SENTENCIA DE UN JUZGADO DE CIUDAD REAL

Absuelven a un joven que bromeó con la imagen de Cristo con un 'meme' en Instagram

Un juez desestima la demanda de una hermandad religiosa al entender que no hubo ofensa contra los sentimientos religiosos.

Imagen del Cristo del Consuelo de Torralba de Calatrava.
Imagen del Cristo del Consuelo de Torralba de Calatrava.

El juez determinó que usar la imagen de Cristo con fines humorísticos no es un delito

El juzgado número tres de lo Penal de Ciudad Real ha desestimado una demanda interpuesta por la hermandad religiosa del Cristo del Consuelo de Torralba de Calatrava por un supuesto delito contra los sentimientos religiosos.

La hermandad declaró sentirse ofendida por imágenes de un usuario de la red social Instagram, en las que utilizaba las imágenes del Cristo de la Localidad para lanzar una broma entre sus amigos.

El joven, que utilizó las imágenes del cristo en Instagram para componer unos “memes” en las cuales se podían leer frases como “la cara que te queda cuando a las 22:00 de la noche te dicen que mañana trabajas” o “cuando te la chupan”, se enfrentaba a una pena de multa de hasta 2.400 euros por un posible delito contra los sentimientos religiosos, en aplicación al artículo 525 Código Penal.

Según explica el despacho de abogados Egalia que ha llevado la defensa del autor de los ‘memes’, el juez, en sentencia del 3 de septiembre pasado, declaró la libre absolución del acusado “por entender que la intencionalidad del mismo no iba más allá de una burla burda e innecesaria’, pero de la cual en ningún caso podía apreciarse una voluntad por parte del autor de ofender a los sentimientos religiosos, y por tanto quedaba excluida cualquier responsabilidad penal”.

El autor de los hechos, el cual en el momento de la publicación contaba con 600 seguidores en Instagram y la cuenta cerrada al resto de usuarios de la red social, argumentó en el juicio que se trató de un “meme” con el único objetivo de “bromear con sus amigos”.

El asunto es similar al caso que vivió el cantautor Javier Krahe, ya fallecido, cuando fue acusado de blasfemia, en aplicación del mismo artículo del Código Penal, por un vídeo emitido en 2004 sobre 'Cómo cocinar a un Cristo' y por el que posteriormente fue absuelto.

También Willy Toledo, acusado por una supuesta vejación de los sentimientos religiosos, es otro de los casos más sonados. El actor fue detenido este miércoles en Madrid.

Los abogados encargados de defender al joven, Lidia Ruíz y Jorge Fernández, han declarado sentirse “muy satisfechos con la sentencia”, puesto que desde el principio “se entendió que se trataba de una broma, que en ningún caso debería haber acarreado un procedimiento penal; esta absolución era algo que considerábamos justo”.

Los letrados entienden que la sociedad está pidiendo un debate sobre la reforma del Código Penal para despenalizar este tipo de cuestiones, ya que en la práctica el tipo penal de ofensa a los sentimientos religiosos actúa como un delito de blasfemia. “No dejan de proliferar denuncias de quienes tienen poca tolerancia hacia las opiniones libres de los demás, y es preocupante que la fiscalía lejos de garantizar los derechos fundamentales de los ciudadanos, actúe en muchos casos como acusación ante conductas que no deberían perseguirse penalmente.  No hay que olvidar que está en juego el derecho a la libertad de expresión”, señalan.