miércoles. 22.05.2024
mujer_habilidad

Cuando hablamos de habilidad estamos considerando la posesión o no de ciertas destrezas necesarias para cierto tipo de ejecución.

Al hablar de habilidades sociales nos referimos a todas las destrezas relacionadas con la conducta social en sus múltiples manifestaciones.

El término habilidad se emplea para destacar que la competencia social no es un rasgo de la personalidad, sino un conjunto de respuestas específicas asociadas a determinadas clases de estímulos que son adquiridas mediante procesos de aprendizaje.

La compleja naturaleza de las habilidades sociales ha dado lugar a numerosas definiciones. Generalmente, las habilidades sociales son consideradas como un conjunto de comportamientos interpersonales complejos. Cuando estas habilidades son apropiadas, el resultado es una mayor satisfacción personal e interpersonal, tanto a corto como a largo plazo.

HABILIDADES SOCIALES: GÉNERO

Podemos decir que las habilidades sociales son un repertorio de comportamientos verbales y no verbales a través de los cuales los niños incluyen las respuestas de otros individuos (por ejemplo, compañeros, padres, hermanos y maestros) en el contexto interpersonal. Este repertorio actúa como un mecanismo a través del cual los niños inciden en su medio ambiente obteniendo, suprimiendo o evitando consecuencias deseadas y no deseadas en la esfera social… En la medida en que tienen éxito para obtener las consecuencias deseadas y evitar o escapar de las no deseadas sin causar dolor a los demás, se considera que tienen habilidades sociales.

También se puede decir que las habilidades sociales son la capacidad para interactuar con los demás en un contexto social dado de un modo determinado que es aceptado o valorado socialmente y, al mismo tiempo, personalmente beneficioso, mutuamente beneficioso, o principalmente beneficioso para los demás.

El género, no la política, es un factor mucho más importante para determinar las habilidades sociales de las personas

Un reciente estudio pone en tela de juicio la idea de que ser político te hace bueno para comprender a los demás: muestra que el género, no la política, es un factor mucho más importante para determinar las habilidades sociales de las personas.

El análisis de una muestra de 4.000 personas de todo el Reino Unido, compilado por un equipo de psicólogos de la Universidad de Bath, destaca que ser mujer y educado son los mayores determinantes de si puedes entender o leer las mentes de los demás.

Para su estudio, los psicólogos investigadores del trabajo analizaron las cualidades asociadas con la comprensión a los demás, como la amabilidad, la recogida de pistas sutiles y la autorreflexión.

En psicología, esto se conoce como "teoría de la mente": en resumen, es la capacidad de comprender a otras personas atribuyéndoles estados mentales.

El equipo enfatiza que estos resultados representan promedios, pero dicen que su estudio es un recordatorio importante sobre los impulsores del acuerdo y el desacuerdo en la vida pública. Sus hallazgos se publicaron en la revista PLOS One.

SER EDUCADO Y SER MUJER

La edad solo se asoció con la comprensión de los demás en la vida posterior: en promedio, las personas mayores tenían una capacidad más pobre para comprender a otras personas.

El Dr. Punit Shah, autor principal, profesor asociado y experto principal en procesamiento cognitivo social en la Universidad de Bath explica:

"En un mundo donde parece cada vez más difícil mantener y expresar diferentes puntos de vista, es crucial que entendamos las barreras para conectarnos con otras personas. Las opiniones políticas a menudo se consideran una barrera, pero nuestra investigación en realidad muestra que la política de una persona no está, de hecho, vinculada a lo bien que entienden a los demás. Es importante destacar que no solo encontramos una ausencia de evidencia de un vínculo político en el estudio. Los análisis también proporcionaron evidencia de ausencia de este vínculo. Este es un hallazgo socialmente importante que podría ayudar a romper algunas barreras artificialmente construidas entre las personas y, en última instancia, mejorar la comprensión entre las diferentes personas de nuestra sociedad".

Shah argumenta que el vínculo entre ser educado y ser mujer y comprender mejor otras perspectivas también es importante. Y añade:

"Históricamente, las perspectivas masculinas han sido priorizadas en la sociedad. Por supuesto, estamos viendo que esta narrativa disminuye con el tiempo, e investigaciones como la nuestra aportan evidencia adicional para resaltar el importante papel de la educación y ser mujer para la comprensión social y la cohesión en la sociedad, mucho más que la política".

Para llevar a cabo la investigación, el equipo pidió a los miembros del público que proporcionaran detalles sobre sus antecedentes sociodemográficos, así como que calificaran sus creencias políticas (que van desde 1 = muy liberal, a 7 = muy conservador).

También utilizaron una "prueba de lectura mental" para determinar qué tan bien los participantes entendieron lo que otras personas están pensando. Esta prueba pide una serie de afirmaciones simples, como: "Por lo general, puedo entender el punto de vista de otra persona, incluso si difiere del mío"; o "Me resulta fácil ponerme en el lugar de otra persona".

La también investigadora del estudio, la doctora Rachel Clutterbuck, enfatizó que estos hallazgos podrían mejorar nuestra comprensión de las diferencias sociales entre las personas:

"Las razones por las que algunas personas son mejores para entender a otras no se entiende bien, pero esta investigación proporciona una visión de algunas diferencias individuales, como el género, que pueden ayudar a explicar estas diferencias sociales. Nuestros resultados son nuevos porque el estudio consideró muchos factores, como el género, la educación, la edad y la política, en conjunto, en lugar de mirarlos por separado como sucede a menudo. Cuando hacemos esto, está claro que el género está, con mucho, más fuertemente vinculado a qué tan bien se entiende a los demás”.

Este hallazgo resalta la complejidad de la vida social y nos recuerda que debemos considerar los diversos factores que pueden contribuir a comprender y llevarse bien con alguien.

Poe último, compartir esta reflexión de Karl Marx:

"El progreso social puede ser medido por la posición social del sexo femenino”.

Cómo el sexo (femenino) determina habilidades sociales