domingo. 21.04.2024

Aquellos que tengan uralita en casa y tengan previsto retirarla es preciso que sepan que este proceso resulta más complejo de lo que pudiera parecer a simple vista. Debido a la peligrosidad de este material, la operación exigirá la contratación de una empresa especializada, así que olvídate de hacerlo de manera particular.

La compañía encargada de este trabajo debe cumplir con el Real Decreto 396, además de permanecer inscritas en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto.

¿Qué es la uralita? ¿Qué relación tiene con el amianto?

La uralita es un material, por lo general, utilizado en el ámbito de la construcción que toma su nombre de la empresa que se ocupaba de la fabricación y comercialización de fibrocemento. Ambos términos, uralita y fibrocemento, se pueden utilizar de manera indistinta ya que significan lo mismo.

Se trata del resultado de mezclar cemento con una fibra, que por lo general son de minerales naturales, aunque también se emplean fibras sintéticas o vegetales. Las citadas fibras se mantienen en un estado sólido y fijado al conjunto debido al poder del cemento que actúa como aglomerante. 

Se trata en todo momento de minimizar riesgos y obtener unos resultados fiables. Además de proteger a nuestra salud, también estaremos haciendo lo propio con nuestro entorno y el medio ambiente

El fibrocemento más conocido es el que se compone de fibra de amianto. Destaca por contar con unas potentes propiedades aislantes y de resistencia, aunque también destaca por ser especialmente tóxico para la salud.

El fibrocemento y por qué incorpora amianto en su formulación

El fibrocemento es una combinación de cimiento pórland y amianto, que se utilizaba principalmente en la construcción en la década de los 70. En nuestro país, el amianto blanco era empleado para la fabricación de placas onduladas de fibrocemento, aislantes, depósitos y conducciones de agua.

Consecuencias para la salud: ¿Es seguro es vivir con uralita en el hogar?

La fibra de amianto se considera un material tóxico, hasta el punto de que está prohibida su comercialización en Europa. En caso de tener uralita en casa, tampoco habría motivos para alarmarse. Sobre todo si presenta unas óptimas condiciones de conservación y apenas existe riesgo de desprendimiento de fibras

El verdadero problema lo encontramos cuando la uralita presente un cierto nivel de deterioro y acaba liberando fibras de amianto en el entorno.

Peligrosidad del amianto y su impacto en la salud humana

El desgaste o rotura de la uralita provocará la liberación de fibras de amianto, que pueden ser respiradas por las personas con el riesgo de sufrir enfermedades respiratorias con el tiempo. Esas fibras también pueden fijarse en la ropa para desprenderse en cualquier momento y extender aún más la contaminación.

Además, la prolongada exposición al amianto llega a provocar enfermedades graves como cáncer de pulmón, asbestosis o mesotelioma.

Retirada de uralita: ¿Cómo se realiza este proceso?

La peligrosidad del fibrocemento con amianto hace que la retirada de este material no deba hacerse de manera particular. Se trata de un proceso bastante delicado, ya que exigirá la contratación de una compañía especializada y de unos permisos que pueden demorarse unos cuantos meses.

Las condiciones de gestión de retirada aparecen recogidas en el Real Decreto 396/2006, de 31 de marzo. Entre otras cosas contempla lo siguiente:

  • Un plan de trabajo para que no haya una dispersión de fibras, además de los requisitos para su almacenamiento y transporte.
  • Los trabajadores deben estar debidamente formados para que conozcan las propiedades y riesgos del amianto, así como la trascendencia que tienen los medios de prevención y las prácticas seguras.
  • Una evaluación de riesgo en donde se garantice que ningún profesional permanecerá expuesto a una determinada concentración de amianto.

El valor de confiar en empresas especializadas

Confiar esta tarea en una empresa especializada, como puede ser Desatascos Henares, supone toda una garantía. Comprueba que cumplan con el Real Decreto 396 y que se encuentren en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto, que se ocupan de gestionar las comunidades.

Gracias a la labor de estos profesionales tendrás la seguridad de que todo estará bajo control y se siguen los protocolos que marca la ley. Por lo tanto, no habrá ningún tipo de riesgo para la salud de las personas.

Precio y duración del proceso de retirada del amianto

El proceso de retirada del amianto también implica un posterior transporte y una descarga en un lugar autorizado. El precio de quitar un tejado de uralita oscila entre los 20 y los 50 euros el metro cuadrado. A ello se le debe sumar el transporte y descarga, que alcanza de media los 100 euros el metro cúbico.

Se estima que desde que se obtienen los permisos hasta que se produce la retirada llegan a transcurrir entre tres y cuatro meses. Las condiciones que se imponen son muy severas y exigen el cumplimiento de una serie de formalidades.

Ventajas de una eliminación adecuada y segura de la uralita con amianto

Deshacerse de la uralita implica la intervención de equipos especializados y con conocimientos. Hacerlo de una forma correcta, siguiendo las pautas que impone la normativa, permitirá conseguir una gran seguridad, evitando cualquier tipo de enfermedad grave para los trabajadores, pero también para el resto de personas

Se trata en todo momento de minimizar riesgos y obtener unos resultados fiables. Además de proteger a nuestra salud, también estaremos haciendo lo propio con nuestro entorno y el medio ambiente.

Tengo uralita en mi casa, ¿qué debo considerar para su retirada?