martes 19/10/21

Suicidio, Covid 19 y medios de comunicación

En la publicación JAMA de abril de 2020, se reporta que las tasas de suicidio han aumentado en los EE. UU. durante las últimas dos décadas. 

Los últimos datos disponibles muestran la tasa de suicidio ajustada por edad más alta en los EE. UU. Desde 1941. Es en este contexto que la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) golpeó a EE. UU. En cuanto a los modelos de enfermedades, se han llevado a cabo acciones de salud pública históricas y sin precedentes para frenar la propagación del virus. Se han implementado notables intervenciones de distanciamiento social para reducir fundamentalmente el contacto humano. Si bien se espera que estos pasos reduzcan la tasa de nuevas infecciones, el potencial de resultados adversos sobre el riesgo de suicidio es alto. Se podrían tomar acciones para mitigar las posibles consecuencias no deseadas en los esfuerzos de prevención del suicidio, que también representan una prioridad nacional de salud pública.

En un artículo de la revista Lancet Psychiatry, una de las de mayor impacto científico, se publicó un artículo de 2020, titulado Reporting on suicidal behavior and Covid 19, need for caution, se pone de relieve la importancia que tienen los medios de comunicación, en cuanto a dar una información correcta y veraz en el tema del suicido, para evitar el efecto llamada, y por tanto, que potenciales suicidas tengan una conducta de imitación.

Se avisa en esta publicación de que este tema es de especial relevancia en la pandemia actual de la Covid 19, ya que se han potenciado los factores de riesgo asociados al suicidio como el aislamiento, el desempleo, problemas económicos, estrés familiar, violencia de género, etc. En este contexto es primordial el tratamiento de las noticias sobre este tema, no contribuyendo que aumenten los potenciales de suicidio. En este artículo se resalta la reproducción en estos medios de noticias e investigaciones sobre el suicidio de forma equilibrada. En este sentido, es muy importante el lenguaje empleado, sobre todo en dar las noticias con titulares sensacionalistas. Debe evitarse la asociación per se de suicidio o riego del mismo, con enfermedad mental. El suicidio no sólo de da en enfermedades mentales como la depresión o la esquizofrenia. Distintos acontecimientos vitales adversos pueden precipitar el riesgo autolítico.

Recomendaciones para informar sobre el suicidio en relación con la pandemia del COVID-19

Evitar hacer comentarios especulativos y predicciones sobre el posible aumento de las tasas de suicidio, porque pueden resultar en historias sensacionalistas que simplifican demasiado el tema.

No utilizar un lenguaje alarmista para describir cualquier efecto potencial de la pandemia, dado que puede generar titulares de noticias sensacionalistas.

Tener especial cuidado a la hora de abordar las implicaciones a largo plazo de la pandemia en la salud mental y el comportamiento suicida (por ejemplo, los efectos económicos y la posible pérdida de empleo), para evitar una cobertura mediática inútil o sensacionalista que podría contribuir a la ansiedad y la sensación de desesperanza de las personas.

Utilizar las oportunidades de los medios para promover la importancia de apoyar la salud mental de las personas durante este momento difícil y para asegurarse de que el apoyo esté disponible para quienes más lo necesitan.

Tener en cuenta que las historias que muestran cómo las personas manejan su salud mental y su recuperación se han relacionado con reducciones en las tasas de suicidio. Estas historias esperanzadoras pueden servir como testimonios poderosos para otras personas que podrían estar pasando por dificultades.

Recordar a las personas que el suicidio se puede prevenir y fomente la búsqueda de ayuda señalizando fuentes de apoyo. Tener en cuenta estos puntos en las redes sociales. Muchas personas estarán preocupadas por la pandemia y querrán hablar sobre ella, pero es posible que no siempre estén al tanto de los riesgos o no tengan el conocimiento de cómo hacerlo de manera segura.

Por último, esta reflexión de Albert Camus: “El único problema verdaderamente filosófico serio es el suicidio. Juzgar si la vida es o no digna de vivir es la respuesta fundamental a lasuma de preguntas filosóficas"

Suicidio, Covid 19 y medios de comunicación