#TEMP
lunes 23/5/22

Ser Mujer en España: un perfil con luces y sombras

AGNESE MARRA
La presencia y la visibilidad femenina es un hecho constatable, pero se mantiene la desigualdad, la violencia y en los últimos tres años también se han convertido en las más pobres. Este domingo se celebra su día, por la Mujer Trabajadora.
> La mujer es la más golpeada por la crisis
NUEVATRIBUNA.ES - 05.03.2009

El Día Internacional de la Mujer se celebra a escala mundial. La participación y sobre todo la visibilización femenina han incrementado considerablemente en una parte del mundo, en otra, las mujeres siguen siendo las grandes víctimas del hambre, la pobreza y la violencia.

Si nos ubicamos en España, el papel de la mujer ha cobrado una presencia y una importancia mucho mayor, tal y como lo indica un informe que abarca los últimos 25 años y que ofrece el Instituto de la Mujer. Sin embargo la discriminación sigue existiendo, se sigue estando lejos de la igualdad y emerge un fenómeno que hacía tiempo que había desaparecido, una paulatina ‘feminización de la pobreza’.

La mujer no sólo adquiere otro papel simbólico, su presencia es muy real desde el punto de vista cuantitativo, ya que en los últimos años esta población ha aumentado en un 20%, siendo el fenómeno de la inmigración su causa fundamental.

LA MUJER EN CIFRAS

A través del informe elaborado por el Instituto de la Mujer, se dibuja un perfil femenino en los que se señalan los avances, los retrocesos y el punto muerto de algunas materias desde un punto de vista sociológico y con la igualdad como fin máximo.

El aumento de la población femenina no ha supuesto un aumento en el número de matrimonios, más bien la tasa de nupcialidad ha descendido significativamente, mientras que la de divorcios no ha dejado de incrementarse.

Pero el cambio más notorio ha sido la incorporación masiva de la mujer al mercado de trabajo. A pesar de ello, las féminas ostentan una tasa de actividad 10 puntos inferior a la masculina, y la tasa de paro femenina se situaba en 2007 en un 11%, mientras que la masculina en un 7%.

Su acceso al mercado laboral no ha supuesto mayor igualdad frente a los hombres. Las mujeres siguen ocupando los puestos peor remunerados, de baja cualificación y a tiempo parcial, en definitiva continúan los ‘empelos femeninos’ y los ‘empleos masculinos’.

La discriminación salarial ha sido el caballo de batalla de los movimientos feministas en materia de igualdad laboral. Los objetivos no se han conseguido y las mujeres siguen cobrando un 20% menos que los hombres en puestos con igualdad de condiciones.

Sin embargo las estadísticas señalan que ellas están mejor preparadas. Las mujeres suponen más de la mitad del alumnado inscrito en las universidades (exceptuando las carreras técnicas que están más masculinizadas) y representan el 65% del profesorado en la enseñanza primaria y media. Cuando se habla de profesorado universitario los datos cambian y el porcentaje femenino se reduce al 36%, por no hablar de las cátedras universitarias, donde las mujeres sólo alcanzan el 18%.

MUJERES Y POLÍTICA

La participación de mujeres en los diferentes órganos de decisión se ha incrementado de una forma espectacular. La afiliación a los principales partidos políticos ha pasado de un 21,2%, en 1984, a un 34,1%, en 2007.

Más llamativo ha sido aún el incremento de mujeres en el poder legislativo. Así, en el
Congreso de los Diputados se ha pasado de un exiguo 4,6%, en la legislatura 1982-1986, al 36,3%, tras las últimas elecciones de marzo de 2008; mientras que en el Senado, se ha pasado de un 4,35% a un 28,2%. Mayor aún es la actual presencia de mujeres en el conjunto de parlamentos autonómicos, donde, en 2008, había un 41,6% de mujeres, frente al 5,6% existente en 1983.

El poder ejecutivo ha alcanzado, igualmente, elevadas cotas de igualdad, especialmente en el Gobierno de la nación, ya que, desde 2004, los gobiernos son paritarios o, como ocurre actualmente, cuentan con mayor porcentaje de mujeres que de hombres (52,9%). En el conjunto de gobiernos autonómicos, el porcentaje es también elevado, situándose cerca del 40% en 2008.

Sin embargo, la presencia de mujeres en otros ámbitos políticos, como los diversos órganos constitucionales (Consejo de Estado, Consejo General del Poder Judicial, Tribunal de Cuentas, Consejo Económico y Social, etc.), sigue siendo muy reducida.

Como reducida sigue siendo la presencia de mujeres en las altas instancias de lo que
podríamos denominar “poder económico” (apenas un 6,5% de mujeres ocupan puestos en los Consejos de Administración de las grandes empresas del IBEX-35) o “poder cultural” (el número de académicas en las Reales Academias españolas apenas alcanza el 6,2%).

VIOLENCIA DE GÉNERO

Algunas situaciones han mejorado pero el papel de la mujer sigue lleno de luces y sombras, de las últimas la peor de todas es la omnipresente violencia de género. Según el informe del instituto de la Mujer hace algunos años esta lacra era una realidad oculta que en los últimos tiempos se ha hecho brutalmente visible.

Los últimos datos indican que en 2007 fueron 63.000 mujeres las que denunciaron ante los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, diferentes manifestaciones de violencia ejercida por sus parejas o ex parejeas.

El peso de los estereotipos, de los viejos patrones, la falta de educación y evidentemente problemas mentales, son algunos de las causas que se achacan a la persistencia de este fenómeno, que según las cifras indica que año a año disminuye.

FEMINIZACIÓN DE LA POBREZA

El fenómeno más preocupante y que ha comenzado a emerger en los dos últimos años, es el de la ‘femenización de la pobreza’ en 2006 la tasa de riesgo de pobreza en el caso de las mujeres, afecta a un 21,2%, mientras que en el caso de los hombres, se reduce a un 18%. El fenómeno se incrementa con la crisis económica y una vez más son las mujeres las que salen pero paradas. Las instituciones correspondientes se mantienen atentas.

ACTOS OFICIALES

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acompañado por la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, presidirá el sábado 7 de marzo el acto institucional que, con motivo del Día Internacional de las Mujeres, organiza el Ministerio de Igualdad.

Durante el acto, que será conducido por la presentadora Mara Torres, se expondrán varias proyecciones sobre la evolución de la situación de las mujeres en los últimos 25 años y la historia del 8 de Marzo.

Además, las actrices Neus Asensi, Asumpta Serna y Pilar López de Ayala realizarán una lectura de textos históricos y emblemáticos de autoras del movimiento por los derechos de las mujeres. El acto concluirá con la actuación de Amparo, del grupo Amparanoia.

Ser Mujer en España: un perfil con luces y sombras
Comentarios