de "prudente, callada y discreta" la labor que los servicios de investigación han estado realizando. Asimismo, reconoció su "profundo" deseo de encontrar el cuerpo de Marta, motivo por el que pidió el sábado al Ministerio del Interior que se activara la unidad de emergencias y solicitó colaboración a la autoridad Portuaria de Sevilla para que informara sobre el movimiento de las corrientes del río.

En cuanto a los dos detenidos por este caso, Miguel Carcaño Delgado -ex novio de Marta y que se ha autoinculpado del crimen- y Samuel B.P., López Garzón decidió no pronunciarse al respecto para respetar el secreto de sumario.

En el despliegue de efectivos que buscan a la joven y que trabajan bajo la coordinación del Comisario Jefe de la Policía Judicial de Sevilla, participan los cuerpos de la Unidad de Helicópteros de la Policía Nacional y la Guardia Civil; los Grupos Especiales de la Policía Nacional y de la Benemérita; la Unidad Militar de Emergencia; buzos de la Policía, el Instituto Armado, Bomberos y UME; la Unidad Adscrita de la Policía Nacional de la Junta de Andalucía; Bomberos; Protección Civil; y personal de la Autoridad Portuaria. A ellos se han unido una patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, así como efectivos del cuerpo de submarinistas de la Benemérita de Málaga y Almería.

LOS FAMILIARES, DESTROZADOS

Los familiares, mientras tanto, aguardan noticias mientras aseguran estar "destrozados" después de que un ex novio de la muchacha, que lleva desaparecida desde hace tres semanas, haya admitido ante la Policía su asesinato. Una prima de la joven, Sandra, manifestó a que este joven "parecía un chico normal". "Fue novio suyo hace ya mucho tiempo. Salieron más o menos durante un mes y antes fueron amigos. Yo le conocía porque estuvimos en una boda tomando algo. Parecía un chico normal como cualquier otro. Nunca pude imaginar que pudiera pasar algo así", explicó Sandra visiblemente emocionada.

Un tío de Marta, Javier Casanueva, que actúa como portavoz de la familia, dijo sin embargo a varias emisoras de radio que “desde el primer momento sospechamos de su novio” y lamentó que la Policía haya tardado tanto tiempo en seguir esa pista. Añadió que probablemente el protocolo de actuación en estos casos es “demasiado lento” y aventuró que los investigadores disponen de una prueba, cuya naturaleza dijo desconocer, que ha obligado a Miguel Carcaño Delgado a reconocer la autoría del asesinato. En la tarde del domingo, leyó un comunicado para pedir que "cambie la justicia" porque, en su opinión, "no se debe ser blando con asesinos fríos y calculadores como éstos".

SIN REPROCHES HACIA LA INVESTIGACIÓN

El tío de la joven quiso dejar claro que la familia no tiene "reproches" hacia la investigación policial, que reconoce que en las labores de búsqueda “se están volcando con un despliegue costoso y esforzado" y que la actuación policial ha dado sus frutos "a pesar de que pensábamos que estaban perdidos". Pero ha matizado que la familia no quedó satisfecha con el protocolo establecido desde que se puso la denuncia, "de la que nos quejamos desde primera hora porque hasta que nos visitó un responsable de Homicidios pasó mucho tiempo". Su propósito es conseguir que el “asesino en potencia” no salga a la calle y para ello el portavoz familiar aseguró que "no se puede concretar hasta dónde vamos a llegar, porque somos gente normal y tenemos nuestras propias vidas, pero seguiremos luchando". "Es el compromiso que mi hermana -la madre de la menor- ha adquirido para cuando se encuentre mejor".

Casanueva, asimismo, rechazó cualquier posibilidad de reinserción para el presunto autor del crimen: "Se puede reinsertar el que roba móviles en una tienda, o el que parte un cristal para sustraer un radiocassette, pero si ha tenido la sangre fría de matar a mi sobrina, ocultar el cuerpo y callar durante veintiún días de una forma fría y calculadora, no debe salir porque es un asesino en potencia".

En su declaración a la Policía, Miguel Carcaño ha relatado que se enzarzó en una discusión con Marta y él acabó golpeándole en la cabeza con un cenicero. Después, para deshacerse del cuerpo, contó supuestamente con la ayuda de uno de sus mejores amigos, Samuel B., de 20 años, que también está detenido. En este caso, la policía le acusa de haber actuado como cómplice al colaborar con el presunto homicida para arrojar el cadáver por un puente peatonal poco transitado que cruza el Guadalquivir.

Un trabajo "muy duro"
Comentarios