sábado 23/10/21
MEDIACIÓN

Saquemos lo mejor del “Olimpo”

jjo
Simone Biles felicita al equipo ruso por su victoria

A nadie se le escapa que estamos viviendo un tiempo de Olimpiadas, esta vez en Tokyo. Como cada cuatro años, hacemos un seguimiento directo o indirecto de deportes y deportistas que durante el resto del tiempo, no prestamos atención en demasía. Remo, Tiro con Arco, Skate, Esgrima, Potro, Hockey Hierba… ¿de verdad somos seguidores o practicantes de estos y muchos otros deportes? Pero como cada cuatro años, nos emocionamos, leemos, los logros, hablamos de ellos.

Y lo que más valoramos estos días es el esfuerzo que les llevó a llegar a nuestros deportistas a unas Olimpiadas, callados, en silencio, fuera de los focos de la fama, con un esfuerzo titánico, privándose de muchas otras cosas, para conseguir sus sueños. Es más podemos decir que una vez más se hace comunidad, ya que nos vemos halagados cuando alguien de nuestros país consigue lograr una medalla, incluso oímos con emoción el himno mientras sube al llamado “cajón” o podio.

Y eso me hace una vez más, seguir aprendiendo valores de la mediación. Como si de entrenadores se tratara, los mediadores intentamos en la medida de lo posible, que sean nuestros mediados los que hagan el esfuerzo de ver vías de solución. Son ellos y solo ellos, quienes deben trabajar con esfuerzo, lograr su sueño que no es más que salir del conflicto en el que se encuentran.

Sudor y lágrimas, dejando atrás muchas cosas que suponen un lastre para buscar una solución, renunciando a algunas cosas, para conseguir subir al podio del acuerdo, y obtener esa medalla que les recuerde que lo han conseguido, no en cuatro años, pero si en 3, 4, 5 sesiones, las que hagan falta, con tal de ver su esfuerzo recompensado.

Estamos en una olimpiada, con obstáculos, sacrificios, esfuerzos, emociones por lograr la meta, por afinar la puntería, por acertar de lleno.

Ojalá se “ponga de moda la mediación”, ello ayudará desde una forma totalmente humanista a mejorar la calidad de los acuerdos

Extrapolando lo que mencionamos, los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 corresponden, tal como indica su nombre oficial, Juegos de la XXXII Olimpiada, a los trigesimosegundos Juegos Olímpicos de la era contemporánea. Y de ellos surgen los llamados “valores del Olimpismo” que busca crear un estilo de vida mezclando el deporte con la cultura, la educación y la cooperación internacional. Se basa en la alegría del esfuerzo, el valor educativo del buen ejemplo, la responsabilidad social y el respeto a los principios éticos fundamentales universales.

¿Por qué es importante el Olimpismo?

Según la “World Olimpian Association”, el objetivo del Olimpismo es “mostrar cómo el deporte puede hacer que todos seamos mejores ciudadanos mediante la combinación de la mente, el cuerpo y el espíritu”. Permitirme añadir, conocimiento, sentimientos y anhelos. “Su meta es ayudarnos a promover mejores relaciones entre las comunidades y las naciones, ayudándonos a vivir en armonía entre nosotros. El Olimpismo nos dice que el deporte es un derecho universal y que todos deberíamos tener la posibilidad de practicarlo. El Olimpismo es una gran manera de demostrar cómo todo el mundo puede mejorarse a sí mismo. Pierre de Coubertin dijo: "El Olimpismo no es un sistema, es un estado de la mente. Puede extenderse a una amplia variedad de modos de expresión y ninguna raza ni época puede reclamar el monopolio del mismo".

Amigos que importantes mensajes, de los que extraigo, la necesidad por trabajar no solo la mejora personal, sino del colectivo, eso es lo que nos hace en nuestro trabajo reconocer al otro aunque no compartamos sus ideales. Que las emociones, que circunvalan continuamente nuestras actividades, nos permitan participar en la salida de un problema y cuya meta está el éxito. Y por último, nunca me cansaré de repetir, que la mediación no es “patrimonio de nadie” (aun recuerdo en mis comienzos aquellos colectivos de abogados o psicólogos que exigían ser los verdaderos artífices de esto que se alumbraba como mediación), pero si es “responsabilidad de todos”.

¿Qué ha logrado el Olimpismo que nos pueda servir en nuestro aprendizaje?

Mediante el espíritu del Olimpismo y de los Juegos Olímpicos se promueve el deporte, la cultura, la educación y los valores positivos en el mundo moderno. El Comité Olímpico Internacional, también ayuda con programas que nos permiten conocer nuevos países, nuevas culturas. Por eso de ellos surgen las reglas del juego limpio y a los diferentes competidores deportistas de cada país, les conmina a luchar contra las prácticas no éticas e ilegales, tales como el doping y el arreglo de partidos, que manchan la imagen del deporte, puede impedir que las personas vayan por el mal camino y arruinen la experiencia deportiva de deportistas y aficionados.

Y de ellos han derivado lo que llamamos valores del Movimiento Olímpico que brevemente os reseño:

La amistad: Nos alienta a considerar el deporte como una herramienta que contribuye a promover una comprensión mutua mayor entre las personas y la gente de todo el mundo. Los Juegos Olímpicos inspiran a la gente a superar diferencias políticas, económicas, de género, raciales o religiosas y forjar amistades a pesar de esas diferencias.

El respeto: Este valor incorpora el respeto por uno mismo, por el cuerpo propio, por los otros, por las reglas y regulaciones, por el deporte y el ambiente. En relación con el deporte, el respeto se refiere al juego limpio y a la lucha contra el doping y todas las conductas poco éticas. Se sustenta por tanto en la no discriminación.

La excelencia: Consiste en dar lo mejor de uno, en el campo de juego y en su vida personal y profesional. Se trata de esforzarse al máximo para ganar, pero también de la alegría de participar, alcanzar las metas personales, empeñarse en ser y hacer lo mejor en la vida diaria y beneficiarse con la saludable combinación de cuerpo, mente y voluntad fuertes.

El humanismo. Las actividades del Movimiento Olímpico colocan a la gente en el centro de su atención garantizando que la práctica del deporte permanezca como un derecho humano.

La universalidad. El deporte es de todos. En todas sus decisiones y acciones, el Movimiento Olímpico tiene en cuenta el impacto universal que el deporte puede tener en las personas y la sociedad.

Y la solidaridad. El Movimiento Olímpico está comprometido con el desarrollo de programas que, en conjunto, generen una respuesta social significativa y exhaustiva a los problemas que puede ayudar a solucionar.

Bien podríamos queridos amigos, aprender de estos valores en nuestra profesión. Analizarlos como queráis, pero respeto, humanismo, igualdad, no desequilibrio del poder, percepciones respetando la del otro, no renuncia a nuestros valores cuando estemos en conflicto.

Pero hoy, que estamos en plenas Olimpiadas en Tokyo, solo os mencionaré uno: la universalidad. Ojalá se “ponga de moda la mediación”, ello ayudará desde una forma totalmente humanista a mejorar la calidad de los acuerdos, y sobre todo a que cualquier persona que viva un conflicto y con no sin esfuerzo, quiera salir de él, se beneficie de nuestro trabajo.

Saquemos lo mejor del “Olimpo”