lunes 21/9/20
TURISMO

El turismo inglés abandona España y se vuelca en Portugal

Algar de Benagil en el Algarve Portugués
Algar de Benagil en el Algarve Portugués

Las recomendaciones del gobierno inglés de no viajar a España y la imposición de cuarentenas a los que lo hagan está haciendo volver la vista a los turistas británicos hacia un destino cercano. Portugal.

Tal es la avalancha que está viviendo el país luso que el Gobierno portugués ha enviado refuerzos para el control de fronteras a Faro, capital del Algarve y una de las zonas con una industria turística más desarrollada y competitiva. Sin duda este hecho, y la ventaja comparativa en precios y servicios puede llevar a que cambio de destino de los ingleses no sea sólo coyuntural sino que se convierta en tendencia los próximos años.

Portugal es el único destino del Mediterráneo Occidental que está abierto al turismo, que tiene unas cifras de contagios muy bajas, y al que todos los países importantes de Europa aceptan enviar viajeros. Las aerolíneas están volcando sus aviones a este aeropuerto, si bien la capacidad del mismo para atender la demanda es pequeña comparada con otros lugares como Palma de Mallorca o Tenerife.

El principal motivo de preocupación es que se está produciendo una avalancha de británicos, que han de pasar por fronteras, por lo que las colas son interminables, sin respetar la distancia de seguridad establecida en el país y con el riesgo de que un caso de coronavirus pueda destruir la alegría general.

Igualmente, el aeropuerto ha tenido que buscar rápidamente al personal porque, dando por perdida la temporada, nadie esperaba este súbito resurgimiento.

Hay que tener presente que los británicos sólo pueden viajar a Portugal e Italia, siendo este último país menos habitual como destino turístico de sol y playa.

En pocos días, el número de británicos aumentó un 190 %. La cuarentena para Portugal cayó el pasado 20 de agosto y desde ese día se han incrementado considerablemente los vuelos.

Se espera que el mes de septiembre pueda suponer una recuperación del destino, aunque se duda pueda compensar el resto del año.

Los hoteles presentan algunos casos de overbooking, si bien hay mucha oferta disponible. El presidente de la asociación de hoteleros del Algarve, Eliderico Viegas, ha manifestado que no está seguro de que esta explosión de la demanda fuera a ser suficiente para compensar la tremenda crisis económica que se generó hasta ahora.

El turismo inglés abandona España y se vuelca en Portugal